¿COMO DESCUBRIR A UN FALSO PROFETA?

Basado en la lectura de Nehemías 6:10-13 DHH94I

Después fui a casa de Semaías, hijo de Delaías y nieto de Mehetabel, que se había encerrado en su casa, y me dijo: «Reunámonos en el templo de Dios, dentro del santuario, y cerremos las puertas, porque esta noche piensan venir a matarte.»  Pero yo le respondí: «Los hombres como yo, no huyen ni se meten en el templo para salvar el pellejo. Yo, al menos, no me meteré.»  Además, me di cuenta de que él no hablaba de parte de Dios, sino que decía todo aquello contra mí porque Sambalat y Tobías lo habían sobornado; le pagaban por asustarme, para que así yo pecara. De ese modo podrían crearme mala fama y desprestigiarme.

Leyendo esto me vino a la mente un pasaje bíblico donde el Señor Jesús nos advierte acerca de los falsos profetas. Mateo 24:4-5 Jesús les dijo: —No dejen que nadie los engañe, porque muchos vendrán en mi nombre y afirmarán: “Yo soy el Mesías”, y engañarán a muchos.

Así como en los tiempos de Nehemías existían personas que se prestaban para las artimañas de sus enemigos, en este tiempo también hay individuos con alto grado de influencia, que podrían desviarnos del camino si no estamos apercibidos.

Semaías sabía cómo usar palabras religiosas, pero todo era una trampa… intentó provocar miedo en Nehemías y así llevarlo a cometer un error, si éste hubiera hecho lo que sugirió el profeta habría desobedecido a Dios, ya que en aquel tiempo solo a los sacerdotes les era permitido ingresar al templo y Nehemías no era un sacerdote.

2 Crónicas 26:16-19 el rey Uzías – que no era un sacerdote – entró al templo, y Dios lo golpeó con lepra instantáneamente.

Esta situación obviamente, les daría a sus enemigos un argumento para culparlo y desacreditarlo delante del pueblo, pero, así como Nehemías tuvo discernimiento y descubrió el engaño de este supuesto profeta, la palabra de Dios nos da instrucciones claras respecto a cómo reconocer a un falso profeta.

  1. Observa sus frutos Mateo 7:15-20 NTV» Ten cuidado de los falsos profetas que vienen disfrazados de ovejas inofensivas, pero en realidad son lobos feroces. Puedes identificarlos por su fruto, es decir, por la manera en que se comportan. ¿Acaso puedes recoger uvas de los espinos o higos de los cardos? Un buen árbol produce frutos buenos y un árbol malo produce frutos malos.  Un buen árbol no puede producir frutos malos y un árbol malo no puede producir frutos buenos.  Por lo tanto, todo árbol que no produce frutos buenos se corta y se arroja al fuego.  Así es, de la misma manera que puedes identificar un árbol por su fruto, puedes identificar a la gente por sus acciones.

Esta palabra me confrontó mucho, porque cuando pensaba en los falsos profetas pensaba que es posible que no se refiera solo a sacerdotes, pastores o líderes religiosos, es posible que en algunas circunstancias de la vida nosotros mismos seamos falsos profetas, porque no vivimos la palabra que predicamos.

Muchas veces nuestras reacciones son contrarias a lo que se esperaría de nosotros, por eso debemos cada día acercarnos al trono de la gracia y ser honestos con Dios, reconocer delante de EL nuestra imperfección y despojarnos de lo turbio que hay en nosotros, para que seamos llenos de su esencia y de esa manera ser coherentes entre lo que hablamos, pensamos y hacemos; como espejos de la gloria de Dios, para entonces poder profetizar su palabra a través de nuestra propia vida.

  1. Somete todo a la luz de la palabra y el consejo de Dios, dice en 1 Tesalonicenses 5:20-21 no desprecien las profecías, sométanlo todo a prueba, aférrense a lo bueno

Por supuesto no podemos pensar que todos son iguales, en este tempo Dios sigue hablando a través de hombres y mujeres para revelar su plan y voluntad a nuestra vida, sin embargo, hay gente investida de autoridad que utiliza esa dignidad para intimidarnos y tergiversar las cosas como Semanías, quien quiso infundir temor en Nehemías y llevarlo a tomar una mala decisión.

