SEÑOR, TÚ ERES MI DIOS

SEÑOR, tú eres mi Dios. Te exaltaré, alabaré tu nombre, porque has hecho maravillas. Las planeaste hace mucho tiempo y se han hecho realidad.

Isaías 25:1

Sana a los que tienen roto el corazón y venda sus heridas.

Salmos 147:3

En ocasiones sentimos que el corazón está roto, que tenemos muchas heridas y que dichas heridas no permiten que nuestra vida avance. La biblia es clara cuando dice en Proverbios 4:23 “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida.” Tener un corazón como el de Dios; lleno de perdón, de bondad y de fe. Ayudará a que nuestra vida avance. El Rey David en uno de sus Salmos oro a Dios diciendo: “Dios mío, crea en mí un corazón limpio…” Está petición debe ser parte de nuestro momento de oración.

Recuerda que un corazón sano te permitirá alcanzar grandes cosas.

Oración: Amado Padre, te pido que crees en mi un corazón nuevo, y escribas en él tus mandamientos. No quites de mi tu Santo Espíritu, se tu mi guía y alumbra.

¡Amén!

 

Álvaro Uribe Cerchiaro

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?