CUANDO DIOS TE LLAMA Y TU OBEDECES

¿Y cómo fue que se hizo pastora? Me preguntó la niña del Hotel Tequendama, donde me alojé en Pereira, hace unos días; después de los saludos y el registro, ella sabía que yo era la pastora de Remanente Riohacha, que venía a La Cumbre De Pastores De La Misión REMANENTE.

-Yo no me hice pastora, hija, me hicieron y de la manera más sutil, sin que me diera cuenta. Si de mi hubiese dependido, no sería pastora. Pero uno no se hace pastor, a uno Dios lo llama al servicio y le asigna el oficio, le entrega los dones para el ministerio. Uno no elige, a uno lo eligen.

Yo no hubiese elegido ser pastor en un mundo donde los pastores somos sinónimo de todo lo malo, justo todas esas cosas que en un tiempo no soportaba que se que pensaran o dijeran de mi (ladrona, falsa, hipócrita, oportunista, mejor dicho delincuente).  Cargar con ese oprobio sin tener porqué, no fue fácil hasta que mire a Cristo, le tocó peor que a mí, siendo El, Dios y Salvador del mundo. Me pasa como la Rana René, pienso a Cristo y se me pasa. Por otro lado, lucho con mis formas, para nada religiosas y mucho menos legalistas, hay un paradigma de los pastores, que no tienen nada que ver conmigo, casi siempre la gente se asombra cuando se entera que soy pastora. No coincido con el estereotipo, de pureza externa. No se supone que un(a) pastor(a) se vista con jeans rotos, shorts, vestidos de baños normales faldas y vestidos encima de la rodilla; cosas peores aún, que me guste el vallenato, un mojito cubano de vez en cuando, bailo con mi esposo, me río a carcajadas, digo disparates que parecen no santos a los oídos legalistas o religiosos, con los que no encajo. No encajo en los parámetros que esperan de un pastor.

Aún recuerdo cuando el pastor Lacides, a engalifas me pidió que organizará todo para apoyar a un pastor amigo, que iba a ordenar un pastor en su iglesia, me pase toda una noche haciendo los lazos, colgando los anillos, al día siguiente le organice todo en una bandeja y lo entregué, sin saber que todo era para ordenarme a mi. Claro, si me dice, no voy ese día al servicio.  Aunque mi roll y labores en el templo y fuera de él, daban cuenta del llamado, pero yo no quería el oficio, le huía a la formalización.

Cuando el Apóstol de la misión Remanente, Wilmer Franco Arango, hace tres años me pide que me ponga al frente de Remanente Riohacha y me pide que nos encontremos en Cartagena para hablar del asunto. Inmediatamente armé un plan: yo estaba con el pastor Arnold Cuesta, sirviendo en Casa de Restauración Familiar y enseguida pensé, el pastor Arnold tiene nuestro ADN, su casa tiene una visión conjunta a la de Remanente, no tiene cobertura y si en vez de mí, ¿es él? Y así hice me fui con mis dos escuderas: Luz Elena Peñaranda y Erika Lozano y el pastor Arnold a Cartagena, expuse mi plan y al momento pareció bien, nos fuimos a dormir con el compromiso de orar a Dios por el asunto. Cuando me bañaba a la mañana siguiente mi Dios hablo tan claro, que ni siquiera me tuve que preguntar si era El: “Por qué quieres poner en otras manos lo que vine a entregar en las tuyas?”. No dije nada a nadie. Fuimos a desayunar todos y ya Dios había dicho lo mismo al Apóstol Wilmer, “tú me quieres embolatar la cosa, pero Dios ha sido claro, el me envió a entregarte su iglesia congregada en Remanente a ti. ¿Qué te hace dudar?, si es algo que ya vienes haciendo hace varios años”. Me preguntó.  A lo que yo respondí: “Hay varias cosas, un de ellas es que una cosa es ser la sombrilla y otra es estar bajo de ella, prefiero estar bajo de ella, otra son mis formas, yo no tengo formas de pastora, ni las quiero tener, yo quiero ser tal y como soy, sabes que no soy el arquetipo, ni quiero…”

“Acaso no me ves a mi que soy tu apóstol, aquí ando en pantalón corto, tenis, tus formas son mis formas, así que déjate de cuento, que esa justificación no es válida para mí, y por el otro lado, has estado bastante tiempo debajo de la sombrilla por puro orden, pero bien sabes tú que han sido la sombrilla, todos estos años. ¿A que le temes?

Le tenía y le temo a estar al frente de una responsabilidad tan grande, no es lo mismo criar tus hijos, he aprendido a hacerlo, no es lo mismo llevar un hogar, viene en el chip, no es lo mismo gerenciar un área importante o una empresa misma, para eso me capacité. Pero llevar, cuidar, proteger, a los hijos de Dios, eso es otro label, y no creo que deba. Historia larga- Corta. Hablamos de nuevo con el pastor Arnold y quedamos en orar todos a Nuestro Padre por este negocio de El, en el que nos era necesario estar.

