LA IMPORTANCIA DEL TRABAJO Y LA HONESTIDAD

En una reunión con amigos hace algún tiempo y en medio de una acostumbrada polémica, afirmé: “el dinero en sí mismo no significa nada” basado en algo que me habían explicado sobre un autor llamado Adam Smith quien escribió un libro que se titula: “LAS RIQUEZAS DE LAS NACIONES” a lo que uno de mis amigos respondió con total seguridad: “el dinero es todo y además indispensable” con lo cual estuve parcialmente de acuerdo dado que lo considero indispensable pero no un todo, en consecuencia y sin apelar a romanticismos me dispuse a explicar lo que había comprendido sobre Smith por medio de un ejemplo simple que observé y que quedó resonando en mí cabeza: “un leñador y un pescador que vienen de realizar sus labores se encuentran en el camino, el leñador se antoja de comer pescado y propone un intercambio de leña por pescado pero difieren en la cantidad de leña y pescado que se debe intercambiar, por esta razón fue necesario identificar una característica común entre pescado y leña encontrando que lo único común era el tiempo de trabajo empleado en cada labor entonces; el pescador dice que pesca un pez en una hora mientras que el leñador afirma que corto una carga de leña en tres horas de manera que acuerdan intercambiar el equivalente a tres horas de trabajo lo cual serían tres pescados por una carga de leña”. De modo que se evidenció que el dinero no es más que las horas de trabajo empleadas en alguna labor, luego se establecería que una hora de trabajo es el equivalente a una onza de oro fácil de portar e intercambiar por cualquier bien o servicio, Hasta allí fue mi polémica amistosa.

En el mismo sentido en la TEORIA DEL VALOR de Adam Smith se define el valor natural y el valor de mercado de un bien o servicio y se dice del valor natural que este, está determinado por el pago de las rentas y/o la utilización de algún predio o servicio público por parte de una empresa, sumado al salario de los trabajadores de dicha empresa, más el beneficio que obtiene el dueño de la empresa y, el valor de mercado además de los aspectos anteriores tiene en cuenta la ley de la oferta y la demanda (cuando la demanda aumenta el precio aumenta y cuando la demanda disminuye el precio disminuye mientras que cuando aumenta la oferta los precios disminuyen y si la oferta disminuye los precios aumentan), Estás lógicas del mercado que nos muestran su autorregulación y otros aspectos son bastante sencillas de comprender pero no es hacía allá dónde quiero guiar su atención y más bien busco una reflexión un tanto más profunda.

Una vez aclarado que el dinero son las horas de trabajo empleadas en cualquier actividad apoyado en el padre de la economía moderna como es considerado Adam Smith, se puede afirmar que un país con gran fuerza de trabajo debería ser un país rico pero además si le añadimos honestidad a esa fuerza de trabajo el país no solo será rico sino desarrollado.

Entre los años 1776 – 1790. Donde eran recurrentes estas álgidas discusiones sobre economía y Smith se debatía entre el altruismo y el egoísmo los mercantilistas afirmaban que la riqueza de una nación debía medirse por sus reservas de oro y el ascenso de una clase privilegiada de comerciantes, con lo cual Smith se hallaba en desacuerdo afirmando que la riqueza de una nación se medía por los bienes y servicios proporcionados a toda la nación y no solo a una parte de ella, desde luego las naciones también cuentan con riquezas naturales para exportar o de uso interno que en ocasiones las hacen más ricas pero también es cierto que muchos países con innumerables riquezas naturales presentan altos índices de pobreza y no ven reflejado ningún beneficio de tal riqueza por ejemplo el Congo cuenta con recursos como; cobalto, cobre, manganeso, zinc, oro, carbón, niobio, tantalio, petróleo, diamantes, estaño y uranio. Además de un potencial hidroeléctrico capaz de proporcionar energía a todo el sur de África pero en contraste gran parte de su población padece de muchas necesidades entre ellas el servicio de energía eléctrica, como lo establece el Banco Mundial en cifras sobre acceso a la electricidad de 2018 donde la república democrática del Congo muestra solo a un 19% de su población con acceso a dicho servicio.

