REACTIVACIÓN ECONÓMICA, EL TRABAJO ES LA VÍA IDÓNEA

Establecer un nuevo escenario social, económico, educativo, político, familiar y productivo, son las tareas que tenemos todos los colombianos con la apertura total del país en cumplimiento de los Decretos  580 del 31 de mayo de 2021 y 777 del 1 de junio de 2021 expedidos por el Gobierno Nacional después de evaluar los resultados epidemiológicos, el cumplimiento del Plan Nacional de Vacunación, y la necesidad de reactivación económica en todos los sectores con ocasión a la crisis inicialmente ocurrida con el aislamiento obligatorio por más de un año generado por el COVID, agravada por el bloqueo de algunos manifestantes de vías principales del país por más de cuarenta y cinco días.

Mario Hernández un afamado empresario colombiano ha manifestado insistentemente junto a los gremios económicos que no hay otra manera de recuperarse económicamente sino trabajando; sin la menor duda, ese es el medio idóneo para lograrlo por lo que que es hora de dejar a un lado las diferencias y retomar el camino de la productividad, lógicamente incluyendo el aumento de oportunidades para mujeres, jóvenes, discapacitados y minorías étnicas; además de garantías laborales y educativas paralelamente al proceso productivo.

Indignante que el costo de vida se haya disparado y muchos empresarios se hayan quebrado por las intenciones políticas de los partidos políticos perdedores de las elecciones legislativa y ejecutiva, ellos le están haciendo mal a la democracia y al país, la motivación real de los bloqueos quedó develada perfectamente en las declaraciones del directivo de FECODE el jueves pasado; la desfachatez de instigar una rebelión para fomentar ejercicios políticos que promueven el odio, además de paralizar la producción y generar despidos masivos, sin olvidar que los agremiados en su sindicato recibieron su salario puntual y ahora se aprestan a retirar de sus cuentas bancarias la prima de mitad de año.

Mantener al país en crisis se volvió un trofeo diario para los miembros del autoproclamado Comité Nacional del Paro quienes deben ser los responsables de los daños y efectos causados a la fecha, personajes que han preferido causar quiebras con sus absurdas decisiones pudiendo paralelamente ocuparse de las peticiones y permitir la apertura de los sectores productivos para mejorar los ingresos de los habitantes, detener la hambruna y los contagios COVID; no obstante, insisten en mantener secuestrado al país, lo llamo así  porque el cierre de vías de manera permanente y abriendo “corredores humanitarios” no es parte del derecho a la protesta pacífica, eso es anarquía.

Después de ver que los manifestantes quemar banderas de Estados Unidos e Israel, muchas personas en las que me incluyo, se da por cierto lo que dijo en recientes declaraciones la Alcaldesa de Bogotá, los manifestantes son jóvenes con tiempo, que no tienen mejor plan: no están estudiando, no están trabajando… Este se volvió su plan de encuentro, de socialización después de un año de encierro” por eso a ellos no les importan las consecuencias económicas que hoy revisten los principales generadores de empleo; hoy preguntamos a los manifestantes: ¿Cuántos de Ustedes participan en las convocatorias para empleo joven o los programas de emprendimiento de las diferentes entidades estatales?

Señores del Comité del Paro, jóvenes de cabellera blanca y piel arrugada, marxistas y leninistas, el impulso al desarrollo y bien común se gana con esfuerzo permitiendo a la circulación de materias primas y productos por las vías nacionales, por su intransigente posición e irresponsabilidad van a quedar cesantes muchas personas ante su indisposición para abrir las vías; las consecuencias no se han hecho esperar, ya vemos por las noticias las solicitudes de cesación y terminación de contratos presentadas al Ministerio del Trabajo por cientos de empresas principalmente en los departamentos del Valle y Cauca, lo que al parecer no les importa gracias a su salvoconducto (fuero sindical) y a que de seguro recibieron puntualmente el salario del mes de mayo que no trabajaron; evidentemente su desinterés está por su escasa o poca idea de crisis empresarial, reconociendo que los próceres de la mesa ilegitima, ninguno sabe de emprendimiento, costos operacionales y nómina de empleados; pilas pues, esperamos sean consecuentes con lo que dicen representar el bien común.

La justas reclamaciones iniciales de las movilizaciones se deslegitimaron desde la segunda semana del paro nacional, ya Gustavo Petro salió a decir que nunca ha estado de acuerdo con la situación de las movilizaciones posteriores a la inicial y los bloqueos; FECODE  señala que lo que dice  su directivo en reuniones (quien los representa) es una opinión personal y está demostrado que los jóvenes que participan permanentemente al día de hoy en las “tomas y bloqueos” llamados por la Alcaldesa de Bogotá, la generación NI- NI (ni estudian- ni trabajan), poco les importan esas dos opciones, solo esperan los subsidios prometidos; a pesar de los reclamos ninguno de ellos propone soluciones de generación de riqueza para la financiación de sus sobredimensionadas peticiones, pues saben que la via idónea para la reactivación económica es trabajar, pero el orgullo no les da para reconocerlo.

A la fecha el Gobierno del Presidente Duque  tiene la tasa de desaprobación y credibilidad más baja en muchos años por lo que en virtud del cumplimiento de los fines esenciales del estado y frenar la continuidad de ejercicios anárquicos les corresponde actuar con oportunidad, congruencia y pertinencia para  posibilitar soluciones que permitan a la población contar con oportunidades de empleo, vivienda, salud, y educación a través del acceso a los programas y servicios estatales sin distinción alguna; dichas soluciones deben ser estructurales y profundas que generen empatía, gobernabilidad y gobernanza, además de la necesidad de apelar al apoyo del sector privado en consecuencia a las insuficiencias y limitaciones fiscales que tiene el Estado, en tanto que analizada desde la perspectiva macroeconómica, se necesitarían muchas reformas tributarias para que hayan los recursos con el fin de lograr la eficacia de las políticas a implementar.

Es el momento de la grandeza por el país, anteponer las orgullosas posturas por permitir una negociación paralela a la reactivación, ese primer consenso tenderá puentes de comunicación y respaldo con todos los sectores sociales y gremios del país, el objetivo es ver a Colombia siempre grande, respetada y libre.

ADAULFO MANJARRÉS MEJÍA

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?