Así como lo hizo Nehemías al escuchar las palabras de Semanías, es importante en estos tiempos que nosotros también sometamos todo al consejo de Dios, ya que el miedo, la confusión, la incertidumbre, la desesperación, entre otras cosas, pueden llevarnos a cometer errores basados en cosas que escuchamos de gente de autoridad y tal vez estas cosas no provengan de Dios.

La razón por la que muchos son engañados es porque no están totalmente familiarizados con la verdad (la Palabra de Dios) y es precisamente esta la que nos hace tener la visión correcta, revelación, discernimiento y el entendimiento alumbrado por el Espíritu Santo de Dios.

Fue Dios quien le reveló a Nehemías las verdaderas intenciones del profeta, y esto nos enseña que él tenía una relación de intimidad con Dios; y así mismo nosotros cada día debemos procurar por intimar con Dios, hoy en día los afanes no nos dejan tiempo para lo importante, pero estoy segura que, si te determinas en tu corazón apartar un tiempo de búsqueda del consejo de Dios, sabrás qué camino tomar y no te dejarás influenciar por otros.

Confía en el Señor con todo tu corazón; no dependas de tu propio entendimiento.  Busca su voluntad en todo lo que hagas, y él te mostrará cuál camino tomar. Proverbios 3:5-6

  1. En ellos hay orgullo, rebeldía y codicia. Judas 1:11 ¡Qué aflicción les espera! Pues siguen los pasos de Caín, quien mató a su hermano. Al igual que Balaam, engañan a la gente por dinero; y, como Coré, perecen en su propia rebelión.

En otras palabras, estos personajes son orgullosos como Caín, rechazan el plan de Dios y contienden con EL.  Son codiciosos y buscan su beneficio propio como Balaám quien profetizaba por dinero hasta que fue reprendido por Dios quien uso una asna para hablarle y no lo dejó seguir con su locura (Números 22). Y son rebeldes, no admiten corrección, siempre tienen la razón y no se someten a la Palabra de Dios, como Coré quien se auto promocionó sobre la autoridad de Moisés (Números 16).

  1. Tienen apariencia de piedad. Por lo general, estos no vienen con un letrero en la frente que los identifique, frecuentemente son gente que inspira confianza, que aparentan ser buenos y compasivos, pero realmente lo que buscan es entrar de manera encubierta a la obra de Dios para ir destruyéndola desde adentro.

2 Corintios 11:13-15 Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, transfigurándose en apóstoles de Cristo. Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se transfigura en ángel de luz. Así que, no es mucho si también sus ministros se transfiguran como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras.

2 Pedro 2:1-3 En el pueblo judío hubo falsos profetas, y también entre ustedes habrá falsos maestros que encubiertamente introducirán herejías destructivas, al extremo de negar al mismo Señor que los rescató. Esto les traerá una pronta destrucción.  Muchos los seguirán en sus prácticas vergonzosas, y por causa de ellos se difamará el camino de la verdad.  Llevados por la avaricia, estos maestros los explotarán a ustedes con palabras engañosas. Desde hace mucho tiempo su condenación está preparada y su destrucción los acecha.

En la palabra de Dios siempre encontraremos respuestas a nuestros interrogantes y recibiremos revelación frente a muchos aspectos de la vida, entre ellos como reconocer las características de un verdadero líder espiritual quien puede guiarnos en algún momento, escucharnos y apoyarnos en oración; sin embargo, somos nosotros a través de un corazón dispuesto, agradecido, humillado y agradable quienes por intermedio de Jesucristo podemos conectarnos con el Padre. ¡Solo necesitamos tomar la decisión de acercarnos confiadamente a la presencia de Dios!

Hebreos 4:16 Entonces, acerquémonos con confianza al trono de Dios que es generoso. Allí recibiremos su compasión y su bondad para ayudarnos cuando lo necesitemos.

1 Timoteo 2:5  Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.

 

Vicky Pinedo 

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?