CONFESIONES DE UN ENAMORADO

Entrando a la casa de Sinfo (Marciano Martínez Acosta, maestro y rey de la canción vallenata) me lo tropiezo saliendo de su habitación, con el cuello sin arreglar y el cabello canoso, desorganizado.

Se quedó mirando tratando de adivinar quién estaba detrás del tapaboca. Me lo quité para que me reconociera.

-Papa!! Exclamó con alegría.

-Manito!! Exclamé.  Nos dimos un abrazo jamaquiao (meceando nuestros cuerpos, cómo quien baila) tal cómo nos lo debíamos después de tanto tiempo sin vernos.  “Me estoy parando apenas!! ” me dijo mirándome a los ojos con esa expresión de nobleza y dulzura con la que se mira a una hermana.  Sonó su teléfono, miró sin lentes a sus 64 años, cómo si nada.

-Ivancho, me dijo haciéndome señas de permiso con los ojos.  Sin dejar de abrazarme, salimos al frente, mientras le prometía a Iván Villazón, enviarle el coro de un mereguito rápido que le parecía el tema que él le debía grabar. Cuando se despidió ya estábamos al frente junto a mis amigos.

“Vine a cumplir una promesa que le hice a este caballero, hace unos años.   El es Luis José Romero Maestre, próximo Nobel de literatura, Su hijo Osacar Romero, su primo José de Jesús y mi sobrina Loreine, hija de el “Mono” y “Chio”. – La abrazó con el Cariño que abrazaría al Mono su gran amigo de infancia-.  Los visitantes le reconocieron su grandeza y el aporte que le ha hecho a la cultura colombiana. Hablamos del paisaje imponente de la sierra nevada desde su casa, de política y otros tópicos rompehielos.  Queriendo dirigir la conversación hacia lo que más admiramos de él, le dije “vamos a graba el paseíto que le vamos a mandá a Villazón”.  Mientras abría una app para grabar decía:

– Cada cabeza es un mundo” y yo completé el dicho “Cada loco con su tema”. “Como sabei?” preguntó y nos echamos a reír todos al escuchar que era la primera frase de la canción.

Cada cabeza es un mundo, cada loco con su tema// Por eso tengo metido entre ceja y ceja, que tarde o temprano yo seré el dueño tuyo//

Y no importa que seas esquiva, que no me quieras, domarte como una fiera va a ser mi orgullo//

Y cada cabeza es un mundo, cada loco con su tema//

“No son muchas las canciones de ese estilo en Sinfo”. Le dije a Luis José, que se asombraba de escuchar esa nueva pieza de la obra musical del Maestro, llena de estribillos cortos. “Recuerda La Juntera”.

-Ve!! ¡¿Y cómo sabei, ¡¿Papa?! (Marciano me dice Papa o manita, porque el dice que su hermana menor La Mama (Altagracia Martínez) y Yo somos igualitas. Ella es mama y yo papa ambas sin tilde)

– Yo conozco bastante bien tu obra musical, no la he estudiado, pero imagínate, crecí oyendo tus canciones y la canción favorita de mi mamá era La Juntera, me la aprendí y al escucharte cantar esta las asimilo inmediatamente.

Buscando la grabación para enviarla a Iván Villazon, colocó una canción que me llamó la atención enseguida

“Yo tengo una mujer a la que amo y no la cambio por nada en el mundo, yo tengo una mujer a la que amo, fue mi pasado, es presente y futuro, la gente mucho me lo ha criticado, cómo si fuera un pecado que absurdo, porque nunca le he pedido prestado, los sentimientos pa amarla a ninguno”.

– Chá vaina buena!! Dejala, dejala!!  ¿Cómo e’? ¿¡No le he pedido prestado los sentimientos pa’ amarla a ninguno!?  -Me cantó la primera parte de una canción bellísima que aún no le escribe la segunda estrofa-  Ya me la aprendí.  Acabo de escribirla de mi memoria.  Al escuchar fué mi pasado, es presente y futuro me dio curiosidad y quise saber.

– Esa canción es para Helena?

– Cómo sabei?

– Todavía la amas?

-Uuuffff como el primer día. Nombe ahora la amo más. Pero tiene una pelea a muerte conmigo por los Darlos Lacerantes (No te Importó Mentir) que grabó Rafa Pérez.

– Es que esa canción es fuerte manito! ¿Y se la hiciste a Helena?

– Si, pero eso fue hace años. Esa canción la grabó Diomedes, cuando grabó Amarte Más No Pude.

– Manito contame esa historia de amor con Helena.

-Nombe!! Eso es largo, teney que vení y nos acostamos en unos chinchorros sin límite de tiempo.

