NO VUELVAS A LOS LUGARES DE DONDE TANTO TE COSTO SALIR

Qué difícil es luchar contra esa tentación de volver a lugares donde sufrimos, donde sufrimos mucho y cuando digo lugares realmente me refiero a personas.

Personas que amamos, personas que fueron muy importantes en nuestras vidas, personas que quizás marcaron un antes y un después de nuestra historia que cuando se fueron nos dejaron, nos costó realmente mucho trabajo poder salir adelante, nos costó mucho trabajo poder sanar, poder curar las heridas y el dolor que nos dejó esa ausencia tu más que nadie sabes a lo que me refiero, tu más que nadie sabes cuantas veces le lloraste en silencio, tu más que nadie sabes cuantas veces le pediste a Dios una respuesta, cuantas veces te quedaste esperando una señal esperando quizás un regreso, pero un regreso que quizás nunca sucedió, hasta que comenzaste a ver las cosas como son,  te diste cuenta de otras cosas más que tal vez  necesitabas ver en tu vida y fue precisamente allí donde empezaste a curarte de esa persona y justamente cuando estas a punto de sanar, justamente cuando estas apunto de superarlo, de soltarlo de dejarla ir aparecer de la nada.

Haciéndote creer que las cosas eran diferentes, que ha cambiado que se ha dado cuenta de muchas cosas, pero casualmente cuando ya te haya perdido.

Sabes en ocasiones podemos sentir la tentación de volver a lugares donde sufrimos, sabiendo que al regresar es muy probable que lo volveremos hacer. Entonces porque aparece la tentación de regresar cuando sabemos lo que nos espera y lo que nos espera realmente es sufrimiento.

Si has tenido la valentía de embarcarte en el viaje de la sanación del crecimiento personal habrás comprobado que no se trata de un proceso sencillo, no es un proceso rápido. La perseverancia es impredecible con los viejos patrones listos a trapart4e de nuevo, en cuanto bajes la guardia, sin embargo, si tu yo del futuro pudiera dirigirte un mensaje, te aseguró que ese mensaje sería el siguiente: por favor no vuelvas a los lugares de los que tanto trabajo te costó salir, ante todo es importante que te libres de culpas y comprendas que los cambios, no suceden de un día para otro. Es normal que más de una ocasión hallas sentido la ocasión de tirar por completó la toalla y de regresar ese sufrimiento que ya conoces. Por ejemplo, para recuperar la sensación de control créeme no estás haciendo nada mal, simplemente te encuentras a mitad del puente que te conduce hacia tu nueva vida.

Por eso hoy quiero compartirte este mensaje, porque yo sé que lo necesitas, porque yo no quiero que vuelvas a lo mismo al contrario quiero alentarte a que continúes tu camino, todos tenemos lugares de los que no podemos salir créeme todos y no solo hablo de las personas, sino que también hablo de las actitudes, de acciones, formas de pensar, de cosas que hacíamos en nuestro pasado, cosas que nos hacían mucho daño.

Todos tenemos una situación o una vivencia que resultado muy doloroso que se ha prolongado en el tiempo más de lo deseado ya sea patrones de pensamientos negativos relaciones de dependencias emocional, fobias o miedos irracionales, tu mejor que nadie sabes.

Enrique Mendoza Hinojosa 

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?