ANALISIS DE LA GUERRA COMO FACTOR DIFERENCIADOR EN EL DESARROLLO DE UNA SOCIEDAD

Existen diversas teorías acerca de la naturaleza de la guerra y de sus causas, como las que abarcan los mismos orígenes del hombre, siendo descrita inclusive dicha violencia en textos sagrados de diferentes religiones y que en el caso de la biblia se ve reflejado en el asesinato de Abel en manos de su hermano Caín (Gen, 4, 1-16), hasta las que examinan esos nuevos fenómenos de conflicto entre las naciones, los cuales se conciben fundamentalmente en esta última década y cuya cúspide es la denominada “guerra cibernética”, en la cual algunos expertos en dicha materia como es el caso de Alexander Klimburg del Instituto Austriaco de Política Internacional, sostienen que esta es “la guerra asimétrica definitiva”.

Pero indudablemente en toda esta evolución de la guerra el ser humano siempre jugará más que un papel predominante tanto en sus causas ya sean justificables o no, como en los efectos de la misma tanto positivos y/o negativos, ante lo cual la misma se ha convertido a través de la historia en un instrumento de solución a lo que la razón y el dialogo no pueden lograr, ya sea entre otras razones por zanjadas diferencias principalmente de índole político, religioso, demográfico, territorial, económico, social, cultural, normativo y militar, ante lo cual la mayoría de ilustrados en esta materia tienden a estudiar más la guerra y sus causas que la misma paz en general, que si bien pueden estar entrelazados sus efectos en el desarrollo de la misma sociedad, se darán en una forma más o menos traumática para sus integrantes dependiendo del bando en el que se encuentren. (Lectura No 01, Las Causas de la Guerra, Michael Hoard).

Consecuente con lo anterior Virgilio (siglo I a. C.) afirmó que “las guerras, todas las guerras, son horribles”, para Horacio (siglo I a. C.) “las guerras son lo odiado por las madres” y Silio Itálico (92 d.C.) escribió que “la paz es la mejor de las cosas que al hombre le ha sido dado conocer; es preferible la sola paz que innumerables triunfos”, para T. Hobbes (1588-1679) la guerra es un estado natural de “todos contra todos” y para  Immanuel Kant (1724-1804) concibe la guerra “como la expresión más clara del estado de naturaleza en que se encuentran los Estados” y para Clausewitz (1780-1831), la guerra es una relación entre objetivos políticos y bélicos.

Es así como dentro estas concepciones de la evolución de la guerra y de la participación de la sociedad y sus efectos en la misma, cobra relevancia el papel que cada persona juega en el misma, la cual se puede resumir en sus orígenes históricos en que los jóvenes participarían “directamente en las acciones del campo de batalla” y las demás personas como los hombres casados, las mujeres, los niños y los ancianos adelantarían labores de índole de logística como la fabricación de armas, ropa, transporte (Lectura No. 2 Creadores de la Estrategia Moderna), es decir que cada quien sería un piñón del engranaje de la maquinaria bélica, a la cual los políticos la encaminarían esencialmente a la derrota del enemigo a veces sin considerar los costos de dicha empresa. Ante lo cual surge la pregunta ¿la guerra trae beneficios o no al desarrollo equilibrado de una sociedad? cuestionamiento que no es fácil de resolver por su connotación polémica dadas las mismas complejidades en retrospectiva de los momentos históricos en que estas se han desarrollado.

Ante lo cual, se debe analizar per se que la guerra trae independientemente de la época histórica en que acaece un elemento connatural a la misma como es la generación de muerte y destrucción por lo cual, en forma objetiva aquella quebranta indudablemente la misma vida del ser humano, conducta bélica que de por sí ya es bastante cuestionable,  al respecto Santo Tomás aduce, como regla general, que es justa la conducta de quien para defender su vida ejecuta un acto de defensa proporcional a la agresión sufrida… incluso si ello conlleva la muerte del agresor, puesto que el “hombre está más obligado a proveer a su propia vida que a la ajena” (Santo Tomás, 1959, VIII: 447)

Conforme a lo anterior es pertinente traer a colación la gráfica realizada por el profesor Max Roser en “War and Peace before 1945”, publicado en OurWorldInData.org.  En él, el investigador de la Universidad de Oxford, plasma el estimativo de las muertes causadas por causa de la guerra desde el siglo XV, en el cual se puede observar que los mayores picos de esta se produjeron en el siglo XX, algo contradictorio desde el punto de vista de la aplicación de la ciencia y tecnología en el mencionado siglo. 

 

Grafica 1. Muertes generadas en conflictos desde el año 1400.

