EN LAS GRANDES LIGAS

¡El éxito en la vida es un cruce de caminos entre la oportunidad y la preparación!

 

Tras la tradicional celebración de la fiesta patronal de nuestra Virgen de los Remedios, a quien cariñosamente llamamos La Vieja Mello, La guajira ha recibido muy buenas noticias de las cuales han sido protagonistas dos guajiros ejemplares y ejemplarizantes, el uno, el delantero y artillero, estrella de la Selección Colombia, Luis, Lucho, Díaz Marulanda, Deportista del año 2021, escogido en una encuesta  del célebre e importante diario londinense Daily Mail como el mejor fichaje del conjunto inglés del Liverpool Football Club dirigido por el alemán Jürgen Klopp e inscrito por este, luego de su impactante debut con su camiseta púrpura, en su lista de titulares para afrontar y enfrentar, nada menos, los octavos de final de la Liga de Campeones de Europa, dejando muy buena impresión y saliendo ovacionado del campo de juego al término del partido por parte de los reds (¡!).

Con su peculiar estilo de juego y su genial driblar Lucho se ha tornado indescifrable e impredecible para sus contendores. Es todo un crac, una verdadera revelación. Klopp no ahorrado elogios para él, calificándolo como “un jugador de clase mundial. Ya lo ha demostrado en los dos partidos que ha jugado…Es un jugador increíble…es una locura. Nunca había tenido a un jugador como él, es genial”.

El otro, el antropólogo Weildler Antonio Guerra Curvelo, recientemente galardonado por el diario El Colombiano de Medellín como El colombiano ejemplar 2021, quien acaba de ser “fichado” por la Universidad del Norte, regentada por el ex codirector del Banco de la República Adolfo Meisel, como docente de tiempo completo.

Weildler es uno de los profesionales más brillantes y preparados de nuestro Departamento y es a la vez el más reconocido exponente de su etnia Wayüu. Después que se graduó como Antropólogo en la Universidad de los Andes, cursó su Magister y se doctoró en dicha disciplina en la misma institución, haciéndose merecedor del premio nacional de antropología en 2001 con su trabajo La disputa y la palabra en la sociedad Wayüu, el cual se ha convertido desde entonces en obligado referente para estudiosos e investigadores nacionales y extranjeros, contribuyendo de manera decisiva al reconocimiento por parte de la UNESCO en 2010 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad el sistema normativo de los Wayüus por el pütchipü´üi (Palabrero), alineado con la Justicia restaurativa, a contrario sensu de la Justicia retributiva, la misma que sirve de paradigma a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) que nació del el Acuerdo final con las FARC, que propende más por la reparación que por el castigo.

Al gran acervo de conocimientos de los cuales da cuenta su preparación se suma su amplia experiencia derivada de su ejercicio profesional y como servidor público, con una trayectoria admirable e impecable, siempre enalteciendo y dándole brillo y prestancia a los cargos y posiciones ocupadas. De ello dan cuenta su paso por la Secretaría de asuntos indígenas del departamento de La guajira, por el Observatorio del Caribe,  la Gerencia de la sucursal en Riohacha del Banco de la República,  la Asesoría cultural del mismo en la sucursal de Barranquilla, la Gerencia del Centro cultural del Banco Emisor en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina,  la Gobernación del Departamento de La guajira en calidad de encargado, así como por el Congreso de la República, cuando tuve el honor de que él ocupara en mi lugar la curul que conquistamos de consuno en el Senado, porque también fue congresista.

Es, además, un autor prolífico, con muchas obras que ocupan un sitial especial en la bibliografía, tanto en el genero de la narrativa, la literatura, la historia, amén de sus enjundiosos trabajos en materia antropológica. Podemos citar varias de sus más destacadas publicaciones, descollando entre ellas: El mar en la sociedad Wayüu, Cimarrón: conocimientos sobre el mar, la navegación y la pesca, Historia del agua: biografía del río Ranchería, El poblamiento del territorio. Su versación y erudición le han valido su membresía de la Academia de Historia, de la Comisión de Honor del Bicentenario y de la más reciente Misión de sabios (2019).

Con su vinculación como docente e investigador de tiempo completo a la Universidad del Norte creo que Weildler recobra su independencia y autonomía, que tenían los límites que impone la condición de servidor público, para que ya sin esa cortapisa pueda dar vuelo a sus ideas libertarias con las que ha estado comprometido desde siempre y desplegar aún más, gracias a la libertad de cátedra, su espíritu crítico y controversial que lo han caracterizado. Pierde el Banco de la República un funcionario excepcional y gana la Academia un gestor del conocimiento con un bagaje incomparable puesto al servicio de la región y del país. Con este paso que acaba de dar Weildler cierra un ciclo para abrir otro, el cual muy seguramente será tan fructífero como el anterior, pues este nuevo escenario no le es ajeno, pues lo de él ha sido la Academia.

Lucho y Weildler, nuestros dos destacados personajes, de los cuales nos debemos sentir orgullosos, con sus palmareses y brillando con luz propia han escalado la empinada cima para desempeñarse con pundonor en las grandes ligas. Ellos nos seguirán brindando motivos de satisfacción y encomio y se dirán para sí con El Quijote: se va anchando Castilla delante de mi caballo. Buen viento y buena mar, apreciados Lucho y Weildler!

 

Amylkar D. Acosta M[1]

[1] Miembro de Número de la ACCE

http://www.amylkaracosta.net 

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?