LA GUAJIRA AUN SUEÑA CON UN VERDADERO CAMBIO 

Toda administración seria necesita primero una acertada visión, necesita ser planificada estratégicamente, es común en la guajira y a eso nos acostumbraron las administraciones públicas del departamentales que fungieron en los dulces años de la bonanza de las regalías, con todo el poder económico que estas le dieron a los gobernantes de turnos de esa época de oro para muchos que se enriquecieron con ellas y que hoy mueven gigantescos capitales a costilla del desastre social de esta tierra bendita, época donde se despilfarró dinero a manos llenas porque para ese entonces los gobiernos actuaban casi bajo su propia autonomía, y los códigos legales que delineaban dichas administraciones eran totalmente blandos lo que permitía los más grandes abusos, es tan así que cuando aparecen los famosos informes de gestión esto no se medían por que tanto  impacto tenían las obra de la época en la región, sino el costo de esta, recuerdo que las exorbitantes sumas resonaban en los locales donde eran convocados los “ciudadanos” la mayoría clientes de estos enormes negocios rotulados con el nombre de administraciones públicas, una de las frases más conocidas de los lava perros era: “Nojoda  ese más si sabe robar” saber robar se convirtió en el motivo de admiración con el que muchos ciudadanillos resaltaban al gobernante de turno.

En una entrevista reciente en EL MAGAZIN un conocido líder del departamento sin yo hacer alusión al tema y cuando debía contestar otra pregunta muy diferente,  comenzó por defender esta nefasta época invocando el libro de Adolfo Meisel codirector Banco de la Republica que habla  sobre   el mito de las regalías el cual se ha usado de manera ladina para encubrir responsabilidades y quitarle perfil al desastroso suceso del boom minero energético en la guajira, en verdad lo que apunta Meisel del tema es que es tanta era la brecha de abandono del departamento por parte de la nación en contubernio con sus propios líderes, que ni invirtiendo de manera más perfecta y eficaz posible estas cuantiosas sumas, podríamos algún día cerrar dicha inmensa brecha abierta por el abandono estatal nacional y local a este departamento, “ojo aquí Meisel no  está diciendo que fueron bien invertida, el escritor hace especie de una analogía con un hecho inédito que jamás ocurrió para resaltar con líneas rojas su ponderación, de hecho las circunstancia de precariedad y crisis total en la que agoniza la región lo sugieren directamente.

La ciudadanía y población de la guajira cansada de tanto atropello y promesas incumplidas y en medio muchos de la desesperación, busca afanosamente una salida, pero por donde meten la cabeza se encuentran con los verdugos de siempre cada día con un disfraz diferente, pero con las mismas intenciones, seguir socavando y acabando con las finanzas públicas de un departamento que ya no tiene donde resistir más saqueos a sus hoy débiles finanzas.

Es por todo esto, que es muy importante, entrar y continuar en un periodo de transición a través del cual el  departamento puede sacudirse y empezar como primera medida a purificar sus líneas administrativas, rescatar la imagen perdida a nivel nacional y con el acompañamiento e idoneidad de un excelente grupo de profesionales competentes, sacar adelante el proyecto social y económico que tiene el departamento que asumir prontamente, el cual debe construirse sobre las bases de la transparencia la humildad el sentido de pertenencia y una gran dosis de conocimiento y actualización, la guajira está a la espera de su gran despegue, pero este solo será posible cuando su gente se dé cuenta que la unión no se hace entorno a nombres de politiqueros audaces, sino alrededor de grandes ideas y grandes empresas. Esta situación es muy singular y necesita de gente muy singular con criterio de causa, esto que voy a decir parecería tendencioso, pero se necesita total independencia de las ancestrales y equivocadas prácticas y costumbres politiqueras para lograrlo.

No es bueno volver a los desastrosos gobiernos de clanes donde se reparten contratos como en feria en pueblo, no es bueno que vuelvan y se reencauchen políticos acabados, sería como darle gasolina a un incendio que lo consume todo, es imperiosamente necesaria el nacimiento de una nueva clase dirigente totalmente novedosa, sin contaminante de vieja prácticas oscuras, altruista y autónoma, con un alto concepto de la moralidad y la transparencia, comprometida y desprendida de todo concepto individualista y egoísta, no dados a la riqueza fácil, con un discurso coherente e ilustrado, capaces de llevar a cabo lo que proponen y de transformar en realidad el viejo de sueño de la guajira grandes…. La guajira bella….

Aunque a muchos no les guste, hay que decirlo Nemesio Roys Garzón puso un techo muy alto en lo que tiene que ver con formación y competencias en un mandatario público, que siempre lo dijimos a la guajira le llegaba como añillo al dedo en un tiempo que la misma realidad infiere cambio profundos y definitorios, creo que la paredilla que puso el gobernador Nemesio Roys demasiado alta, y casi imposible de igualar por poli tiqueteros de medio pelo, sin formación ni experiencia y mucho menos ganas de hacer algo por la guajira.

Con las cosas así se hace necesario un gobernante con las mismas e inclusas más competencias, determinación y experiencia que el mismo Nemesio Roys, se necesita un hombre que todo corazón por el departamento, que le duela la tierra y que tenga capacidad de articulación, llegada y un discurso capaz de enfrentarse de tú a tú los gobiernos nacionales. Claro de nada sirve todo lo anterior expuesto si no se trata de una persona impoluta, honesta, transparente…solo así podremos tener una esperanza de trascender a un futuro promisorio y una realidad de bienestar para todos los guajiros.

Federico Acuña Mendoza

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?