—«PANEM ET CIRCENSES»—

  • ¡Soy feliz, tenía ratos de no ver mi cuadra así de alegre!
  • Ya solucionaron el problema de inseguridad y de agua en tu barrio
  • ¡No, pero viene mi artista favorito para las fiestas del pueblo y todos tenemos boletas para el concierto!

En las ciudades y pueblos del Caribe Colombiano la tranquilidad se acabó, fue un proceso no tan complejo pues las personas se apropiaron del discurso en apoyo a la criminalidad como consecuencia de los beneficios temporales que han recibido de las diferentes bonanzas sea por hechos de corrupción, contrabando, narcotráfico, delincuencia común o insurgencia, todo esto a causa del abandono estatal.

El bienestar, la competitividad, la unidad familiar y social que campeaba en otrora  ha cedido ante la creciente y preocupante inseguridad ciudadana e incumplimiento de los gobiernos territoriales que para ocultar su incompetencia se escudan en la estrategia “PANEM ET CIRCENSES” -pan y circo- descrita por el poeta Juvenal en la Roma antigua haciendo alusión a la práctica de los emperadores  que consistía en regalar trigo o entradas al legendario circo romano para distraer la atención del pueblo de las críticas molestias sociales o conflictos políticos que hostigaban el ejercicio del poder, es decir, ofrecían regalos al pueblo a cambio de sumisión, de su servilismo y —sobre todo— de mantenerse alejados de los asuntos que preferían conservar dentro del círculo político.

Lo ocurrido en la Roma imperial se parece mucho a lo que pasa actualmente en varias regiones de la Costa, con preocupación vemos el deterioro social, el incumplimiento de las promesas electorales y el incremento de delitos que ponen en peligro la vida e integridad física de los ciudadanos especialmente mujeres y niños, además de los que se cometen contra el patrimonio público, la propiedad, el buen nombre y la familia. Queda demostrado que no es imperativo para algunos alcaldes y gobernadores resolver aspectos fundamentales como el bajo logro en resultados de calidad educativa y analfabetismo, el trabajo informal e infantil; además del desempleo de larga duración, la escasez de viviendas dignas, los limites e ineficiencia en el acceso a servicios de salud o falta de acceso a fuentes de agua potable.

Definitivamente a muchos de ordenadores de gasto de las entidades territoriales les ha quedado grande su ejercicio, se muestran incapaces de resolver las situaciones apremiantes de la comunidad dando la espalda al problema ejecutando desatinadas estrategias para la presunta atención lo que indudablemente ha llevado a la consolidación de un complejo fenómeno de descomposición social y deterioro moral, que cada día es más frecuente como consecuencia de la crisis económica, la falta de oportunidades y la ingobernabilidad que se percibe en el ambiente.

Esa situación hace imperativo que los malos ejecutores públicos acudan a las más insultantes estrategias para calmar a la población, por eso sacan como un as bajo la manga la estrategia del Pan y Circo, con el fin de generar pasiones favorables a través de la política del engaño y la seducción, como diría Nicolás Maquiavelo es un modo de proceder con astucia y disimulo. ¡Que empiece el espectáculo!

Las gentes del caribe somos proclives a las presentaciones musicales, ferias y fiestas, así como también a las “ayudas en efectivo” so pretexto de corresponsabilidad política del mandamás, lo que sirve apenas como paliativo para resolver el hambre del día, esa entretención se adecua plenamente a lo denunciado en las “Sátiras” de Juvenal.

Los emperadores de hoy convencieron al pueblo a través de burocracia, populismo,  grandes fiestas y espectáculos  de la formula SE ROBA PERO HACE,  lo convirtieron en su escudo apoyados en la creación del mito de “clanes, los de antes y los mismos” haciendo a un lado el verdadero ejercicio de gobierno el cual requiere de visión, compromiso y acciones encaminadas a erradicar la corrupción, la desigualdad y exclusión social, la carencia de servicios públicos básicos, de empleos de calidad, la inflación, el fortalecimiento de la seguridad ciudadana y la adquisición de servicios de primera necesidad, etc., etc.

Pasan los años y es peor cada día.

 

Adaulfo Manjarrés Mejía

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?