LA NUEVA NORMALIDAD

Llego la hora de volver a una vida cotidiana después de casi 6 meses de medidas estrictas, y otras no tanto, de cuarentenas, casi porque se ha podido evidenciar en algunas ciudades en Colombia la falta de control, conciencia y responsabilidad de muchos individuos. Los anuncios en ciudades como los manifestados desde la alcaldía de Bogotá, de volver por turnos, horarios y con aforos a muchos sectores, desde educación, pasando por comercio al por menor, hasta gastro bares, dan una esperanza de reactivar la economía y tratar de salvar negocios, la ciudadanía tiene la obligación de adaptarse a una denominada “nueva normalidad” en la que se tiene que aprender que no se puede ir a donde se quiera, cuando quieran, a entender que se debe salir de verdad cuando se necesite y que no se va a encontrar todo el comercio abierto 100% todos los días de una semana.

 

Colegios pueden presentar protocolos para retornar a las clases de forma presencial con aforo máximo permitido guardando todas las medidas necesarios para reducir el riesgo, una tarea titánica, el comercio tipo grandes superficies, como hace parte de un bien esencial y hace parte de la cadena de abastecimiento, podrán operar todos los días de la semana, se abre una posibilidad para el sector gastro bar, uno de los mas golpeados por esta pandemia, y podrán durante los 7 días de la semana trabajar en modalidad domicilio o recoger para llevar, y de jueves a domingo, podrán dar atención en sitio con un máximo de porcentaje de ocupación de sus instalaciones; medidas como el sonado “pico y cedula” continua para evitar que todos salgan en los mismos días a hacer pequeñas diligencias como en la notarias,  bancos y cualquier instalación pública, empresas deben seguir con su opción de trabajo remoto o teletrabajo en todos los cargos que así lo puedan hacer, para evitar tener a miles y miles de personas al mismo tiempo y los mismo días, tratando de llegar a sus oficinas a hacer lo mismo que harían desde su casa o de forma remota; control estricto de porcentajes de ocupación de transporte público masivo. A nivel nacional ya desde el próximo 1 septiembre tendremos vuelos nacionales y libertad de viajes por carretera, en general todos los sectores de la economía nacional vuelven a operar, de forma controlada y con la responsabilidad de ser garantes de cumplimiento de medidas sanitarias de bioseguridad para cumplir con su razón social, activar sus actividades sin favorecer el crecimiento de la pandemia.

Se espera que todos los gobiernos locales del país planeen muy bien como retomar la vida de forma segura, sin dañar la salud ni la economía de un país, se viene una prueba de fuego para demostrar que por naturaleza los individuos pueden gestionar su propio cuidado y que no se necesita cerrar todo para lograr que no se propague una enfermedad, solo queda esperar que todos los pobladores de las distintas ciudades aprendan a vivir con horarios de funcionamiento, autocuiado y prevención, sin necesidad de que un grupo de mandatarios les diga que hacer y cómo hacerlo, ni que un grupo de policías persiga a todos por los barrios velando por el correcto hacer de las cosas.

 

Dr. Jhon Hernandez Urbano

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?