A las semanas nuestro Apóstol, me llamó Y simplemente me dijo:” llegó el 23 (de agosto) haremos una reunión ese día con la gente que esté dispuesta, el día siguiente hacemos un seminario de liderazgo y el domingo hacemos el primer servicio. No me estaba consultando, me estaba informando. Fueron días intensos, Erika, Luz y yo, no descansa amos de hacer check list diario de logística, de personas, ¡del nuevo comienzo de todo!! Orábamos y hacíamos, hacíamos y orábamos. Llegó el día: Reunión ✓ Seminario ✓ Servicio super✓✓✓. Lo más hermosos fue el detallazo de Dios al traerme a mi papá Juancho, a mi hermana, de mi costilla Vicky, con mi Cu, ese magnífico día; y a más de 80 personas que dijeron Si. Fue una fiesta impactante, sentía que había sido grosera con Dios, porque en medio de mis conversaciones con él le decía que yo no era la indicada para estar organizando su fiesta solemne, pues no se trataba de mi, o mis prejuicios, sino de El y su poder. Nos sentimos muy felices; hasta que le pregunté a nuestro Apóstol, vía a el aeropuerto:

– ¿Y ahora qué?

– Ahora, sigan reuniéndose todos los domingos y el día de entre semana que acuerden, mantengan en lomposi le esa alabanza, que tiene una unción tremenda y vamos a hacer iglesia, como dijo Dios, multiplíquense, llenen, gobiernen, reinen.” Tu quedas al frente como la pastora de Remanente Riohacha y tienes todos los recursos que Dios sabe que requieres. Vamos a hacer iglesia, una iglesia que Riohacha necesita, para sanar, restaurar, transformar y edificar a los hijos de Dios en esta buena tierra. Yo solo dije: ¡Si Señor! Más a Dios que al Apóstol Wilmer y con los garreticos embarrutados empecé, sabiendo que no hay retorno, ni final en lo que Dios respecta. Pidiendo fuerza y aliento cada día para ser quien soy y cumplir con lo que Dios me encomendó. Una cosa se: lo que Dios empieza Dios lo termina y yo aquí, viéndolo hacer, en muchos casos a través de mi, y sintiéndome privilegiada y agradecida.

Así el 25 de agosto de 2019 iniciamos una misión que no busqué, que no quería y que hoy tres años después, amo, vivo y disfruto.   Este fin de semana estamos Celebrando con los Pastores de Remanenete Washington, Juan Carlos y Eliana Uribe, que más que pastores de la misión, son amigos y soporte invaluable a nuestro ministerio, con una fiesta hermosa gratitud por lo bueno y fiel que Dios ha sido con nosotros. A Dios gracias continuas y eternas, a nuestro Apóstol Wilmer infinitas gracias por confiar y creer en nosotros, a Luz y Erika jamás podré decir muchas gracias, como quisiera a su apoyo irrestricto en la obra del Señor. A mis hijas, a mi esposo al equipo, a todos los miembros de Remanente Riohacha infinitas GRACIAS

Feliz 3 Aniversario Remanente Riohacha en tu Nuevo Comienzo, que nuestro patrocinador siga siendo nuestro camino, nuestra verdad y nuestra vida, for ever. Amén

Noralma Peralta Mendoza

DESCARGAR COLUMNA

5 comentarios de “CUANDO DIOS TE LLAMA Y TU OBEDECES

  1. Victoria D dice:

    La pastora Noralma, la que escribe fantástico, Dios conserve en tu ser el amor a Él y te siga guiando por la espiritualidad y el amor
    Te amo ❤️

    • Robinson Montaño dice:

      Yo estuve ahí ese día, hotel taroa… en las contadas veces que he coincidido con el turno de descanso en que he podido ir… DIOS te escogió porque tienes vocación para eso, tienes liderazgo y porque DIOS no escoge a cualquier persona para que quede que cargo de su iglesia y Oriente y cuide sus hijos.

  2. Francisco Javier Pérez Flórez dice:

    El alma y el corazón de una persona tan grande como usted, no podían tomar otro rumbo, ese conjunto de bondad vino al mundo a servir a Dios. Que Dios la siga bendiciendo y dándole mucha paciencia y sabiduría para que siga sirviendole de la mejor manera, un abrazo mi Seño!

  3. Juan carlos moscote mendoza. JUCAMO. dice:

    Dios los hace y ellos se hacen’ que sea él con su poder el que obre en los corzones de cada quien. El que no Ama no conoce a Dios’ porque Dios es Amor.

  4. Rosa Paulina Peralta dice:

    Dios te bendiga siempre mi negra
    Que no cambie tu esencia Dios te ma a si
    Para amar a Dios no se necesita santidad, se necesita amar al prójimo, hacer las cosas recordando que el nos creo a su imagen y semajensa …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?