CRONICAS DE VIAJE – NEW ORLEANS (PARTE 1 DE 2)

Quiso IVONNE LOURDES URBINA repetir su cumpleaños de 2019 con otro viaje, tal como hicimos en 2018 cuando fuimos a Patillal a celebrar el anterior. Pero en esta ocasión no fue con nuestras Familias y sus amigas de siempre al compas de la trifonia musical vallenata, porque la celebración esta vez consistía en ponerle una pequeña dosis de aventura a la conmemoración de su cumpleaños No 56 y asi recordar que el 28 de Enero de 1963 vino a este mundo la única hija de Tono Urbina y Rosarito Aroca.

El Plan de Viaje consistía en hacer un recorrido de 863 Millas por carretera (1,389 kms), que es la distancia que hay desde MIAMI hasta NEW ORLEANS, dibujando un trayecto circundante hasta la mitad del Golfo de México. Para poner un poco de contexto, es una distancia equivalente a viajar por carretera desde Barranquilla hasta Popayán (1,381 kms), pero obviamente bajo unas condiciones mas rápidas y mas seguras. Nos disponíamos a cubrir aproximadamente unas 2,000 Millas en los trayectos de ida y vuelta.

JUEVES  24-ENERO:

Durante el día tuvimos actividad normal, incluyendo la preparación del matalotaje que llevaríamos, con el fin de minimizar imprevistos inherentes al viaje terrestre. Además de nuestras pequeñas maletas, llevamos un termo con bebidas (agua y cervezas) y un baúl plástico que contenía elementos básicos, tales como papel de cocina, cafetera eléctrica, galletas, salchichas de lata, maní, una bolsa de chicharrones, una botella de vino y una botella de whisky. Una vez apertrechados, pusimos gasolina y arrancamos a las 4 de la tarde con destino a Orlando, donde vive mi hijo Carlos Orlando. En esta ocasión no pudimos ver a Toyita (nuestra nieta de 1 ano y medio), pues estaba con su mama Lisana Sanguino en New York. Llegamos a su apartamento a eso de las 8 y 30 de la noche y esperamos que Carlos Orlando llegara del trabajo a las 9 pm para salir a cenar con el. Fuimos a un Restaurante BULLA, para darle uso a una Gift Card que Victoria Eugenia nos había regalado de Navidad. Y los tres pedimos el mismo plato: Un exquisito “Rabo Encendido” como la primera cena del periplo.

VIERNES  25-ENERO:

Carlos Orlando comienza a trabajar a las 12 del día, por lo tanto, pudo prepáranos un buen desayuno. Y salimos a nuestra travesía por carretera a eso de las 10 y 30 de la mañana con destino a Pensacola, que es la ciudad mas al Oeste del Estado de Florida. Esta tan recostada al occidente, que esta ciudad tiene un uso horario diferente que el resto de la Península (1 Hr menos). Según Google, llegar a Pensacola desde Orlando nos tomaría 6h y 15’. Tomamos la Carretera Florida Turnpike, que es una autopista de 315 Millas que arranca desde Homestead, al sur de Miami, pasa por Orlando en el centro de la Florida y un poco antes de Ocala, la Capital Mundial de los Caballos, empata con la Autopista I-75, que es la carretera que bordea La Florida de Sur a Norte por el lado Oeste. Para evitar manejar de noche y de esa manera ganar tiempo durante el día, decidimos almorzar “ligero” en una estación de descanso de las muchas que hay a lo largo de la carretera. Allí le “dimos viaje” a una lata de salchichas con galletas y de esa manera resolvimos el almuerzo. En compensación a esta “segunda yuca” algo trivial, en Pensacola nos esperaría una cena responsable y verdadera. La ruta apuntaba a seguir por la I-75 en sentido Norte y luego, al empalmar con la Autopista 10, girar a la izquierda con sentido oeste. La Autopista 10 es la mas grande de Estados Unidos, pues llega a tener 10 carriles de cada lado en algunos segmentos de su recorrido a su paso por el Estado de Texas. Sin embargo, nosotros solamente transitaríamos por su parte mas liviana. Antes de llegar a Pensacola, el mapa dibujaba en el trayecto la ciudad de Tallahassee, la capital del Estado de Florida. Le dije a Ivonne que era imperativo entrar allí, para conocer de primera mano lo que esta ciudad simboliza y representa políticamente para los residentes de Florida, pues con esta urbe casi todos los ciudadanos mantienen permanente contacto institucional.  Pasamos por los principales Edificios Gubernamentales de la ciudad, llenamos el tanque de gasolina, compramos la Lotería y seguimos en nuestra ruta.

Retomamos la Autopista 10 con sentido Oeste y durante el trayecto sintonizamos la emisora “Cardenal Stereo” de San Juan del Cesar. Un rato mas tarde, cerca de la puesta del sol, pasamos frente a Panamá City, otra ciudad referente del Estado de Florida en sus limites con el Estado de Alabama. Panamá City es una ciudad muy alegre, con una vida nocturna relativamente agitada, pues allí la población estudiantil de la vecina ciudad universitaria de Gainsville viene a sacudirse de la tranquilidad de las bibliotecas y los campus colegiales.

Bed & Breakfast

“PENSACOLA VICTORIAN”

Pensacola, Florida.

