DE LA CANCHA DEL LLERAS AL MITICO WEMBLEY

El domingo pasado garrapateaba alrededor de un tema escabroso, desagradable: la invasión a Ucrania. Hoy escribiré sobre algo completamente opuesto, maravilloso, increíble, que nos pone a los barranqueros a fantasear. Hablo del partido entre el Chelsea y el Liverpool en disputa de la Copa Carabao, con nuestro ídolo, nuestro orgullo Luis Fernando Díaz, la nueva joya futbolística colombiana, fungiendo como titular del equipo rojo. Debo admitir que no pude presenciar el primer tiempo, pero lo que, alcance a ver, me satisfizo plenamente. Un evento que no me imaginé ni en los más desbordados sueños, que jamás pensé presenciar y que se llevó a cabo en el mítico estadio Wembley. Reitero mi gratitud eterna a Lucho, a Mane, a Gaby, por haber contribuido cada cual, a su manera, a regalarnos estos momentos y placeres inéditos, inesperados.

Me perdonaran los lectores el esfuerzo de definir con alguna precisión cronológica los mejores momentos de Luis Fernando en el período que pude ver: desde el minuto 46 del segundo tiempo, hasta el minuto 7 del primer tiempo complementario. La columna la escribí simultáneamente al desarrollo del tiempo del interregno que, tuve la delicia y la fortuna de apreciar. Y por lo tanto intento reproducir con detalles lo que más me embelesó y emocionó del despliegue de nuestro fantástico muchacho. De allí la precisión sucesiva en los momentos de las jugadas y la emotividad que dejo plasmada.

Describiré los momentos aludidos:

En el minuto 5 (del segundo tiempo) hizo una diagonal con su sello característico, y luego de haber penetrado hacia el perímetro del área del Chelsea, combina con un compañero, recibe en devolución y mete un pase fantástico a Sadio Mané, por encima de la cabeza de los centrales del Chelsea que, debió terminar en gol del senegalés. Dos minutos después el narrador argentino dijo emocionado y textualmente: “arranca el de Barrancas”; eso me pareció increíble, asombroso

Un minuto más adelante y luego de una veloz galopada por su sector izquierdo en el que ya se desempeña con absoluta naturalidad y comodidad y como diría el extraordinario y lamentablemente fallecido Edgar Perea, “invitó” a su marcador por la izquierda y luego lo “invitó” por la derecha, se entusiasmó y trató de definir por cuenta propia. Excelente arrojo. Posteriormente se produjo un gol del Liverpool que fue invalidado. Lucho estaba a escasos centímetros, por detrás del autor

Al minuto 70, metió una pelota al área con la pierna izquierda que generó zozobra en la zaga de los Blues. Al minuto 72 nuevamente el narrador argentino hizo alusión a Díaz como el” Cacique de Barrancas”, por su origen. Volver a escuchar eso, es además de estimulante, gratificante, fue sumamente emotivo. Pero fundamentalmente, fue recordada y comentada por parte de los comentaristas y narradores la razón por la cual se le denomina así: “EL Cacique de Barrancas”, que engreimiento sentí.

Minuto 74 una nueva habilitación por su banda, invocada como jugada excelente de Luis Díaz.

Otro minuto después, en el 75, estuvo a punto de anotar un gol completamente merecido, que hubiese sido la apoteosis y la enajenación para nosotros los barranqueros. Jugada plena y clamorosamente aplaudida por la hinchada de los rojos de Liverpool. Ese lance surgió de un arranque incontenible y arrollador que, lo puso mano a mano con el extraordinario arquero del Chelsea.

Al minuto 77 cometió el único error, abusó del regate cerca del área de su propio equipo, perdió el balón. Supongo que todos los barranqueros hicimos toda la fuerza posible para que esa jugada que había culminado en gol del Chelsea, tal como ocurrió, fuese anulada.

Minuto 83 otra salida veloz de Lucho que fue resuelta muy bien por él. Desafortunadamente no finalizó como debía y como deseábamos en lo más recóndito del alma.

Minuto 83 otra salida veloz de Lucho que fue resuelta muy bien por él. Desafortunadamente no finalizó como deseábamos.

Minuto 85 un remate de Lucho que nos puso a soñar nuevamente.

En el minuto 86 se produce la sustitución de Sadio Mané en el Liverpool, uno de los hombres de ataque, un astro, considerado entre los mejores del mundo, Lucho permaneció en la cancha, detalle no menor que, habla del despliegue, de la enorme calidad que está desarrollando nuestro muchacho,

A los 87 bajó la pelota cerca de la raya, como lo que es: un crack y luego colocó un pase extraordinario, para rubricar esa genialidad

Minuto 90 otra vez Lucho, otro cruce desde la izquierda, que fue rechazado, pero generó peligro, y se convirtió en tiro de esquina a favor del Liverpool.

Lucho no desentonó en absoluto, brilló con luz propia ante una constelación de estrellas mundiales, en el mítico estadio Wembley y en la nación considerada como la cuna de los inventores del futbol moderno, frente a una numerosa asistencia de ambos equipos y una multitudinaria teleaudiencia brindó una inolvidable faena futbolística. Fue reconocido y calificado como una de las figuras del partido, eso es mucho decir ante semejante escenario, ante tamaño ambiente y lo que implica un partido como ese.