Tras el fallecimiento del economista y filósofo Adam Smith en 1970. Su libro “LAS RIQUEZA DE LAS NACIONES” se convertiría en una obra de lectura obligada para quien se disponga a estudiar economía en cualquier parte del mundo.

Mientras tanto en la actualidad existe un antecedente que se ajusta bastante bien a lo planteado por Smith y, para ello debemos dirigir nuestra mirada hacia Suiza y no el Congo. En Suiza hay políticas económicas de regulación que permiten el emprendimiento a través del llamado proteccionismo económico es decir: si se importa carne desde otro país esta se debe vender al mismo precio de producción de carne que en Suiza, de manera que su apertura económica es cuidadosa donde lo primero es la producción local, En ese sentido en el 2018 según la organización mundial del comercio en las exportaciones e importaciones desde y hacia Suiza los ingresos superaron a los gastos (superávit) en 60.300 millones USD. Cabe aclarar que suiza es un paraíso fiscal pero no es a esto a lo que se debe su éxito sino ha como hacen las cosas en materia económica y política a propósito de que el estado no es quien debe emplear a la ciudadanía sino crear las condiciones de trabajo.

podríamos comparar a Suiza con otros paraísos fiscales como Chipre, panamá e islas que dependen del reino unido entre otros, y aun así su economía seguiría muy por encima y no precisamente por su calidad de paraíso fiscal lo cual además se debe es a la confianza que genera su sistema democrático.

En  Suiza se participa en las decisiones que atañen al país cada 4 meses a través de referendos, su división política es por regiones a las que llaman cantones los cuales son totalmente independientes en la toma de sus decisiones esto crea una sana competencia entre políticos que favorece a la ciudadanía porque si se aumentan los impuestos en un cantón esto produce un éxodo hacia el cantón de al  lado buscando pagar menos impuestos lo que deja mal parado al político quien se verá obligado a implementar nuevas medidas tendientes a disminuir los impuestos (competencia a la baja de los impuestos). Suiza cuenta con 246 parlamentarios quienes tienen la tarea de elegir a siete miembros para que hagan parte del gobierno en donde se escogerá una persona para que represente al país en asuntos internacionales dicho de otro modo no se usa la figura de presidente, en ese sentido tal organización muestra que los Suizos(a) al parecer son bastante exigentes, cultos y educados no por nada fue el hogar de uno de los más grandes genios de la historia quien se educó en el politécnico de Zúrich y quien más tarde pasaría de ser empleado de una oficina de patentes en Berna al más laureado científico de su época, les hablo de Albert Einstein.

Las cifras que muestran que suiza es uno de los países más igualitarios del mundo y donde su población cuenta con el mayor ingreso per cápita y nivel de satisfacción no se deben al azar sino a un conjunto de acciones que permanentemente han perseguido ese objetivo.

Es recurrente en Colombia escuchar cómo se les hace apología a las personas por ser “hábiles”, “vivos” o “estrategas”. Creo que buena parte de nuestra sociedad viene mal interpretando eso creyendo en el todo vale, me explico; artículo del periódico el tiempo 4 de junio de 2019 Bogotá D.C: “El jueves 30 de mayo un taxista engañó y robó a un empresario chino diciéndole que su vehículo se había varado. El extranjero se bajó del carro para ayudarle a empujar pero el hombre arrancó y se fugó con el equipaje. Luego de conocer el caso, la mamá del conductor devolvió las maletas a cambio de que no denunciaran a su hijo. Sin embargo, la víctima interpuso la denuncia”.

Pregunta: ¿Quién es más vivo el chino empresario cuyo país es potencia mundial o el taxista?

El llamado es a la honestidad en cualquier actividad que lleves a cabo, ya estamos algo aburridos del supuesto “vivo” que nos mantiene anclados en el tercer mundo, si por ejemplo estudias se honesto porque podrás engañar a tu profesor pero no engañaras a tu cerebro el cual te indicara que algo está faltando, tampoco engañaras a ese buen observador que notara tus fallas como profesional y lo más lógico es que si das honestidad recibirás de lo mismo y de no ser así estoy seguro que la exigirás.

En cuanto a la pregunta sobre el caso del empresario chino la respuesta es de ustedes.

Miguel Ángel Cortez

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?