PELEARÁN CONTRA TI, PERO NO TE VENCERÁN;

PELEARÁN CONTRA TI, PERO NO TE VENCERÁN; PORQUE YO ESTOY CONTIGO, DICE JEHOVÁ, PARA LIBRARTE.

Jeremías 1:19

Ser hijos de Dios no nos exime de las luchas diarias, pero si nos asegura salir victoriosos de ellas.

Una de las mayores batallas que enfrentamos como hijos e hijas de Dios es hacer lo correcto de la forma correcta y sobretodo en el tiempo correcto.

Para hacer esto debemos contar con dominio propio, con dominar esa área rebelde que todos tenemos y dirigirla al plan que Dios tiene para con nosotros.

No olvides que Dios te ha constituido como ciudad fortificada, como columna de hierro, y como muro de bronce.

¡Nada te hará frente porque Dios está contigo!

Oración: Amado Padre, ayúdame a confiar en tu perfecta voluntad. Que mi carácter sea como ciudad fortificada, como columna de hierro y como un muro de bronce. Se que nada, ni nadie podrá hacerme frente.

¡Hoy me declaro más que vencedor!

Álvaro Uribe Cerchiaro

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?