CALLANDO A LAS MINORIAS

“Lo que no podemos pretender es que una persona que sea una minoría, entonces el Congreso se dedique complacer las minoría” con esta perla de comentario sale la honorable senadora Paloma Valencia, como respuesta  a la oposición y a Jorge Enrique Robledo y Roy Barreras quienes habían citado a debate de Moción de Censura contra el Ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo, por el cuestionado caso de las tropas norte americanas en territorio nacional, el cual por votación de unas “mayorías” nunca pudo realizarse.

Es inconcebible ver el lenguaje que utilizan los políticos de hoy, poco o nada se diferencia de una sencilla pelea callejera que vemos a diario en los barrios más populares, es burda la forma como se desmerita al opositor, como se ataca aquel que se ve como una amenaza, atrás quedo las expresiones conciliadoras de los poderosos de la política que  comunicaban con un tono moderado, un exquisito léxico, compostura y elegancia en sus opiniones, jamás vimos un congreso tan carente de respeto de los uno por los otros, en nuestra Democracia han sido años de grandes debates  en el Capitolio Nacional donde ilustres y estudiosos representantes y senadores exponían sus investigaciones  e ideas con un alto grado de profundidad y dialogo, hoy vemos un ring de boxeo al que más grita, al que más ofende, al que más intimida, al que más amenaza, en este tira y afloje es tanta la división y confrontación que temas de importancia y relevancia para el país pasen a un segundo plano.

Se pregona que Colombia es un Estado de Derecho estoy por creer que lo fue, debería ser el Congreso el alma mater donde se fecunden las leyes, garante de que el ciudadano se sienta protegido por aquellos que se hacen elegir por el pueblo, y dar  ejemplo de debate donde las minorías sean escuchadas y tengan garantías ante la diversidad de opiniones.  Está claro que para el Gobierno su partido y quienes lo apoyan sin restricciones bañados de mermeladas (esa que criticaban pero que los endulza a todos) escuchar las voces de los opositores o de aquel que piense diferente no es su principal interés o preocupación.

Cuartar la oposición no es de un país democrático, si es uno que piensa diferente es de respetar entonces una Senadora del partido de gobierno de las que más vocifera sale con semejante expresión, que debemos esperar los Colombianos, a donde se está yendo nuestro estado de Derecho, quien representa las minorías quien las escucha, al parecer para dichas colectividades  no era importante  debelar las pruebas que se anunciaban.  Es lo que necesitamos todos los ciudadanos saber la verdad de las actuaciones de aquellos que nos representan o si no, dejemos de llamar a esto Democracia y entonces digamos Dictadura porque allá nos está arrastrando Duque y sus adeptos con su autoritarismo, ese es el daño que le están causando al país, al debate público, nos están llevando a escenarios preocupantes de gobernabilidad, justicia y débil opinión.

Un país donde pensar diferente sea un delito, donde se investiga al denunciante más que al denunciado, donde no hay libertad de expresión donde no se pueda cuestionar las actuaciones de gobierno no podemos llamarlo democrático.  En  años de historia ni cuando las extintas FARC tenían su poderío se sentía un ambiente de incertidumbre como el actual, quedo en veremos la moción de censura contra el muy cuestionado Ministro Trujillo que tiene muchas interrogantes por explicar pero muy poca intención de hacerlo, quedo en veremos por la muy bien pensada “jugadita” de sus aliados congresistas de evitar llevarlo a la palestra y que el país conociera las evidencias del mal uso de su poder.  No ha sido su mejor presentación, seamos sinceros, el actuar de Holmes Trujillo en este Gobierno ha sido carente tanto en la Cancillería como el ministerio de Defensa donde la política de seguridad sí que esta patas arriba.

En conclusión no hubo debate contra el Ministro, la Minga se devolvió sin respuestas, los líderes sociales siguen muriendo, siguen las masacres, sigue creciendo los cultivos de coca y sus mafias, la justicia sigue quedando en mora, el desempleo sigue creciendo y ni qué decir del covid 19 y falta dos largos años de gobierno para esperar respuestas.

 

Que Dios te cuide, me cuide y nos cuide a todos.

 

MILKA PATRICIA SOLANO GOMEZ

DESCARGAR COLUMNA

Un comentario de “CALLANDO A LAS MINORIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?