ANTES Y DESPUÉS DE LUIS DÍAZ

Después de ver la foto que acompaña esta nota, donde aparece de niño el hoy jugador del Porto de Portugal y estrella de la Selección Colombia en la reciente Copa América, es imposible no alegrarse por los triunfos alcanzado por Luis Fernando Díaz Marulanda. Un hombre de que de niño lo soñó, de joven lo luchó y de adulto, juntó todas sus fuerzas para ser un jugador de futbol exitoso. ¡Me llena de mucha alegría ver el triunfo de un paisano guajiro en el mundo!

Ahondando más en la vida de este gran deportista, se lee que creció como la mayoría de nosotros, en un hogar humilde, lleno de dificultades, pero con sueños por cumplir. En la foto se le ve soportando su cuerpo sobre lo que es un listón de madera, vistiendo mochos de jean y una camisa sin mangas; él está viendo un partido de adultos. Esta es una prueba de que su infancia transcurrió en las canchas esperando su oportunidad, pero también es la prueba de un niño jabao’ por jugar futbol.

Sigue uno con la lectura y se encuentra con que el “Guajiro Díaz” hizo parte de la Selección Colombiana Indígena. Con ellos, viajó a Chile a jugar la Copa Americana de Pueblos Indígenas. En ese momento jugó todos los partidos con Colombia, anotó dos goles y portó el brazalete de capitán. De ahí, se dio su paso por Barranquilla Futbol Club, el Junior y en adelante, todo es historia, hasta ahora.

Se concentra uno en leer toda esta gran hazaña, y es imposible que no se le vengan a la mente la situación que viven los niños de Colombia y particularmente del departamento de La Guajira, donde la desidia, el hambre, abandono del Estado, están llevando el futuro del territorio, a que ni soñar se pueda.

Luis Díaz, quien vivió desde niño en el municipio de Barrancas, departamento de La Guajira, seguramente, como los niños de su zona, creció entre los arenales, pateando cascajos, rodeado de alegría y burlando la pobreza que habita en este territorio. Este caso, al igual que otros deportistas del país, es la norma de las historias de éxito y por supuesto, este departamento no es la excepción.

Luis Díaz, no jugó solo, él no era el único jugador bueno en su equipo, debieron estar otros niños que al igual que él, eran buenos en el deporte. Ante esto, quiero preguntarle al lector, ¿Cuántos Luis Días cree que quedaron en el camino? ¿Cuántas estrellas del deporte ha perdido Colombia y La Guajira por falta de apoyo real y decido del Estado? ¿usted conoce alguno? ¿Cuántos de los más de 5.000 niños indígenas que se han muerto en estos años en el departamento pudieron alcanzar el nivel del deportista elite que es “Lucho Díaz”?

Hoy, para todos, gobernantes, empresarios y sociedad civil, es fácil montarnos el bus de la victoria de este gran deportista, pero en realidad es un triunfo de la persistencia, del profesional, es un triunfo de él y de su familia. Para que como sociedad podamos subirnos en las victorias de nuestros deportistas, debemos responder las preguntas anteriores y luchar por transformar la realidad de nuestros niños. Luis Díaz es solo uno de todos los corazones y mentes de los niños que palpitan y sueñan con ser jugadores de elite.

El departamento de La Guajira es un territorio donde más del 30% de su población es menor de los 20 años, de estos, más del 50% son niños menores de 15 años, una población con toda la capacidad para ser formada en diferentes actividades profesionales, donde el deporte no debe dejar de ser una opción. Esto se presenta, cuando hay un gran ejemplo de superación que se puede utilizar para mostrar a los niños que si es posible alcanzar los sueños.

Al igual que Luis Díaz, en los últimos años, muchos deportistas guajiros han tenido una participación sobresaliente en las diferentes ramas. Hoy hay talentos en el Basquetbol, en el Beisbol, en el Atletismo, en fin., esta situación se da, a pesar de tener una Liga de Deportes departamental que no pasa por su mejor momento; cuando las secretarias de deportes en muchos municipios no tienen ni la autonomía, ni el recurso y en muchos casos, no existen como secretarias, pues, están organizadas dentro de otras dependencias.

El deporte debe ser una apuesta del gobierno departamental, se debe con urgencia reactivar los torneos deportivos departamentales, dar la lucha por la reactivación de los juegos intercolegiales y reactivar la práctica de las diferentes disciplinas deportivas con una visión profesional. Talento de sobra es lo que existe en los municipios, jugadores como Luis Díaz, seguramente están esperando su oportunidad en los barrios y en las escuelas, que, al no existir otro camino para sus sueños, ven en el alcoholismo u otras actividades no tan adecuadas, una puerta sin fin.

Luis Díaz, es un ejemplo de constancia, dedicación y de éxito, está en la sociedad guajira y el Estado colombiano dar la pelea porque en el departamento de La Guajira, puedan salir más de cuatro deportistas de alto nivel al año en cada municipio. Esta debe ser una apuesta de cada ente territorial, este es un potencial que aún el departamento no dimensiona, es una forma para transformar la realidad de un territorio que en sus gentes tiene todo el potencial para derribar toda la inequidad existente para con La Guajira.

Jose Armando Olmedo

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?