ME DUELE BARRANCAS

Fui testigo excepcional de la edad de oro de Barrancas. Corrían los años comprendidos entre 1988 y 2002. Barrancas bajo el liderazgo desde ese Binomio irrepetible que conformaron José Berardinelli y José Soto sorprendió al país por su planificación, desarrollo e importancia. Era sin lugar a dudas La Meca de La guajira, epicentro cultural, bastión de progreso e impulsor de la dinámica política del departamento. Allí todo era mágico. Obras monumentales, eventos de importancia nacional, visitantes ilustres, fiestas inolvidables, voluntad de civismo, todo junto hacían de Barrancas el epicentro económico, cultural y político de La guajira. Luego con los periodos de Juan Francisco Gómez y Miguel Andrés Fonseca se vio como el crecimiento en infraestructura fue coherente con lo pedía la comunidad Barranquera, la inauguración del Hospital Nuestra Señora del Pilar y del Parque Recreacional de Agua Luna fueron dos megaproyectos que se vieron en un corto tiempo, la creación del fondo de desarrollo empresarial de Barrancas “FONDEBA”, fundamental en el apoyo al repoblamiento bovino y en las diferentes líneas de emprendimiento de la época. Sin embargo, para corroborar que todo tiempo pasado fue mejor, no supimos cuándo ni cómo, de manera imperceptible, Barrancas se fue alejando de esos nobles propósitos de otrora para dar paso a un desarrollo desorientado, donde la industria y el comercio pasaron a ser una debilidad, causando unos elevados índices de desempleo, a la falta de iniciativa y de creatividad, causas esenciales que permitieron se perdiera el liderazgo de antes para convertirse en la ciudad que lamentablemente es hoy.

A pesar de perder el rumbo de ese liderazgo comercial y político a nivel regional, Barrancas siguió creciendo, en los últimos 18 años este municipio logro la pavimentación del 80% de su malla vial, en el sector educativo fortaleció su infraestructura en su totalidad, logrando tener entre sus instituciones educativas 3 megacolegios y por supuesto no podemos olvidar las excelentes instalaciones hospitalarias las cuales están actas para prestar servicios de segundo nivel. En materia de alumbrado público, Barrancas dio un paso al frente logrando hacer una reposición en su totalidad para brindar un servicio de última generación en el casco urbano y en sus principales corregimientos. Las redes eléctricas también son propiedad del municipio y está en ejecución desde el año 2019 la repotenciación en su totalidad por parte de la alcaldía municipal. Sin embargo la gran deuda para con los habitantes de esta hermosa tierra es el mejoramiento de la calidad de vida, pasan y pasan los mandatarios y no han logrado optimizar sus fortalezas, este municipio muy a pesar de ser el socio con la inversión más alta en planta metesusto, no cuenta con el servicio de agua potable las 24 horas, es realmente insólito que al día de hoy no cuente con una educación competitiva y que se hable de son uno de los indicies más bajos en calidad, y bueno si hablamos de la atención hospitalaria podemos afirmar que es realmente deprimente y que su difícil fiscal no brinda un futuro esperanzador ni a un largo plazo.

Como guajiro y como eterno enamorado de esa bella tierra debo confesar que me duele Barrancas. Añoro la Barrancas de antaño, su dinámica, su liderazgo de integración que invirtió incluso bajo la dirección de José Soto en la pavimentación de la carretera nacional que de Barrancas conducía a Cuestecitas, convencidos, según Soto decía, que la buena comunicación entre los pueblos de La guajira era el primer paso del desarrollo regional. No sé qué  le deparará el futuro a esa tierra amable. Lo inmensos ingresos por conceptos de regalías ya empezaron a mermarse. Esas regalías no fueron sembradas para crear una economía auto sostenible, no dependiente de regalías originadas en la explotación de recursos naturales no renovables, que más temprano que tarde se agotaran.

De manera dramática y urgente se requiere una reingeniería total o una cirugía de alta complejidad para erradicar los vicios que se han empoderado de las decisiones del pueblo y que lamentablemente lo han alejado de una dinámica comercial mucho más pujante. Cuentan con una herramienta que muy pocos municipios en Colombia tienen a la mano, el Fondo de Desarrollo Empresarial, denle un nuevo rumbo a FONDEBA, el crecimiento industrial le permitirá la generación de empleos y de oportunidades que tanto necesitan las familias Barranqueras para afrontar el efecto económico causado por el futuro cese de actividades en sus minas de carbón. Se necesita concitar la buena voluntad de los mejores hombres y mujeres de Barrancas para que en el último round de sus posibilidades la campana salve a los barranqueros de repetir la historia de miseria y abandono que ya padecieron otros pueblos  desafortunados que tuvieron sus Cien años de Soledad.

Este propósito podríamos lograrlo en la medida que las administraciones venideras, elegidas para regir su destino, provengan ellas de cualquier filiación política, dediquen todo su esfuerzo a manejar al municipio con mentalidad de grandeza, con honestidad y con seriedad. No importa a qué partido o grupo político pertenezcan los próximos alcaldes. Lo que realmente importa es que todos los barranqueros estén dispuestos a cumplir a nuestros jóvenes hoy adecuadas condiciones para vivir con dignidad. Barrancas reclama de sus hijos todos, un alto en el camino, para reflexionar, para deponer rencillas, vendettas, odios y malquerencias, para que juntos, puedan construir la Barrancas que aún es posible entregar en herencia a las generaciones del futuro. No podemos permitir que el declive de Barrancas hoy, lleve a este hermoso pueblo a un precipicio de un acantilado sin fondo y de pronóstico reservado de lo que le puede ocurrir a la Barrancas del mañana. Están a tiempo de corregir el rumbo y lograr otra vez de encontrar la brújula que se perdió por la malquerencia de sus dirigentes. ¡Que así sea!

 

HERNAN BAQUERO BRACHO

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?