¿CUANTO MÁS DEBEN RESISTIR?

En muchos resquicios de nuestra sociedad aún sigue presente esa conducta omisiva que en lugar de ver las realidades del entorno sale en defensa del estatus quo y dan por sentado que todo seguirá igual hagas lo que hagas, y eso no es así. Está más que demostrado que alrededor del planeta y a lo largo de la historia, las diferentes movilizaciones (movimientos; obreros, feministas, pacifistas, ecologistas, culturales, científicos y religiosos…) han dado lugar a la restitución de derechos.

¿No les ha pasado que en ocasiones cuando hablan delante de sus mayores hay temas vetados? Sobre todo si se habla de temas ligados a la administración pública, no de política, la política es otra cosa, me refiero es a los apolíticos que nos rigen, pero dejemos hasta ahí, en la anterior columna también hable de lo mismo y no quiero ponerme cansón con eso, como les decía; el respeto es un derecho y a la vez un deber de cada individuo, pero una verdad que conduce hacia trasformaciones sociales inexcusables no puede ser embestida todo el tiempo, por supuesto se comprende que una “mentira piadosa” es aceptable cuando está inspirada en la bondad del ser humano, pero no discursos vacíos sobre las infaltables cifras que describen un paraíso y en la realidad es otra cosa.

Los jóvenes que aún están en las calles, y las distintas manifestaciones de apoyo en varias ciudades del mundo, además de varios sectores que se han adherido últimamente, reflejan una realidad que es inocultable y es que la gente se cansó. Si, así es, ya están fatigados, asfixiados y no están dispuestos a admitir las cosas tal y como vienen. Hace poco escuche una intervención del representante David Racero en donde manifestaba lo que le habían dicho los muchachos en Cali cuando se trasladó hacia allá con una comisión de paz del senado: “los muchachos le han perdido el miedo a la muerte, que van a seguir resistiendo hasta conseguir algo” ese algo no es más que un panorama alentador.

Deben entender a esa sociedad e invitarla a un dialogo pero no es con grupos políticos con los que se debe adelantar ese dialogo sino con quienes están en las calles, porque sospecho que los jóvenes que han resistido en las marchas pacíficas  no se sienten representados por el llamado “comité de paro nacional” o la “coalición de la esperanza” eso no es una señal que lleve a desvanecer la protesta, tampoco se comprende el por qué se pide dialogo de día y se dispara por la noche, pareciera que hay una desconexión entre Duque y la fuerza pública.

Cuando estaba en bachillerato hubo un tiempo en el cual me interese mucho por la filosofía, pero cuando comprendí que la filosofía surge cuando una hipótesis no logra convertirse en tesis, me decepcione, y me incline más por la literatura, pero hace poco me vi obligado a investigar otra vez sobre filosofía debido a un trino que hablaba de “revolución molecular”.

Pierre Félix Guattari. Un psicoanalista y filósofo francés, intuye en su libro “la revolución molecular” que un proceso de emancipación de las distintas facciones de la sociedad estaba por desencadenarse para finales de los noventas, en varias partes del mundo y principalmente en Europa, lo de Europa es bastante cierto, porque en países Latinoamericanos para esa data la gente estaba pensando en otras cosas, había un adormecimiento, sin embargo, países como Chile, Venezuela e incluso Argentina con su arquitectura neoclásica e “índice de desarrollo humano” muy alto y similar al de Chile hace poco fue que despabilaron, lo que explica que en los noventas el caldo de zozobra en Latinoamérica no estaba lo suficientemente cocido, y uno se pregunta; ¿Cómo es que pasa esto en esos países? Y me refiero a Chile y Argentina, porque de Venezuela sabemos el grave error administrativo que han cometido en políticas de subsidios y no diversificar su economía, pero ¿Chile y Argentina? ¿será que allá la “luca” y la “guita” también se concentra en unos pocos? En fin… Esto, dice el escritor, era el fruto de la represión a vicisitudes reales que se vivían en varias partes del mundo a finales del milenio pasado (la mitad de la población mundial estaba privada de agua potable, un tercio sufría de desnutrición y quinientos millones de seres humanos son analfabetos. Le Monde, 2017), y aunque no soy muy bueno en esto de la filosofía y mucho menos para el psicoanálisis del comportamiento humano, la verdad fue que lo comprendí de inmediato porque es una radiografía de lo que está pasando en Colombia.

Ese concepto de “revolución molecular” fue tergiversado por un neonazi Chileno de nombre Alexis López Tapia como; “revolución molecular disipada” un planteamiento que no cuenta con sustento académico ni filosófico dice; Richard Tamayo Nieto, doctor en Derecho por la Universidad del Rosario y maestro en Filosofía por la Pontificia Universidad Javeriana en CNN el 6 de mayo, y agrega que esta considera objetivo militar al manifestante.

“objetivo militar”. Eso es muy grave, esa represión sin cuartel a la cual ha sido sometida la manifestación pacífica, gracias a los teléfonos inteligentes y a las redes está más que documentada, no hay ninguna justificación, ninguna, para dispararle al manifestante en ejercicio de sus derechos y menos cuando la manifestación es justificada por una reforma insultante con la gente, y sí. Ya la reforma la tumbaron, porque la tumbaron, no fue que decidieron retirarla, de manera que a estas alturas todos nos preguntamos ¿Por qué sigue la protesta?

Y eso se responde en Cali, en donde los muchachos sienten que ya no pueden retroceder porque han caído demasiados manifestantes y piden que se responda por ello, manifestantes pacíficos los cuales son dispersados con gases, todavía no comprendo en que consiste lanzar gases en donde la gente se manifiesta de forma pacífica, una vez lanzado el gas todos corren para evitar el efecto lacrimoso y además el sonido genera un caos en donde el esmad comienza a perseguir a quien estaba ahí de forma pacífica. ¿Eso para qué? ¿Les gusta el atletismo o qué? Eso se resuelve es con dialogo, dialogo y cambios.

Y es con ellos con quien se debe conversar no con la “coalición de la esperanza” ni con el tal “comité de paro” además, ya ellos hicieron públicas sus demandas a través de un video grabado en Puerto Rellena (PUERTO RESITENCIA).

MIGUEL ANGEL CORTEZ

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?