Observándose igualmente en la gráfica que, a partir de la Segunda Guerra Mundial, todo cambia para bien o para mal en el camino de la humanidad y de la sociedad en su desarrollo, siendo esta la guerra más sangrienta de toda la historia en la cual fallecieron aproximadamente 50 millones de personas (Okdiario.com, 2021), lo que equivaldría en la actualidad a la aniquilación de toda la población que posee Colombia. El mundo no dejó de combatir, pero sí dejó de aniquilarse a sí mismo. Igualmente sostiene el profesor Max Roser “que el número de muertes por combates continúa descendiendo, pero igualmente continúan generándose conflictos a nivel global”, representando la mayoría de dichas confrontaciones en estos últimos 50 años a nivel de mundial los denominados Conflictos Armados de Carácter no Internacional (CANI).

Otros autores como el profesor Antonio José Romero Ramírez, Doctor adscrito al Departamento de Psicología Social y Metodología de la Universidad de Granada, España consideran que la guerra trae otros efectos negativos para la sociedad y para el mismo Estado como lo podrían ser (i) la suspensión del Estado de derecho, y como efecto de esto determinados derechos de la ciudadanía; (ii) la mutación de la actividad económica del país de un modelo civil de consumo a uno de economía de guerra, en el cual la mayoría de la población civil se ve sumergida a un sin número de privaciones y desgracias, (iii) los costos igualmente en la economía de un país en las actividades tendientes a la capación de índole militar a los civiles que son incorporados para la guerra, y (iv) las posibles las alteraciones en el comportamiento de los combatientes los cuales pueden llegar a cometer actos de graves violaciones a los Derechos Humanos y al Derecho Internacional Humanitario, con fines de otra arma de guerra (Romero A, Guerra y paz, 2008).

Aunado a lo anterior las guerras traen consigo el desplazamiento forzado de personas las cuales tienen que dejar sus hogares o huyen debido a los conflictos, la violencia, las persecuciones y las violaciones de los derechos humanos. Según informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR), presentado en el mes de junio del año en curso, “el número de personas desplazadas a la fuerza en el mundo alcanza un nuevo récord”. Esta cifra es más del doble de la de hace una década, en 2010, cuando había 41 millones. “Hoy, 1 de cada 95 personas en el mundo son desplazados forzados”, (Informe de ACNUR Tendencias Globales de Desplazamiento Forzado 2020), en la cual Siria con 6,7 millones de desplazados alcanza el deshonroso primer lugar al cual le sigue Venezuela con 4 millones, ultimo desplazamiento suramericano que igualmente afecta a Colombia desde el año 2014.

En esta línea de efectos negativos encontramos otros trabajos de investigación, en los cuales se evidencian dichas consecuencias especialmente en el campo económico las cuales generan igualmente profundas heridas en la sociedad que van a ser difícil de sanar a lo largo de mucho tiempo, fruto de la destrucción provocada por este tipo de procesos, la inflación, el excedente de mano de obra, la poco productiva distribución de los recursos por parte de los gobiernos o el incremento de la deuda pública, la afectación el comercio exterior y a la misma estructura del país (González M, 2017).

Como ejemplo de estos efectos negativos en la economía de un país encontramos el caso de Alemania el cual solo hasta el año 2010 pudo cancelar la totalidad de lo adeudado por concepto de reparaciones generadas con ocasión de la primera guerra mundial, es decir que tan solo pasados 92 años de terminado este conflicto de carácter internacional pudo cancelar la última cuota de su deuda la cual ascendía a 69,9 millones de euros (Publico.es, 2010), cifra que representaría para un país como Colombia un importante componente de inversión entre otras áreas como la defensa, educación, la salud.

Ahora bien, existen otras posiciones las cuales sostienen que la guerra trae igualmente efectos positivos sobre las sociedades y sus economías, como es el desarrollo de la ciencia y la tecnología, la cual paradójicamente se vio exponencialmente fortalecida especialmente durante la segunda guerra mundial, avances que evidentemente se dan dentro de un contexto de uso bélico pero que con el devenir del tiempo, se desarrollaran y aplicaran igualmente en el campo civil, como es el caso de la aviación y sus innovaciones como la cabina presurizada y los sistemas de navegación, lo cual sin duda alguna gracias a dicho frenesí en la carrera de ganar dicho conflicto, sentó las bases para lo que es hoy en día el medio de transporte que redujo significativamente el mundo.

Otro avance que se dio fue el caucho sintético, creado por el inventor Waldo Semon desarrolló el “Ameripol”, un nuevo tipo de caucho sintético que era más barato y más sencillo de hacer, mejorando así la situación de los Aliados y ayudando a satisfacer las necesidades de Estados Unidos en la guerra. Igualmente, en materia de salud se vio popularizada la penicilina dado su uso como antibiótico necesario para evitar las infecciones en los hombres heridos en el campo de batalla. Igualmente potencio el uso de las computadoras y de la energía nuclear (Saldeño A, 2020).

