UN JOVEN HACIENDO PATRIA DESDE LA GUAJIRA

“Cuidámelo como si fuera tu hijo” me dijo Teresa Ucrós el día que dejó a José Ramiro, su único hijo, en la oficina de Mercadeo de Comfaguajira, no sólo bajo mis órdenes para realizar sus prácticas universitarias, sino bajo mi tutela.  Desde ese día se convirtió en mi hijo. Me robó el corazón cuando dándole un beso en la frente a su mamá, le dijo: “Mi melocotón, no te preocupei, yo voy a está bien… Ve tranquila Tere Ucrós y no olvides que eres mi pechiche”. Ese día recibí un joven alegre, sonriente, de mirada pícara, de lengua mordaz, de mente abierta a recibir, a aprender, de oídos despiertos y sentidos alertas, con un don de servicio y de gente, especial.  También tenía ese desparpajo y franqueza que podía herir susceptibilidades y ganar aversión.  Por mi parte me reía escondido de su sarcasmo innato, su verbo sin filtros y su risa burlona, y también en secreto le reprendía.  En ocasiones le conocí el geniecito volao, moderado por el respeto a la institución donde estábamos y a la autoridad que le representaba.

Fui descubriendo sus habilidades y lo fui ubicando donde pudiera desarrollarlas mejor, pero era rápido, terminaba su trabajo y se sentaba al lado de alguno de los compañeros a aprender, otras veces cuando yo estaba sola en mi oficina, me hacía visita, le aconsejaba, instruía, o hablábamos de Barrancas y sus intríngulis políticos y sociales.  En La Oficina de Mercadeo, estábamos en pleno ajuste el área estaba naciendo y al principio, solo le asignaba tareas, hasta que lo colocamos al frente del usuario, ¡su talento con la gente era genial! Después, cuando me contaba en los proyectos andaba entendí que él estaba en mi oficina absorbiendo conocimiento y técnica para lo que haría después en su vida laboral y política. Cuando inicio Ojo Pelao Magazine, cómo siempre que emprende algo, me lo dejó saber; me lo mandaba al WhatsApp: “Criticáme, ayudáme a mejorar, me decía y con el tiempo me llamó:

José Ramiro Celedon Ucrós: “¿Aja madre cuéntame qué te parece Ojo Pelao? “

Yo: He visto una evolución vertiginosa, en todos los sentidos, tienes un medio vanguardista, postmoderno, se sale de todo formato tradicional, ¡me gusta!!  Le dije.

Seguimos hablando de los planes del grupo editorial, le di consejo, guía y bendiciones y al final me la soltó.

JRCU: Madre, yo quiero que hagas parte de la nómina de Ojo Pelao, junto a Amylkar Acosta, Luis Comentarles, Rafael Nieto, Paloma Valencia, quiero que me acompañes, Madre”.

No lo pensé un instante, mi respuesta fue automática “Eso es una orden hijo, dame las especificaciones y dalo por hecho” El 2 de mayo hice mi primera publicación y a punto de celebrar mi año en Ojo Pelao, por fin José Ramiro Celedon Ucrós, su creador y CEO de OPM Grupo Empresarial, me concede la entrevista que le pedí meses atrás.

Yo: ¿Viste venir lo que te ha puesto Dios en las manos? Quise saber si tenía consciencia de la responsabilidad enorme que confiere manejar un medio de comunicación masivo.

JRCU: Decí que lo vi venir es hechá mentira, eso fue totalmente circunstancial.  Yo participé en un proyecto electoral, las cosas no se dieron, tuve la altura para aceptar los resultados, me quedé tranquilo, pero inmediatamente me nació la idea de monta un programa radial, sentí que yo no podía perder el espacio que había ganado con la gente, porque me sentía escuchado, eso fue una sorpresa para mi y al mismo tiempo darles la oportunidad de expresarse a ellos.

Yo: ¿Hiciste radio, antes del Magazine? ¡De eso no me enteré!

