CON SU PEDAZO DE ACORDEÓN

Si a alguien le sale la letra de la canción del inmortal Alejo Durán Pedazo de acordeón es al décimo Rey del Festival de la Leyenda Vallenata 1977, José María Chema Ramos Rodríguez, urumitero raizal y parte de una Dinastía del folklor vallenato, del Vallenato clásico, que empezó con su padre José María Ramos Rojas y se prolonga con su hijo, el también Rey 23 años después (2000), José María Ramos Navarro.

Hasta el año 1998, cuando se coronó como Rey Saúl Lalleman a los 18 años, mantuvo su otro título, el de ser el más joven en alzarse con el título de Rey cuando apenas cumplía sus 28 años y lo logró haciendo gala de su virtuosismo en la ejecución del acordeón, legado este que le deja a su hijo para que el Vallenato no muera, ahora que él, mortal como todos los humanos, ha partido a su encuentro con Dios.

Me imagino a Chema Ramos, mi amigo, despidiéndose de su fanaticada con el acordeón en el pecho, interpretando con su estilo inimitable la canción del Negro grande del acordeón:

Este pedazo de acordeón/ ahí donde tengo el alma mía/ aquí tengo mi acordeón y parte de mi alegría/ay, por si acaso yo me muero, les quiero pedí un favor/Ay me llevan al cementerio este pedazo de acordeón!

Paz en su tumba!

 

Amylkar D. Acosta M[1]

[1] Miembro de Número de la ACCE

 

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?