LOS ATAQUES CIBERNÉTICOS A LA ORDEN DEL DÍA

Desde el principio sabía que para muchas personas no iba ser fácil asimilar la presencia del Magazine en la vida cotidiana y mucho menos el ejercicio de oposición de algunos columnistas, que los adeptos más cercanos se lo iban a tomar como personal y que ademas se iban a negar la posibilidad de crecer en su forma de pensar para defender lo indefendible. 

Hasta ese punto lo entiendo, para liderar un proyecto como estos debes tener como pilar fundamental la tolerancia, hasta el momento es notable la forma positiva en que se ha ido posesionando el Magazine en muchos sectores de la región, y bueno esto trae como consecuencia una enorme responsabilidad con el público y por supuesto con el equipo de columnistas para cumplir con nuestra meta clara de crecer en contenido constantemente.

El equipo de trabajo ha ido creciendo de manera espontánea, contamos actualmente con 25 columnistas, dentro de los cuales hay funcionarios de entidades territoriales que prefieren mantenerse en el anonimato para evitar presiones laborales como ya ha sucedido en tan corto tiempo desde el lanzamiento de la revista, fue este el caso de un alcalde de la región, el cual presiono a uno de nuestros columnistas para que suspendiera sus publicaciones en esta plataforma independiente. 

A mi particularmente me han atacado de la manera más baja, insultos de todos los calibres a mi persona en las diferentes plataformas, tanto en Twitter como en Instagram se han encargado de abrir perfiles con identidades ficticias para atropellar mi integridad como persona y de esta manera sugestionarme para evitar que sigamos en nuestra labor, pero lamentó manifestarles que todos estos ataques sin fundamento causan en mi una motivación extra para seguir trabajando y solo me dicen que vamos por el camino correcto. 

Sinceramente considere necesario exponer todo esto como antecedentes ante la opinión pública, ya muchos familiares y allegados comenzaron a preocuparse por mi integridad física, y con gusta razón porque los ataques cibernéticos cada día son más frecuentes en mi vida cotidiana y da pie para pensar que algo realmente lamentable puede llegar a pasarme, de mi parte haré las denuncias correspondientes, estos acosos ya están tipificados como delito y le corresponde a la fiscalía hacer su labor al respecto.

Mientras tanto seguiremos trabajando sin descanso con el Ojo Pelao’ y esperando por la pronta recuperación de algunos columnistas afectados por el covid 19, mucha fuerza equipo en este momento tan duro y lleno de incertidumbre, Dios con nosotros. 

Me despido mis queridos lectores como siempre declarándome un hombre de FE, confío en los procesos y se que llegará el momento en que comiencen a entender este tipo de plataformas, no será fácil ya que somos pioneros en la región caribe, pero todo tiene su tiempo y el de DIOS es perfecto.

 

Jose Ramiro Celedon Ucros 

Fund / CEO Ojo Pelao´Magazine 

 

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?