Un juego atípico, con resultado 0 por 0. Pero que tuvo los ribetes e ingredientes de un partido de múltiples goles. Un cero por cero raro. Tremendo clásico. La primera tarjeta amarilla se produjo a los 89 minutos. Insospechado alargue, porque tal como trascurrió el partido, se esperaba un gol de cualquiera de los dos equipos. Según la evolución del juego, el extra tiempo no lo esperaba nadie, premio absoluto a los hinchas, a los jugadores y al mundo del futbol. Cuatro goles anulados por fuera de juego. No en vano es considerada la más sobresaliente liga del mundo, en la que se dan cita buena parte de los principales jugadores y de los mejores entrenadores.

Y efectivamente el tiempo normal termina en un marcado que no refleja para nada la realidad de todas las emociones, las oportunidades, las opciones de gol que hubo de lado y lado. Un partido, como afirman usualmente: de toma y dame, de ida y vuelta. Las secuelas de la Guerra en Ucrania no se percibieron en el Chelsea que, como sabemos es propiedad de un multimillonario ruso muy cercano a Putin, sobre el que desencadenarían sanciones como represalia justamente por esa cercanía con Putin. Abramovic- su dueño-, ya tiene en venta al Chelsea.

Luis Fernando en el podio, junto con los dos arqueros de ambos equipos, es demasiado para tampoco tiempo de este genio surgido en la cancha del Barrio Lleras de Barrancas, que en su debut en un juego que definía su primera copa en Inglaterra, en el legendario estadio de Wembley, lograse figurar entre los tres mejores jugadores de ese partido mediante votación de especialistas deportivos de la más importante cadena televisiva en materia de deportes, hablamos de ESPN en español. Es decididamente enaltecedor.

Tenía la fe y estuve haciendo una fuerza enorme. Creo que, en esas andábamos todos los barranqueros y guajiros. “Pariendo” para que Lucho fuese el autor del gol que finalizara el partido por “muerte súbita” y le diera el triunfo al Liverpool. Locura total, un hecho extraordinario, fantástico, inolvidable para sus paisanos. Lastimosamente, menos de un minuto después de este sueño despierto- lo estaba imaginando y escribiendo en el minuto 6 del alargue-, que frustración. En ese instante deciden sustituirlo, porque al parecer se encontraba sumamente agotado. El partido acaba de perder el interés que tenía, supongo que a los barranqueros y a los guajiros nos pasó lo mismo. Seguimos viendo el partido y deseábamos que ganara el Liverpool, como al final ocurrió. Pero ya no fue lo mismo, no lo sentimos con la misma intensidad y fragor.

Después de una eficaz seguidilla en el cobro de tiros desde el punto del tiro penal y cuando se extinguían los tiros ejecutado por los hombres de campo, le tocó el turno al arquero sustituto del Chelsea, el español Kepa Arrizabalaga, quien ingresó en el minuto 119, es decir faltando 60 segundo para culminar el partido en el periodo de prórroga. Ingresa porque en teoría brindaba más garantías por su efectividad como atajador de penales, por encima del arquero titular: Mendy; no logró atajar ninguno de los 11 penales cobrados por el Liverpool, y por el contrario falló cuando le correspondió el turno de patear a él, en ese momento el partido iba 11 goles a 10 a favor del Liverpool.

El equipo Newcastle conocido por los ingleses como las “urracas”, y en donde militó el Tino Asprilla, acaba de ofrecerle al Chelsea 60 millones de euros por Arrizabalaga, probablemente y luego de la pifia del portero español –mandó el balón a las nubes-, ese negocio se estropeó, también se pudo haber ido para las nubes.

En cambio, después de ver todo que lo mostró el aún imberbe adolescente barranquero, entendemos porque el Liverpool se apresuró a pagar 45 millones de euros, que podrían ser 60 millones según objetivos, cantidades ambas, que, si bien son considerables; en mi modesta opinión, aún están por debajo de lo que realmente vale Luis Fernando. Máxime teniendo en cuenta las cifras que se manejan en el mercado de pases de futbolistas excelsos como él. Otros clubes europeos estaban haciendo fila por adquirir los derechos deportivos de este superdotado jovencito. De todas maneras, se ha hecho acreedor a un jugoso y merecidísimo contrato: se ganará 4 millones de euros anualmente, equivalentes a 17. 000 millones de pesos colombianos. O sea, unos 1.400 millones de pesos mensuales, 46 millones de pesos diarios y casi 2 millones de pesos por hora. Increíble pero cierto.

La actuación de Lucho fue calificada como fenomenal por su atrevimiento, su desfachatez, su arrojo. Apunta para horizontes y alturas futbolísticas inéditas. El domingo 27 de febrero se colgó su primer trofeo en Inglaterra. Por su lado, Jurgens Kloop, su entrenador, incrementó su palmarés con los rojos.

José Luis Arredondo Mejía

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?