Cuadramos el encuentro y el sábado a las 7:30 de la mañana llegamos, Ocha, Vicky, (mis hermanas) y yo. No estaba en casa, fuimos a Del Otro Lao a buscarlo, tampoco, de regreso a su casa, lo encontramos triste y confundido como la canción. Se le alegró el rostro al vernos, lo abrazamos saludamos a La Mama, su hermana, a Marco Antonio un “Greñuo” diseñador que había amanecido bebiendo con Sinfo. Hicimos té, de flor de Jamaica que trajimos de De Aquel Lao.  En el sonido del carro se escuchaban los éxitos de Marciano. (Sinfo es mi hermano, mi amigo, el ser humano noble e inigualable y Marciano es el famoso y destacado compositor, al final es el mismo)

– Papa miráme toy vuelto na! Ocha te quiero, Vicky te quiero, las quiero a todas las Peralta Mendoza. ¡A todos los hijos de mi querida Cele!! Allá fui a despedirla, ¡a cantale en su tumba!! Yo amo a todos los peñeros.  Yo amo a Paulicio, a Checa, a toita la gente de ese tiempo, amo al Mono Cataño y al Mono de Rocio tu hermana…  Yo cogí algodón con Yengo, Paulicio, Lalo, Apo, José Víctor Mingo, en Bezerril, allá casi no cogía algodón por está cogiendo iguana -nos reimos-  pero cogía bastante yo de 13 años llegué a coger 197 kilos.

-Sin cacota? Preguntó Ocha

– Con cacota!!  ¿¡En La Peña si lo teníamos que coge limpiecito, pero allá!? (Hizo un gesto de quien muerde la mata para arrancar la cacota llena de algodón). -Nos reimos-  Saben que digo yo cuando me preguntan de dónde soy? Yo digo que soy de La Peña, Curazao y La Junta, ese es mi pueblo grande, y después de estos tres pueblos amo a Patillal.

– Y en La Peña todos te queremos, porque te sentimos nuestro. Le afirmé

– Yo lo sé! Ojalá Dios me permita cumplir mi sueño de hace un colegio aquí, entre los dos pueblos, pa’ toda nuestra gente.

– Marciano Martínez Acosta, ¡le llamamos!!  Le dije

– No. ¡El Buen Pastor!

– Ese está mejor! ¡Me gusta más!  En el carro sonaba La verdad de mi mentira, y empezamos a cantarla a 4 voces

“Ya nada me importa si me ven llorando, que me va a importar si hasta he perdido mi orgullo. Desde que te fuiste derrumbaste mi mundo ya no soy el mismo, vieras como ha cambiado…Vago por las calles caminando sin rumbo porque hasta en mi pueblo siento ser un extrañó.

https://getsnap.link/ZoMekNuGv3Z  (escúchala aquí)

No pudo seguir cantando las lágrimas invadieron su garganta y su estado nos arrugó el corazón

– Yo soy un pendejo llorón!! ¡Mira eso, me hace llorá esa porquería que canción deberían quitarla de ahí!!

– Porque te hace llorar? ¿A quién se la hiciste?

– A Helena, la mujer de mi vida

– Sinfo, hay esperanzas con Helena?

– Peleamos anoche!! ¡Estoy hecho nada!!

-Ajá, ¿¡pero hay esperanza!?

– Hay amor!!  Ella tiene una pelea conmigo por los Dardos Lacerantes (No le Importó Mentir, https://www.snaptubeapp.com ) que grabó Rafa Pérez,  pero ayer estábamos bien, nos jugábamos, estábamos bien!

– Porque pelearon?

– Porque ella no entiende, lo que yo le quiero dar a entender.

– Que le quieres dar a entender?

– Que la amo!! ¡Que la voy a amar hasta el día que me muera!!

– Cuántos años tiene Helena? preguntó Ocha.

– Cincuenta ya. Es que a mí no me importan los años, es que yo la amo a ella con 100…  A ella no la separa eso conmigo, sino el resentimiento que tiene, esos son problemas que hay que subsanarlos, ella es orgullosa… Se fue hoy, yo quería ir a despedirla, pero no quiso…

– Con esa borrachera ibas a pasá pena y a hacela pasá pena a ella.  Le dijo Ocha.

-A ella no le gusta que yo beba. Pero cuando yo le dije no estaba borracho. ¡Estábamos bien!

– Seguro no quiere darte esperanza.

