¿CUAL PERIODISMO?

En este país se deben analizar y revisar las actuaciones irregulares de lo que hace la prensa en todas sus modalidades, no entiendo cómo es posible que ante muchas imputaciones judiciales, algunos señores periodistas modifiquen las noticias a su antojo y acomodo, incrementen las dudas imponiendo como jueces, penas y sentencias que no son sino conjeturas y que colocan  en tela de juicio la inocencia y los derechos constitucionales de personas indiciadas, sin tener en cuenta  que ni siquiera tiene antecedentes judiciales, que han sido personas criadas en hogares pulcros con las mejores enseñanzas y grandes virtudes que este tipo de  periodismo empañan y no se compadecen con la verdad. No vayamos lejos para tristeza nuestra, aquí mismo en nuestro Departamento lo vivimos a diario, algunos periodistas utilizan lenguaje acusador que no se ajusta a la verdad, ni a la rigurosidad ni a la ética que debe llevar una noticia, al dar por descontado la culpabilidad del ser, como también debo decir, en honor a la manera de proceder que aprendí en mi hogar, que hay otros que si se expresan con mesura y consideración como virtuosos, que son  aquellos que hacen periodismo riguroso y aseado, diferencia que se demuestra con las fotos anexas, donde cada medio se expresa de acuerdo al criterio periodístico que maneja. Mientras no se pruebe lo contrario, somos inocentes, principio constitucional que muchos periodistas se pasan por el forro, haciendo caso omiso de su deber de informar con transparencia y veracidad, que es el pan de cada día en nuestro país, donde no se tiene tacto ni análisis al momento de redactar una noticia, haciendo de esta, su libre expresión individual sancionatoria y abusando en su labor informativa, al  invertir los valores de su DERECHO a informar y prescindir de su DEBER de hacerlo en buena práctica de la comunicación, dando palo con mentiras periodísticas, acción por la cual se han vuelto famosos muchos, pero que deja en entredicho el buen nombre de algunos medios de comunicación.

Dejarlo a la ética particular no soluciona el problema, lamentablemente somos débiles como humanos, es aquí donde se cambian los valores profesionales y los parámetros informativos sin entender que con ello pierde la credibilidad todo su gremio y aunque no hay al momento una legislación para este fenómeno, debemos imponerles una SANCIÓN SOCIAL.

En lo primero que debe actual la ley, es en despolitizar la información, investigar el origen de las grandes riquezas materiales que algunos periodistas poseen hoy en día, muchos de estos son producto de la mermelada que unto el anterior gobierno en 8 años, para suavizar las reacciones del pueblo con fake news en el tema Paz y echar por tierra la decisión del NO constitucional, que fue rechazado a pupitrazos limpios por el congreso de la república, para lo cual el estado tuvo que invertir billones de pesos y que dejo en bancarrota al país.

para recuperar la confianza, el periodismo debe hacer un gran esfuerzo, de hacerse, muchos perderían el mendrugo que los obliga a estar en la insensatez y aunque hoy son casi el poder judicial, al cambiar, los medios volverán a ser el cuarto poder de la democracia,

En conclusión, ¿cuál periodismo???

Salustio Solano Cerchiaro

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?