¿POR QUÉ NO APARECEN LOS RIVALES DE PETRO?

Cada día están más cerca las elecciones presidenciales del 2022 y no se ve rival para Gustavo Petro, el único candidato que hoy según las encuestas tiene un cupo asegurado en segunda vuelta, muchas conjeturas hacen aquellos que se aferran a la derecha que nos llevó a este caos y no quieren dar el brazo a torcer,  que Uribe en 2002 en esta época estaba en 3% y luego ganó, que Duque aprecio 3 meses antes y también ganó, pero lo real es que en política no se pueden comparar elecciones, como si los tiempos y los electorados fueran los mismos, hoy no hay una visión clara de quien pueda ser el elegido para que ocupe ese lugar en segunda vuelta y en cambio sí hay fenómeno alrededor de Petro que puede determinar un cambio sustancial en la política.

Esta columna no es para hablar de Petro que ya suficientemente lo conocemos, es para saber porque sus contendores no despegan, todos tienen un factor común, carecen de liderazgo, humildad para acercarse entre ellos, carecen de una agenda programática, tienen muchos egos inflados, tampoco le están hablando al país, se están enfocando en atacar al puntero, un día Oscar Iván Zuluaga dice que Petro nunca ha pagado una nómina, luego Peñalosa saca un libro y dice que no es para hacer campaña como Petro, Juan Carlos Echeverry dice evocando el miedo que Petro no va a entregar el poder, después Fico Gutiérrez que Petro es el principal peligro para la democracia, sin darse cuenta le están haciendo la campaña, ya ese discurso de miedo caducó, no le funcionó a Trump y mucho menos en Colombia donde la gente está literalmente acorralada por el desempleo, el hambre, la pobreza y la inseguridad, Sergio Fajardo viene cayendo en las encuestas, se basa en una superioridad moral que no le permite hacer alianzas con nadie, a pesar de estar imputado por la Fiscalía y sancionado por la contraloría, lo mismo Juan Fernando Cristo, el mejor alumno de Ernesto Samper,  Alejandro Gaviria llegó como el salvador y tampoco ha marcado diferencia, en el Centro Democrático creyeron que el que dijera Uribe era, y sus candidatos no pueden estar peor, sobre Peñalosa solo cuenta con el respaldo del empresario Mario Hernández y con eso no será suficiente, Federico Gutiérrez que lo quieren perfilar como la bisagra entre el uribismo y el centro tampoco brinda esperanzas, tiene un discurso muy pobre, Juan Manuel Galán a pesar de recibir el espaldarazo del nuevo liberalismo tampoco sube y esta encapsulado en una coalición de la esperanza que cada día se hunde más, Jorge Enrique Robledo aferrado a su propio ego y soberbia tampoco corta ni presta el hacha, en fin el horizonte está muy enrarecido para que salga un candidato fuerte, ya que entre ellos se están desgastado mucho y el tiempo corre, cuando quieran reaccionar puede ser tarde ya que Petro se está dando cuenta que si apura un poco y logra algunas alianzas a su pacto histórico, puede ganar en primera vuelta, ojala se logre consolidar y una alternativa porque eso es lo sano para las democracias, además que todavía subsiste el miedo a Petro que pueda hacer en el poder y más con una votación arrolladora.

Jacobo Solano Cerchiaro

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?