RECONSTRUCCIÓN DEL TEJIDO SOCIAL DE NUESTRA COMUNIDAD A TRAVÉS DE LA EDUCACIÓN

Para narrarles nuestra experiencia pedagógica, la cual se inició desde el seno del hogar cuando cursaba el ultimo grado en la Escuela Normal Superior en mi localidad, nos indicaban que teníamos la obligación de ALFABETIZAR, por lo menos una persona adulta; sabía que mi humilde madre cuya profesión era la de oficios domésticos, lavaba y planchaba ropa ajena para poder comprarme los útiles, pero nunca tuvo la oportunidad de ir a la ESCUELA. Comencé a enseñarla a tomar el lápiz, al cabo de un tiempo ya estaba firmando su nombre completo, claro con una forma muy especial, solo lo podía hacer con un palito en el suelo, el caso fue que ella aprendió a leer y a escribir su nombre.

A través de esta bella experiencia de escribir en el suelo con un palito, lo cual no lograba hacerlo en papel tan correctamente a sus 65 años. Como Maestra Superior próxima a graduarme sentía una gran satisfacción, no solo porque había alfabetizado un adulto, la cual era mi propia MADRE, quien se había convertido en mi primera alumna, nunca me avergoncé de ella, por el contrario, le conté a mis compañeras y docentes que yo había logrado enseñar a mi mama durante el servicio social obligatorio.

Luego de 26 años de servicio docente, cuando soy asignada como Coordinadora Municipal del Programa Educación de Adultos, Alfabetización y Post-Alfabetización, primaria completa para adultos mediante el decreto 30-11, me formule miles de preguntas durante el proceso que desarrollamos a diario. Es importante formularnos preguntas todo aquel que se autoevalúe tiene intenciones de cambio; por ejemplo, una pregunta interesante remontándonos a mis inicios ¿Por qué a sus 65 años mi mama aprendió a firmar su nombre con mucha facilidad en el suelo? Mas no en el papel. Creo haberle encontrado una respuesta luego de diez (10) años de experiencia enseñando a los adultos, en relación a que cada uno tiene sus propias fortalezas y debilidades, nos encontramos a diario con situaciones muy particulares con nuestros alumnos adultos; citamos el caso de un alumno sexo masculino de 40 años de edad, de profesión Ebanista, tallaba a la perfección diseñando muebles de toda clase, sin embargo, “Don Rodrigo”, no sabía escribir, ni siquiera los números, mientras mentalmente suma, resta, multiplica y divide. Maneja sus presupuestos familiar y laboral perfectamente, llevaba las cuentas a la perfección, llego al Centro Educativo Nocturno y nos dijo: ¨seño deseo aprender para llevar mis cuentas en el banco, estoy cansado de que mi mujer lo haga por mí.

Considero sumamente importante darles respuesta a estos interrogantes sobre los intereses individuales de nuestros alumnos adultos, porque de ello depende el éxito de nuestra labor pedagógica. Tenía mis reservas para volver a consucar al premio compartir al Maestro, dado que no observamos claramente este grupo de alumnos tan especiales en los criterios de evaluación.

Pienso que es de líderes atreverse a contar nuestra experiencia igual de significativa, dado que a través de ella estamos pagando un poco esa deuda social que otros se encargaron de crear con esta población vulnerable de nuestra sociedad.

Para resolver las preguntas más importantes a través de nuestro quehacer pedagógico con los adultos en mi municipio.

  • ¿Por qué mi primera alumna le gustaba escribir en el suelo sobre la arena y no en el papel?
  • ¿Por qué un adulto que maneja mentalmente las cuatro operaciones matemáticas sin saber, ni conocer gráficamente un número?
  • ¿Por qué el alumno adulto deserta tan pronto aprende a escribir su nombre?
  • A través de unas excelentes relaciones personales con nuestros alumnos adultos, haciéndolos sentir personas importantes dentro de nuestra sociedad, al punto de entablar relaciones de compadrazgos y amistad.

Descubrir sus intereses, sus gustos cuyas cátedras seleccionan ellos mismos. Nuestro gancho es el aprendizaje de un ARTE u OFICIO que entra a mejorar la implementación de un AULA TALLER, donde los alumnos aprenden modistería, diseño y confección, y los hombres ebanista.

