YO SOY DIOS , Y NO TARDARÉ EN CUMPLIR MI PALABRA

Ezequiel   12:25

Impacientes, en eso nos convertimos cuando esperamos el cumplimento de lo que anhelamos. No podemos olvidar que el tiempo de Dios es oportuno y perfecto. Porque en él se cumplen nuestras promesas, cuando alcanzamos la madurez adecuada.
Para esperar el tiempo de Dios, debemos tener dominio propio y en medio de esos días de duda, armarnos de valor y poner nuestra confianza en Dios; solo así podremos alcanzar cada una de sus promesas. Ahora bien, ¿cuáles son las promesas de Dios? Básicamente existen dos tipos de promesas. Número uno, las que están en la biblia; en ella encontramos más de 1000 promesas cada una de ellas con un insuperable valor, que muestran el inmenso amor que Dios tiene para con nosotros.
Número dos, las promesas que Dios nos hace saber con sus profetas.

Oración: Amado Padre, lléname de la paciencia necesaria para alcanzar la plenitud que tú deseas para mí. Que tu fiel amor me sostenga, me guarde y me guíe.
Gracias por tus bendiciones.
¡Amén!

Álvaro Uribe Cerchiaro

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?