JRCU: “A la semana de haber pasado el proceso electoral, me senté a estructurarlo, y me encontré con la sorpresa que lo que estructuré valía 8 millones mensual (Se ríe), dije: esto no es viable; entonces decidí: voy a hacé un blog personal, pero no quiero una cosa gratuita de esos que uno descarga gratis y empieza a escribí vaina. Una página bien chévere, José Ramiro Celedon Ucrós, una vaina así. Investigando me di cuenta que había ausencia de un formato de opinión en La Región Caribe, yo pensaba en Barrancas y Dios me mostraba el Caribe. Claro que no es tan fácil metese en el cuento de armá un magazín, donde el escritor eres tú y miras atrás y también eres tú, yo con yo. Entonces empecé a toca teclas, a convocá… la idea era seguir siendo visible y darle la opción a otros jóvenes que se quisieran mostrar; esa es la escencia la de Ojo Pelao Magazine; que en el transcurso del tiempo se ha ido transformando porque la conformación del equipo de columnistas ha sido bastante amplia y de gran nivel, y como la idea es que sea atractivo, sin perder la escénica, sirve que   hayan llegado los experimentados que me dan la base pa’ exigile a los jóvenes. Ahora yo puedo decirles aquí está Noralma Peralta, Luis Colmenares, Hernán Baquero Bracho, Paloma Valencia, Rafael Nieto y hay que dar la talla”.

Asegura, José Ramiro, El que unos 16 años atrás era mi Jochy, y hoy es todo un señor empresario, dueño de un medio de comunicación en Colombia, posicionado en tiempo record.

Yo: “No es fácil para medio naciente, en construcción aun, reunir un grupo importante de columnistas locales, regionales y nacionales, que refrescan el domingo, a centenares de miles, de lectores en cada vez más lugares del mundo”. ¿Técnica o gracia?

JRCU: “Todas las personas que hemos invitado, se han sentido privilegiados y ese es un buen síntoma. Al principio de 2022, por agradecimiento y por la importancia que tienen invitamos a César Arizmendi, que fue mi jefe en La Gobernación, se alegro mucho, invite a Jesús Quintero, mi jefe en Comfaguajira, no ha sacado el tiempo, pero aún mejor lo sacas tú, qué fuiste mi jefa inmediata; y debo darte las gracias Madre porque tú estás al nivel de Nieto, Colmenares, Galán, que superan las 280 mil visualizaciones por semana, con la diferencia que a ti te comentan y a ellos no.  Te me volviste un fenómeno Madre y un problema, porque los demás columnistas están pidiendo más espacio y no puedo.  Con tus crónicas es diferente, no cualquier escrito puede ser largo, los tuyos se leen”.

Dice con cara de acontecimiento, mi “Jochy”, ¡con una madurez que impacta!

Creo que tenía unos 10 años de no ver a José Ramiro en persona y sigue siendo en esencia el mismo, solo que ahora menos impetuoso, más reposado, el alma ha atemperado, el dominio propio se le nota. Comenzar una empresa de esta dimensión es para gente como él.

JRCU: “No ha sido fácil madre, aún la formalización de OPM como grupo empresarial fue un liazo, me tocó en medio de la pandemia, conseguir cita virtual en la DIAN me tomo 2 meses, imagínate, de ahí pa’bajo.  No imaginas lo difícil que ha sido con tu gremio. Ellos no entendían el formato, creían que era un periódico. Yo respeto mucho al periodismo tradicional, pero soy joven y quiero algo novedoso, lo desarrollo y no nos aceptaban, no nos dejaban entrar, nos tildaron de pasquín, nos desmeritaron; el público nos aceptaba, ¡pero el gremio no!  Nos atacaban fuerte.  Creo que ya pudieron comprender, que soy administrador de empresas y dirijo un medio de opinión en el que escriben columnistas, en el que emito mi opinión editorial. Yo tengo un temperamento fuerte, tu lo sabes, áspero, agreste, pero tuve la paciencia y Dios me fue abriendo el camino en sus corazones.  Digo yo, que ahora aceptación es de la mayoría. Yo creo que el tener la nómina que tenemos, lo dice todo, ¿no?”