– Si yo no necesito que ella me de esperanza… ¿La gente me dice que por qué? ¡Que marica!  ¡Que la olvide! ¡Es la mujer que yo amo! Yo la amo, yo no me engaño, ¡yo la amo!  yo no la juzgo, ni la condeno. Pero lo que pasó a noche si me dolio, porque ella sabiendo como yo soy, se me volvió arrogante…   yo quiero ser cada día un mejor ser humano, es lo que yo le pido a Dios, cada día, ser mejor ser humano, entender lo malo, pero para vencerlo con lo bueno. Que dolor para mí que después de estar aquí tan bien, me haya tratado así. ¡Me duele, porque es ella, me duele, que ella me trate mal, me duele!! Dejaba salir sus sentimientos en medio de las lágrimas, escondiendo la cara en sus manos. Lo abracé, recostó su cabeza en mi hombro.

– Perdóname Papa.  Por eso, yo le he pedido a Dios que me haga el hombre más bueno del mundo, nosotros nos afanamos por tener cosas, pero lo más bonito es compartir lo poquito que tengamos con los demás. Yo tengo un sueño mas grande, voy a hacer una iglesia, allá arriba, en “De Aquel Lao.”

-Una Capillita? Pregunta Vicky.

-No. Una iglesia grande!! ¡Para amar a Dios!  No tiene que ver con religión ni nada, un templo de adoración a Dios, yo quiero que la gente venga a adorar a Dios. Y lo voy a hacer porque Dios me va a dar la vida para hacerlo…  Mi mejor canción es cristiana y ahora estoy haciendo otra… las voy a grabar para que las canten en todo el mundo. Oi la que estoy haciendo…

Yo no quiero parecer un hombre bueno, quiero ser un hombre bueno de verdad

Yo no quiero estar cerquita de lo eterno quiero obrando bien ganar la eternidad//

Ser de todos los amigos el amigo más sincero, que de mi un falso te quiero no vaya a salir jamás

Y que todos los caminos me conduzcan hasta el cielo, que en mi todo lo primero sea mi Padre Celestial //

Aplausos, risas de gozo.

-Que lindo!! Dijimos las tres sin ponernos de acuerdo

– Sinfo cuántas canciones has hecho? Le pregunté

-Yo que voy a sabé. ¡Un poco! Grabadas, casi 300. Sin grabar no se.

– ¿Te has enamorado otras veces, después de Helena?

Si. Pero lo deshecho. Porque yo amo a la gente y yo no quiero hacerle daño. Yo fui un hombre libertino, mujeriego, pero un día descubrí que a las mujeres no hay que hacerlas sufrir. Sabei por qué?  Mi mamá tuvo hijo con 5 hombres diferentes, y yo pienso que en cada hombre ella creía que hallaba la solución de sus males y por eso le paria y a mí hoy me duele… las mujeres en cada hombre que acepta, acepta una esperanza que cree es la definitiva.  Yo hice sufrir a muchas mujeres, pero por inocencia, por machismo; el machismo es ignorancia. Ahora pienso: yo que gano engañando a una mujer. Nada… Mi mamá me dijo un día: “Ve tráete a tu papá que se está matando a ron en el Valle, ponelo a qué te cuide “De Aquel Lao”. Cómo al año que me lo traje me dijo: -“Sabei lo que hizo Joaquín Elias, en estos días? Me propuso matrimonio, y tú vieras con el sentimiento con que me dijo…  ¡Primera vez en la vida que un hombre me pide matrimonio!  A mi sí me dolió eso.  Entonces yo me puse a pensar así le he partido yo el corazón a muchas mujeres. Por eso yo no me acuesto con una mujer por acostarme a menos que ella quiera. Yo no soy pendejo pa casame con una mujer que yo no quiera. ¿Pa’ estale dando la espalda, pa estale haciendo desprecio? ¡No! ¡Eso no es vida!

– Marciano tu te has encontrado en este mundo mujer de toda clase y ninguna mujer te ha quitado ese amor por Helena.

-No! es que el amor no se quita.

– Tu elijes amar. Afirma Vicky.

– No. Si yo eligiera amar, yo diría voy a amarte a ti, o a Papa o a Ocha, pero es que este amor, es el amor que Dios mandó. Uno no puede elegir amar, yo puedo elegirte a ti como mi mujer, pero amarte no. El verdadero amor como Dios dice en Corintios 13, No deja ser…  Yo hace casi 30 años que salgo a parrandear, no a mujerear. Porque yo andando con Diomedes… Un silencio, unas lágrimas, un suspiro…

– ¿Duele Diomedes, manito?

