A PROPOSITO DE LA PRIMERA FERIA VIRTUAL DE EMPRENDEDORES GUAJIROS…

Cuantas historias no hay detrás de nuestros emprendedores guajiros, algunos ya han tirado la toalla, otros por el contrario se han agarrado firme de los aciertos y desaciertos, dando la batalla y recorriendo el arduo camino al éxito. Pero es difícil avanzar cuando otros desconocen el valor de lo que merece apoyarse.

Durante la pandemia han sido muchas las personas a quienes les ha tocado “reinventarse”, ¿palabra trillada? ¡Si! Tal vez lo es, pero su significado es tan exquisito, que vale la pena recordarla, porque reinventarse, no es cambiar quien se es, sino cambiar las forma de estar en el mundo, agotando maneras de salir adelante y soltando la zona de confort. Si nos reinventamos, podemos tener la certeza que hagamos lo que hagamos, las cosas no van a seguir como estaban; algún hielo se rompe, alguna barrera se cae, o despertamos o seguimos dormidos, o nos rendimos o nos levantamos, pero de ese proceso no salimos igual.

Es difícil que los demás crean en nuestros proyectos, cuando ni siquiera nosotros creemos en ellos, a través del tiempo nos hemos anclado en pensar y asegurar que “no hay progreso en nuestra región”, que “nadie es profeta en su tierra” y muchas frases más que limitan nuestra perspectiva de cambio, porque si no crees en lo que haces, nadie va a creerte. Hay que cambiar la mentalidad con una alta dosis de perseverancia, de humildad, servicio, coraje y crecimiento interior. A veces vale la pena batallar contra los riesgos y la incertidumbre, sin aferrarnos mucho a los demás. ¡Ay guajiro! Cuanto talento y riqueza hay en ti y valoras más lo que viene de afuera, cuanto valor hay en las manos y la mente de tus artesanos y emprendedores y los descalificas, dejándolos de último en tus múltiples opciones.

Mis queridos emprendedores, hay que apuntarle al cambio, así que saca las agallas y que, de tu fuerza interior, salga todo aquello que te permita convencer a otros, del tesoro que tiene en manos, demostremos en esta primera feria que no vale la pena deambular como el alquimista, que buscaba su tesoro lejos, mientras este estaba en su lugar de origen. ¿Y tú tesoro dónde está? Emprendedores, vamos a construir nuestra propia leyenda personal, siendo eco de nuestra tierra, luchemos por nuestros propósitos con perseverancia, porque cuando las cosas valen la pena, hay que saber esperar con paciencia, el fruto maravilloso de esa gran cosecha.

Del 12 al 18 de octubre, los emprendedores guajiros se van a apropiar de sus sueños y terminarán convenciéndote, de porque vale la pena que ¡guajiro apoye a guajiro!  Disfruta de tus riquezas, antes de que otros se deleiten con ellas, así como tú te deleitas más con lo de afuera, que con lo de tu región. ¡Guajiro, apoya a guajiro!

 

JAIMELIS FONSECA SIERRA

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?