Un rato después llegamos a Pensacola, luego de pasar un largo puente que cubre la Bahía de Escambia, donde la Autopista 10 hace contacto perpendicular con la Autopista 110, que conduce directamente hasta el Histórico Downtown de Pensacola.

Allí estaba nuestro destino: Una Hermosa casa de estilo Victoriano localizada en la Calle CERVANTES, la cual funciona hoy como un “Bed & Breakfast” llamado PENSACOLA VICTORIAN.

Es una hermosa y señorial residencia que fue restaurada para operar como Hotel Informal con ambiente elegante y acogedor y con mucho sabor familiar. Esta casa fue construida por el Capitán de Barco William H. Northup, quien sirvió a Pensacola como Director de Aduanas y Alcalde en tiempos de los Presidentes Roosevelt y Taft.

La llegada al hotel es con el estilo de autoservicio, equivalente a visitar la casa de una Tía que te deja las llaves dentro de un sobre en el buzón de la entrada, con una cálidas indicaciones escritas para que uses la casa como te plazca. Hay plena libertad de sentarse en la sala, curiosear los libros de la biblioteca, servirse un trago en el bar, o hacer cualquier uso domestico que el huésped requiera.

Esa noche en Pensacola había un frio intenso, pero nos abrigamos bien y salimos a dar un paseo peatonal por el downtown. Disfrutamos una caminata nocturna y cenamos en uno de los restaurantes de la amplia oferta que tiene la ciudad.

SABADO  26-ENERO:

Amanecimos en este bello pueblo de 52,000 habitantes y tomamos el desayuno en el amplio comedor de la casa en compañía de otros huéspedes. Destinamos la mañana para conocer la ciudad y recorrimos en carro la calle principal del pueblo, llamada Palafox Street, la cual remata en la Plaza de la Luna, donde esta localizado el monumento mas representativo de esta ciudad que se conoce como “La Ciudad de las 5 Banderas”, pues allí ondearon las banderas de España, Francia, Inglaterra, la bandera de la Unión de Naciones y finalmente la bandera Americana. En otro de los recorridos por una vía histórica pudimos observar un monumento que atestigua que Pensacola fue la primera ciudad del territorio Estadounidense en declarar su Independencia de España. O sea, que en este aspecto, es el equivalente de Cartagena de Indias en Colombia.

La ciudad se enfrenta a una Bahía de aguas tranquilas que al fondo están protegidas por una isla lineal tipo “barra” llamada Isla de Santa Rosa, la cual le sirve de separación con las aguas del Golfo de México. La ciudad tiene como atractivos adicionales un Museo de Aviación Militar y la zona turística de Cayo Perdido.

PENSACOLA  CITY

Plaza de la Luna

Monumento de las Cinco Banderas

SULLY  MANSION

New Orleans

NEW  ORLEANS

Malecon sobre el Mississippi River.

Alrededor del medio día nos comimos un sándwich en un restaurant informal del downtown, conectamos nuevamente con la Autopista 10 y continuamos nuestro recorrido con destino a New Orleans. Google dice que esta distancia nos tomara 3h y 29’.

Reiniciamos el viaje sin sobresaltos, salimos del Estado de Florida, pasamos por la ciudad costera de Mobile en el Estado de Alabama, dimos cuenta del Estado de Mississipi y antes de la puesta del sol arribamos a New Orleans, la cuna del Jazz, una ciudad que “dicen” se parece a Barranquilla y que además tiene una personalidad urbanística muy particular que le marca su impronta tan especial. Nuestro destino era otra casa señorial tipo “Bed & Breakfast” localizada en el GARDEN DISTRIC, que es un sector de la ciudad donde se localizaron los ricos Americanos que no eran aceptados en el tradicional FRENCH QUARTER, que viene siendo el sector urbano donde se localiza el origen histórico de la ciudad. Ambos sectores le dan la cara al Rio Mississippi, el cual se convierte en el eje económico, social y cultural de su desarrollo histórico

Llegamos a la casa conocida como SULLY MANSION llamada así porque fue diseñada por el renombrado arquitecto Thomas Sully (1855-1937) en el ano de 1890 para la Familia Rainey. Algunos descendientes del dueño original aun viven en el sector y desde hace unos 40 anos la casa ha venido cumpliendo sus funciones de Hotel Familiar. Estacionamos el carro frente a la casa, nos instalamos y salimos a explorar el vecindario.

Caminamos por hermosas calles de espesa arborización y exquisita arquitectura,  fotografiamos muchas casas hermosas en el sector y luego tomamos el “Cable-Bus” ($1.50 x persona todas las veces que se quiera en el mismo día) y dimos una larga caminata por el FRECH QUARTER. Recorrimos la famosa Bourbon Street, visitamos la Catedral de San Luis y la Plaza de Armas, hoy llamada Jackson Square, llegamos caminando hasta el malecón sobre el Mississippi River, el cual serpentea la ciudad que se erige en sus riberas. Caminamos por el Centro Financiero de la ciudad, volvimos a tomar el “Cable-Bus” con el mismo tiquete que compramos a la ida y regresamos a SULLY MANSION. Esa noche también había bastante frio y nos recogimos relativamente temprano.

(Continuara…)

Orlando Cuello Gámez

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?