¡OH! 2022, ¿QUIÉN PODRÁ DEFENDERNOS?

Esta célebre frase nos hará recordar al superhéroe de la serie de televisión mexicana, El Chapulín Colorado, un personaje muy aclamado por el público, pero a su vez, un héroe poco común, torpe y desorientado. Este, para desgracia de sus seguidores, es quien mejor personifica a la mayor amenaza para la democracia en Colombia en el 2022, un superhéroe que dice tener, pero no tiene superpoderes, en otras palabras y para ser precisos, un populin colombiano.

Un populin colombiano es el que cuenta con toda su astucia para usar el debilitamiento de la confianza pública, las instituciones y los partidos políticos como campaña electoral, porque un personaje como este, no es exactamente el más popular, sino el más populista y por eso representa lo que describen los ilustres profesores en Ciencia Política de la Universidad de Harvard,  Steven Levitsky y Daniel Ziblatt, en su libro ‘How democracies die’ (Cómo mueren las democracias), como un ‘outsider’ o intruso, un mal remedo de héroe, disfrazado de su verdadero personaje, un autoritario.

La principal característica de este populin es andar con su chipote chillón aplastando la democracia, utilizando pastillas de chiquitolina para disminuir la legitimidad de sus oponentes, bien sintonizado a sus antenitas de vinil, conectadas a sus más profundos sentimientos, el odio y la violencia, y con su chicharra paralizadora, amenazando con restringir los derechos civiles. Todos sus movimientos al estilo del Chapulín, fríamente calculados.

¡Síganme los buenos! diría este populin que se vende como el adalid de  los colombianos, pero que es en realidad el intercesor de los peores villanos de la historia del país, sentados en los más cómodos asientos, con fines clarísimos, defender la impunidad. No lo olviden, él es un torpe, que atrapa a los inocentes y deja ir a los bandidos.

Entonces, ¿Quién podrá defendernos?, partamos de ahí, los colombianos no necesitamos un superhéroe, necesitamos a alguien de carne y hueso, un presidente que llegue en el 2022 y tenga como prioridad tres pilares fundamentales, el primero, recuperación de la economía, generación de empleo y disminución de la pobreza; el segundo, continuidad en el manejo oportuno a los temas de la pandemia, salud pública y vacunación; y por último, fortalecimiento de las instituciones y despolitización de la justicia.

Vienen tiempos difíciles y con ellos, retos importantes para Colombia, se acercan unas elecciones sin precedentes que prometen grandes expectativas para el futuro del país. Eso sí, lejos de populines y trepadores al poder, porque en palabras del buen Chapulín, “al flojo y al mezquino, mientras más lejos mejor”.

A propósito, y para los seguidores del Chapulín, el próximo año se cumplen los 50 años de este simpático y particular personaje que a muchos nos hará recordar bellos tiempos de infancia.

La ñapa: Sobre la supuesta visita de Petro con el Papa, ni el Chapulín Colorado se atrevió tanto.

Ornella Suárez Vidal 

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?