Me pregunta y yo respondo: “Atrás quedó el muchacho inmaduro que al mes de estar en Riohacha ya andaba como con cuatro muchachitas, el que le quedó debiendo el ultimo mes de pan de bono, al señor que nos surtía diario, el que pasó cómo 15 días rabiando por la quemadura que se hizo con el mofle de su carro, después de un disparate en el Valle de Los Cangrejos”

“Tú te acordái más de mis locuras que de lo bueno!”. Me dijo muerto de risa, cuando empezamos a traer del pasado momentos vividos.

JRCU: “Estaba enamorao de una urumitera, nos fuimos pa el valle de los cangrejos, a una de las muchachas le dio sueño, se acostó en el “corsita” (vehículo), ¿te acordái? La pelá le sacó el freno de mano al carro y ahí va, me pasó por encima y me quemo el mofle, duré como un mes con la ñoña. El carro se llevó un kioskito que estaba ahí, hizo disparate, se atolló. Amanecimos sacándolo (dice entre sus carcajadas) me toco llamar a las 5 de la madruga a un amigo con una camioneta para nos jalara, cuando íbamos saliendo y le estaba dando las gracias a Avelino Moscote, apareció el poco de Wayúu a reclamá el kiosko.  Yo enseguida me puse en situación, “no se preocupen, mucho gusto, mi nombre es Fulanito De Tal, anote mi dirección, mi teléfono, cuente con que ese kiosko se lo pago yo, si no regreso ahí tiene todos mis datos, en Barrancas mi Mamá se Llama Fulana y mi papá Fulano, le doy mi palabra que yo le respondo” les di los datos de un amigo y de su familia prestantes”.

Cuento largo corto, efectivamente la familia termino pagando el kioskito a los indígenas y le suspendieron la mesada al amigo que estaba en La U en Barranquilla y no tenía cuando estar bebiendo en Riohacha. “Con el tiempo le conté la verdad…” termina de confesar José Ramiro.

Nos reímos un buen rato, recordando locuras, mientras me iba acercando a los temas serios, sigilosamente.

Yo: ¿Qué eres más Empresario o Político? Tiré el anzuelo

JRCU: Mi capacidad de servicio es nata y aprendida, mi familia tiene casi 50 años en la política, me crié con una madre que duró 43 años sirviendo como docente. Mirá que estando aquí en el estudio han llegado como cinco personas, y ya no llegan como antes, aquí vivíamos dos personas y se hacía almuerzo pa’ 10, y eso viene de generación en generación, si mi abuela, después que sus hijos se fueron quedó con mi tía Tuta y mi tío Poncho y la parrilla de arepas e’ queso to’ los día era de 40 arepas, ella vendía la leche y el que compraba la Leche le regalaba la arepa y si llegabas tu que ella sabía que tenéi 2 hijas, eran 3 que te empacaba, y si llegabas tarde a buscar la leche y ella ya estaba raspando el calambuco y se habían acabado las arepas, te insultaba, “Sinvergüenza, ve a la hora que vai a llegá, ya no hay arepa”.  Se ponía guapa”.

Recuerda a José Ramiro mientras nos tomábamos un delicioso café de ollita.

Sé porque conozco a su madre que ese querer que el otro esté bien y tenga, es parte de la nobleza de su gente. He sido víctima de la abrumadora atención de Tere y así son todos en esta familia.

JRCU: “Mamá tuvo un primo hermano muy Notable, Alejandro Gómez Deluque, su familia era de Lagunita de La Sierra, allá nace el Frente Unido Liberal (FUL), allá se cocinaban las grandes gestas políticas de La Guajira.  Cuando funda el FUL, tumbó la Ceiba (Expresión política guajira que traduce, tumbó a los grandes, a los fuertes). “Si, como cuando perdió Eduardo Abuchaibe el poder en la Guajira, se lo quitó, el alumno y primo hermano de Alejandro, Román Gómez Ovalle

Acá decíamos “Cayó la Ceiba”.