Duele Diomedes Papa,fue tan importante pa’ mi, tanto que yo casi todas las noches soñaba con mamá y Diomedes. No con esta tristeza que siento ahora… Otro silencio traga el dolor…derrama Lágrimas…  ustedes dirán por qué estoy llorando, yo tengo un dolor porque ojalá Diomedes nunca se hubiera muerto.  Diomedes era mi hermano, es que entre Diomedes y yo había una hermandá tan grande… Un día me dijo: al único hermano que quiero y respeto eres tú. Y te le digo buenesito y sano pa’ que lo sepai, y te tengo hasta miedo”. Yo me echaba a reír. Por eso a mí que nadie me venga a echá cuento de amistad con Diomedes… Me arrepiento una y mil veces haberme alejado de su casa.

-Por qué te alejaste? Inquirí

En 1993 él tuvo un problema con Ñingue mi hermano, en esos días, yo llegué como era mi costumbre y de el también, entré a la cocina destapando las ollas, cuando salí su saludo fue, ¿Sinfo que tal? Y ese día me fui y no volví a la casa de Patricia. Me alejé de su casa, sabes porqué Nora, porque llegaba mucha gente extraña que creaba cizañas… -Las lágrimas no dejan de brotar-.  Perdoname, perdónenme Vicky y Ocha, es que yo soy un llorón! ¡Estoy sensible!!  …Patricia fue el gran amor de la vida de Diomedes, el murió amando a Patricia …Mira, así como Diomedes tuvo a Patricia, yo también tuve mis musas. La primera fue Beatriz Helena, la hija de Elda Araujo, yo era un pelaito, ahí crecí haciendo versos y cantando pa’ ella. Con el transcurrir de los años otra Helena marco mi vida.  Yo debo cobrarles cesantía a las helenas… Yo a Helena Gutiérrez, la amé y la voy a amar hasta el final de mi vida.

-Cómo es que dice la canción? que tú no le pediste tus sentimientos prestaos a ninguno.

-Ay ve! ayer se la iba a cantar y se armó el problema ese.  Mira ve, si me muero mañana, tu se la muestras y se la cantas a ella y no sé sorprendan, que uno se muere cualquier día. Te queda esa tarea, ya sabei.

–  Vamo’ a ensayala pue’ Yo tengo una mujer a la que amo y no la cambio por nada en el mundo.  Yo tengo una mujer a la que amo fue mi pasado es presente y futuro

La gente mucho me lo ha criticado. ¡Cómo si fuera un pecado que absurdo! Porque nunca le he pedido prestado los sentimientos pa amarla a ninguno

Cada día que pasa más enamorado, me siento porque se convirtió en mi orgullo.  He visto venir y veo pasar los años y como este amor no encuentro otro más puro//

En ella está fuente de mi inspiración cuando contempló su sonrisa angelical, siento correr la sangre en mi como un caudal y me palpita acelerado el corazón.  Y es como si la llama ardiente de este amor ocasionara en mi interior un vendaval//

¡Y en ella está fuente de mi inspiración…Ejoooo sabei lo que es eso!! ¿Qué más quiere?

– A quien le escribiste ya se oculto la luna tras un nubarron… canté y el continuó

-La noche está en penumbra yo estoy con mi mamada… ¡Me disculpas si me lo reservo! ¡Nunca le he dicho a nadie!

– Cuáles le has compuesto a Helena?

– Casi toitas!!  Dios debería de castigarla. Apuesto y mañana me escribe. No le voy a contestá.

-Si das? Pregunta ocha.

– Si le contesto le pongo:  Perdóname por amarte tanto, no es mi culpa. Así le voy a poné. Y empieza el estribillo de la canción, yo le hago coro

Y me palpita acelerado el corazón, siento correr la sangre en mi como caudal, y me palpita acelerado el corazón… es como si la llama ardiente de este amor ocasionara en mi interior un vendaval…

¿Qué más quiere ve? ¡La voy a demandá!! ¡Nos reímos!! Cómo la canción de Rafa cinco millones de abrazos, y cinco millones de besos, esa no es de Rafa es de Chema Moscote…

-A caramba tantos años equivocada, pa’ mi es de Rafa. Sinfo, voy a conversar con Helena para escribir estos Amores Contrariados. ¿Me das permiso?

– Escribimos, necesitas una biblioteca, con más de 35 años de amor… Y me palpita acelerado el corazón…  ¡Empieza a cantar casi dormido me toca continuarla sola… su cuerpo necesita descansar!

Ya estoy conversando con Helena, tengo el alma embarazada con esta historia de amor inconclusa.  Pronto les entrego Amores Contrariados los de Helena y Sinfo.

Noralma Peralta Mendoza

DESCARGAR COLUMNA

3 comentarios de “CONFESIONES DE UN ENAMORADO

  1. Rosa Paulina Peralta Mendoza dice:

    Me vine llena de humildad,sensibilidad y amor
    Sinfo mi admiración y amor por siempre
    Bella experiencia mi negra gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?