No obstante, cada desarrollo tuvo un costo alto para la misma sociedad y humanidad, como es el caso de energía nuclear, la cual nace en la segunda guerra mundial, pero de la necesidad del hombre de tener un arma de destrucción masiva (bomba atómica), la cual le permitiera contar con un factor determinante en la consecución de la victoria sin consideración de más aspectos éticos que la misma eficacia de la Guerra, pensamiento que se resume en la actualidad en las palabras dadas por un asesor militar de las Fuerzas Armada Norte Americanas en relación con las armas biológicas: “estimo que tenemos una sola obligación moral – y esta obligación moral consiste en desarrollar lo antes posible aquel agente que mate al enemigo del modo más rápido y económico posible” (Kottow M,2002)

Como conclusiones, tenemos que evidentemente existen argumentos en favor y en contra de la Guerra, desde los que implican cuestionamientos y justificaciones morales (vida), legales y económicos, hasta los que afirman que efectivamente como consecuencias de estas guerras la humanidad ha tenido grandes avances tecnológicos y científicos; especialmente los generados como resultado de la segunda guerra mundial.

No obstante, todos estos desarrollos tecnológicos y científicos han representado para la humanidad igualmente unos costos muy elevados, los cuales no son fácilmente de cuantificar o ponderar en fórmulas matemáticas, dado que a la par estos se suscitan otros intangibles como el dolor con ocasión a un instrumento que el ser humano emplea cuando la razón y el dialogo no son suficientes, como lo fue “holocausto” representado en el genocidio del pueblo judío durante la Segunda Guerra Mundial, ocasionando igualmente grandes sufrimientos especialmente en las personas que viven en carne propia sus rigores, como es el caso de los soldados quienes afrontan las vicisitudes del conflicto de una manera que ningún otro miembro de la sociedad pudiese llegar a entender.

Por último, la Guerra igualmente como cualquier actividad del ser humano representa en algunos casos beneficios particulares a los intereses de unas pocas personas o naciones dada su capacidad de producción y/o industrialización como política en el ámbito internacional, como lo anunció The New York Times, la Primera Guerra Mundial “fue el negocio del siglo para los fabricantes de acero y armas”; ejemplo la empresa de municiones Du Pont cuyas acciones crecieron 375% en esos años. (Dinero.com, 2019)

 

 

TC(RVA) FAIVER CORONADO CAMERO

Magister en seguridad y Defensa Nacionales Docente Departamento de Estrategia Escuela Superior de Guerra Colombia.

Docente DEEST ESDEG.

DESCARGAR COLUMNA

 

REFERENCIAS

Kottow M. 2002. Bioterrorismo, biodefensa, bioética file:///C:/Users/julia/OneDrive/Escritorio/varios/ESDEGUE/PENSAMIENTO%20CRITICO/BIOTERRORISMO.pdf

Saldeño A. marzo 2020. Grandes avances tecnológicos logrados en la Segunda Guerra Mundial. https://www.tekcrispy.com/2020/03/12/avances-tecnologicos-segunda-guerra-mundial/

publico.es. 2010. Alemania paga sus últimas deudas de la Primera Guerra Mundial. https://www.publico.es/internacional/alemania-paga-ultimas-deudas-primera.html.

González M. 2017. Los efectos económicos de la guerra. Universidad de Sevilla. María

Magnet. Este gráfico cuenta cuánta gente ha muerto en guerras desde 1400. https://magnet.xataka.com/en-diez-minutos/por-que-tenemos-suerte-de-vivir-en-la-epoca-en-la-que-vivimos-en-un-solo-grafico

Mölzer A. Pregunta con solicitud de respuesta escrita E-9680/2010 a la Comisión Parlamento Europeo Artículo 117 del Reglamento (NI). https://www.europarl.europa.eu/doceo/document/E-7-2010-9680_ES.html

Okdiario.com. 2021. ¿Cuál fue la guerra más mortífera del mundo? https://okdiario.com/curiosidades/5-guerras-mas-sangrientas-historia-740373

Romero Ramírez, Antonio José. (2008). Guerra y paz. Revista mexicana de sociología, 70(3), 589-617. Recuperado en 27 de agosto de 2021, de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0188-25032008000300005&lng=es&tlng=es.

Banco Mundial. 2015. Preguntas frecuentes: Desplazamiento forzado, una crisis mundial cada vez mayor. https://www.bancomundial.org/es/topic/fragilityconflictviolence/brief/forced-displacement-a-growing-global-crisis-faqs.

Dinero.com. 2019. ¿Cómo ganan dinero con las guerras? https://www.dineroenimagen.com/economia/como-ganan-dinero-con-las-guerras/89348.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?