“Es que Alejandro fue un gran Líder, me atrevo a decir que el más grande que ha tenido Barrancas, no era un tipo preparado, pero era gente, servidor, le gustaba ayudar por el placer de servir, llegaba al velorio con el mercado, si algún muchacho quería estudiar y los padres no podía le apoyaba, y claro, cuando el decía apoyemos a este toda la gente lo respaldaba, el fue el que me llevó a mi a ser concejal de Barrancas, también respaldó a Román Gómez Ovalle, en todas sus aspiraciones. Ese hombre le decía a los demás gamonales de la política barranquera, les voy a poner seis concejales y los ponía.  Se ganó el respeto político, porque era un gran ser humano y tenía un olfato fino para escoger a quien apoyar”.  Afirma Reinaldo Gámez Bolívar, comunicador y político barranquero.

JRCU: “El más reciente líder político de mi familia, fue Kiko, cogió las banderas del FUL que estaba acéfalo y asumió el liderazgo, se hizo concejal, alcalde 2 veces, gobernador y el resto de la historia ya la conoces”.

Hablamos un rato del “Compadrito” querido de Mamá Cele y Papá Juancho. Se nos aflojaron las lágrimas, de dolor y también de importancia. Los tragos amargos se pasan con café.  Seguimos hablando de posibilidades en la adversidad. Quise saber si volvería a aspirar a un cargo de elección popular y solté la perla.

JRCU: Una cosa es ser político, yo soy político desde antes de nacer, la política me eligió a mi, es imposible estar en mi familia y no ser político. Otra cosa es aspirar a cargos de elección, son dos cosas diferentes. Yo quiero grandes cosas para Barrancas y La Guajira, yo soy un soñador permanente, Nora, mi familia me ha marcado mucho, crecer viendo a mi familia servir, sin cargo o con cargo: concejales, diputados, alcaldes, gobernadores, congresistas, me ha dado la oportunidad de conocer mucha gente. Yo tengo la gracia de Dios de caer bien, por ser yo, genuino, espontaneo, francote y cuando me he metido en campaña ya sea a apoyar a mi familia o cuando lo hice para mi, me ha ido bien, por otro lado he ganado experiencia en todo lo que tiene que ver con una campaña, cuento con el apoyo de dos familias grandes, la de mi mamá y la de mi papá, ambas políticas… si pongo todas esas cosas en la balanza quizá se incline ante las otras que son hacer familia, ahí viene creciendo Juan Vicente y quiero verlo darme nietos, hacer empresa. Las responsabilidades han ido creciendo, no me preocupa, pero me pongo a pensar en un periódico, en darle operatividad a la editorial, eso supone máquinas, por eso estoy pidiendo a Dios que me siga prestando su discernimiento. Vienen proyectos de libros, tengo un proyecto audiovisual europeo en ciernes, ya casi sale a luz. Yo hasta me asusto, pero se de dónde viene y vamos caminando a paso firme de su mano. Una cosa a la vez, ahora estoy concentrado en Grupo Empresarial OPM, en este momento siento que las cosas van mejor de lo que algún día imaginé y cuando veo la mano de Dios operar a mi favor, solo digo: “Dios es perfecto y todo lo hace perfecto en su tiempo”.

Noralma Peralta Mendoza

DESCARGAR COLUMNA

4 comentarios de “UN JOVEN HACIENDO PATRIA DESDE LA GUAJIRA

  1. Marlon Gómez dice:

    A la revista le faltan columnistas de la otra orilla política, para que sea más equilibrada. Sus lectores de hoy -me cuento-, solo encontramos escritos alusivos a la derecha y al gobierno. Saludos,

  2. María Margarita Daza Maestre dice:

    Un excelente testimonio de crecimiento, de fe y de disciplina👍
    Con una insuperable redacción cómo siempre de esta gran escritora Noralma Peralta; gracias por transmitirnos de firma tan real sus experiencias 👍🙏

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?