Así como en la zona rural contamos con un AULA TALLER, donde ellos elaboran con materiales del medio; mochilas, bolsos, adornos, cinturones; los cuales incluso estan vendiendo ya en otros Departamentos, un alumno egresado de dicho centro AULA TALLER, Zona Rural lo nombramos como docente capacitador bonificado del programa EDA en una muestra de agradecimiento y estimulo por su esfuerzo y dedicación.

La implementación de esta estrategia y el aprendizaje de un arte u oficio cimentada en el decreto 3011 de 1.999 sobre la Educación de Jóvenes y Adultos lo que anteriormente era solo alfabetización con una metodología integrada, este programa funciona de lunes a viernes, nuestra participación es directa en el desarrollo del área de Ética y valores en los tres centros que funciona en la zona urbana, cuyo epicentro es el colegio es el colegio José Eduardo Guerra en la zona urbana; hemos logrado una participación dinámica por parte de los alumnos disminuyendo así la deserción incluyendo trabajo individual y grupal.

Nos ha traído muchos cambios en relación a la población matriculada cada año logrando bajar significativamente el índice de analfabetismo y la deserción conformando pequeñas microempresas. Hemos implementado esta estrategia para aumentar la cobertura dado que es estremecedor que en pleno siglo XXI un existan tantos compatriotas sin satisfacer las necesidades básicas educativas.

Hemos obtenido muchos cambios en distintas dimensiones, contribuimos al desarrollo del Municipio de San Juan del Cesar. Los objetivos se encaminan a mejorar la Educación para jóvenes y adultos, pasando de la teoría a la práctica que explique el desarrollo cognitivo de los jóvenes y adultos a través de una práctica compensatoria y supletoria.

Esta estrategia nos ha ayudado a mejorar nuestra practica pedagógica con la muestra de los avances gracias al apoyo en los módulos CAFAM, cuya metodología desarrolla altamente el pensamiento del estudiante adulto cuyos procesos son permanentes, eso se ve reflejado en el rendimiento escolar de los niños con la ayuda de padres mejor preparados.

Nuestro departamento de la Guajira es uno de los departamentos más ricos del país, sin embargo, invadido de pobreza, habitado por hombres quienes vemos con desgano en las plazas sentados con las manos sobre las rodillas, las piernas cruzadas, levantando de rato en rato la mirada, para mirar un futuro muchas veces derrotados; pensando que jamás vendrán mejores tiempos, hombres que vemos caminando por los campos con la mirada perdida, muchas veces subidos en los carros del desplazamiento que llegan a lugares por ellos desconocidos donde la vida que les está tocando vivir pareciera que no les pertenece ni les lleva a ninguna parte.

Comparando los resultados de los estudiantes que salen preparados de los centros nocturnos, salen con la ilusión y la seguridad que les da la preparación, capacidades de vivir mejor, mirarse a los ojos abiertos, tocarse, escucharse, recibiendo de sus compañeros sobre todo la esperanza, de caminar de lado, tomados de la mano del aprendizaje, contemplar juntos nuevos amaneceres, plenos de sentido poniendo en práctica todo lo aprendido.

He logrado no solo motivar a los veintinueve (29) maestros que laboraban propuestas, sino involucrarse en este proceso con mucha dedicación y entrega como EDUCADORES a los que no corresponde vivir con nuestros alumnos desde nuestra responsabilidad, sus posibilidades, sus temores, sus debilidades, construyendo con ellos pequeños o grandes espacios.

El apoyo que hemos logrado por parte de la Administración Municipal fue fundamental, incluyendo allí la estabilidad en el cargo como Coordinadora Municipal dados los resultados, logrando bajar el índice de Analfabetismo a nivel Municipal, con la satisfacción que con nuestro trabajo permanente estamos pagando una deuda social, cuya herramienta de crecimiento personal y transformación social es la Educación.

Concluimos, que esta estrategia de Educación para Jóvenes y Adultos Básica Primaria y el aprendizaje de un arte y oficio, ha influido mucho en nuestra vida profesional como Maestra y Comunicadora, transmitiéndoles mensajes positivos de nuestro Municipio, Departamento y País, llenando a los alumnos de esperanzas, saberes y seguridad de que todo cambia “Un hombre que se educa es un hombre que recobra la fe”. Nuestra gente necesita oportunidades de crecimiento que solo nosotros los Educadores debemos inyectarles en sus mentes, sus corazones a través de nuestro trabajo pedagógico. Esta estrategia fue hoy publicamos en tan destacado medio ojalá logre ser retomado por los futuros gobernantes de nuestros municipios y nuestro departamento.

Ana Cecilia Fuentes

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?