¡PARIDAD PARA TRANSFORMAR Y AMOR PARA AVANZAR!

Hoy el liderazgo de las mujeres en el entorno político es un riesgo y a la vez un privilegio; sobre todo acá en Colombia un país con más de medio siglo en violencia armada, vulneración de derechos humanos, privación a la libertad de expresión; ya que por defender la vida y el territorio presenta un riesgo para tu vida y la de tu familia.

Soñar con el cambio, apostar a la transformación y luchar por conseguirla cada vez está más cerca. Las alianzas, las ganas y sobre todo la juventud tiene el poder de transformar. Cuando se pertenece a una escuela de formación política, se hace pedagogía política y se conoce sobre las políticas públicas. Se hace fácil y más entendible el ¿por qué? Colombia está como está. No a todos se nos hace facilita hablar de política porque existen muchos puntos de vista y sobre todo en nuestros hogares las afinidades políticas que lleven de generación en generación que se niegan a conocer la realidad. Mas allá de una pantalla de televisión o la radio. Es decir; de lo que ven y lo que escuchan. No los deja trascender a otra era.

Los colectivos feministas, juveniles, mixtos y diversos apostamos a ese cambio. A la transformación a una nueva era donde se pueda respirar la paz y estemos todos incluidos todos los colombianos. Donde mis hijos que aún no han nacido sean libres y sus derechos respetados. Donde el campo quien es nuestra medula, nuestro soporte en el país sea reconocido y apoyado. Donde los jóvenes emprendan, donde la economía del país se extienda por el mundo. Y no solo por quienes gobiernan el país sino por aquella mujer diseñadora de modas de un pueblo, aquel estilista de una ciudad o la maquilladora de un departamento. Que la educación sea gratuita, que la salud sea humanizada que 10 pacientes tengan una enfermera jefa y dos auxiliares, sin embargo; es muy poquito por la gran cantidad de trabajo que tiene el personal de salud. Porque no solo es canalizar y dar medicamentos. La salud debe ser mas humana, mas empática y mas solidaria. Pero un país donde una jefe de enfermería tiene 26 enfermos y solo 2 auxiliares, se torna difícil abordar y brindar un cuidado integral a ese adulto mayor con abandono social afrontar y salir victorioso de la enfermedad que este cursando con la salud de Colombia eso no se logra, pero implementando una buena política en salud podemos lograr eso y hasta más. Que los profesores de mis hijos que aún no han nacido, pero si los de mis sobrinos quienes dedican su vida a educar otros hijos tengan garantizado una buena vejez con una buena pensión.

Por eso la política es diversa contamos con trayectorias políticas muy ejemplares, muy formadas porque el hacer política no solo es decir yo soy político vota por mí, es conocer, trabajar y sobre vivenciar las necesidades que queremos transformar. Las mujeres indígenas estamos preparadas para gobernar, con esencia de mujer, con pensamiento dulce y sobre todo con amor. Por nuestro vientre que da vida y conserva vida. Por la lucha que encaminamos desde muy pequeñas y ese liderazgo que desarrollamos en nuestro territorio ancestral y que llevamos a esa ciudad donde batallamos por ser reconocidas. Por nuestras utopías que queremos llevar a la realidad para la mejora de nuestro buen vivir.

Con la riqueza que tenemos o que teníamos desafortunadamente no ha dejado nada bueno solo guerra entre nosotros mismos y miseria en varios departamentos de nuestro país. Es la hora de transformar, de cambiar y potenciar toda la riqueza que nos queda.

Mi apoyo es para ese trabajo comunitario, social, ambiental, diverso, para esa mujer que ha llevado bien nuestra bandera feminista, nuestra esencia de mujer indígena wayuu, nuestra casta y que a puesto en lo alto nuestras capacidades políticas. Ella MARTHA PERALTA EPIAYU, quien apuesta a transformar desde el senado de la republica y a quien sueña un mejor futuro para su hijo, los hijos de sus hermanas y para los míos que no han nacido, pero por mis sobrinos que ya están.

Bueno y hablando de que estos cambios no solo lo hacemos las mujeres sino también los hombres quiero resaltar que el rojo esta de moda y que hay hombres que son transformadores con acciones concretas con son unos verdaderos políticos, que conocen las necesidades pero que trabajan por mitigar las realidades de un pueblo y busca transformar a un departamento. Ese departamento hermoso conocido como una dama que es La guajira. Donde el olvido y el mal manejo de los recursos lo tengan por allá pasando necesidades. Teniendo una minera a cielo abierto que solo a llevado miseria, hambre y deterioro climático. Es hora de abrir los ojos y saber votar bien. Por eso esta política tiene un rostro de paridad, de juventud y de amor.

Esperemos que el primer paso sea este 13 de marzo de 2022, donde comenzaremos a escribir nuevas historias, nuevos cambios, nueva era, y una nueva vida para quienes ya nacieron y quienes no han nacido.

Todos estos anhelos que tengo como mujer, joven, indígena, estudiante y emprendedora se haga realidad porque no solo es mío, es de muchos quienes añoramos tener un cambio. Por que estos 23 años que tengo solo e visto el retroceso y no el avance.

¡Vota por el pacto, por la paridad, por la vida y por el emprendimiento!  El rojo y el violeta están de moda.!

Yolvana Romero

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?