La pandemia: mi salvación!

Muchos dirán estás loca! Cómo puedes decir que la pandemia es tu salvación si muchos y casi todos estamos angustiados?, En realidad , es angustiante ver que un diminuto virus paralizó al mundo entero, y que a pesar que nació al otro extremo del mundo,  hoy casi 6 meses después nos toca nuestras espaldas  y vemos cómo familiares de amigos cercanos han partido de este mundo sin poder despedirse, es lamentable!.

Mi nombre es Lizeth Cueter arquitecta y diseñadora de modas, desde hace 5 años me dedico solo al diseño de modas y para los que no saben de mi marca me dedico a la construcción de piezas para fechas especiales, hago prendas exclusivas para bodas, grados, y todo tipo de vestuario para eventos que enmarcan felicidad en una persona, por lo general son prendas llenas de mucho brillo e impecables Cortes.

Pero, ¿por qué usar la palabra salvación en medio de esta crisis?, Bueno, aquí es donde quiero abrir mi corazón y contarles el por qué. Exactamente el 8 de enero realice juiciosa como todos los años  la programación de este año 2020, este número en particular significaba para mí mucha fuerza , había decidido expandirme y posicionar a nivel nacional mi marca, hice un cuadro de metas y proyecciones, y sentía en mi corazón que sería un año excelente!

Luego el 25 de marzo  fecha en la que empezó la cuarentena obligatoria en todo el país, les cuento, fueron 10 días de estrés absoluto porque sentía que todo lo que había planeado iba a quedar en papeles y simples visiónes que al pasar los días se veían más nublosas, creo que los primeros 20 días el pánico me abrumò y me imposibilitó  buscar una alternativa inmediata para que mi empresa siguiera en pie, cuestionaba a mi imaginación y me decía , busca una forma de reinventarte, necesitas suplir muchas necesidades y no puedes quedarte de brazos cruzados.

Si todo mi trabajo dependía de las fiestas y eventos, ¿qué iba a hacer?, sabía desde un inicio que esta cuarentena  se iba a extender mucho más tiempo del que dijeron inicialmente y esto me llenaba de incertidumbre y mucho más miedo. Creo que la incertidumbre nos hace asumir solo pensamientos negativos, siempre visualizamos o nos inclinamos más por pensar que nos va ir mal, y no les miento siempre he sido positiva y soñadora, pero en esta ocasión toda esa cualidad se dejó ganar del miedo.

Un día de esos de encierro absoluto donde ya mi piel estaba un poco más blanca por falta de sol, analicé el comportamiento diario de mi papá, lo noté  algo tranquilo y muy positivo ante esta situación, me di cuenta que los afanes muchas veces nos traen cansancio, y si , sé que es una frase de cajón  pero sostengo que entre decir y actuar hay un gran abismo por qué suena fácil decirquiero algo, pero ve y consíguelo !.

Justo en ese momento deje de preocuparme por él futuro,  y empecé a vivir el presente, me tome unos días para re encontrarme conmigo misma, para reestructurar mis planes, casi todos eran de conseguir metas materiales, me había olvidado de algunas cuentas por saldar  conmigo misma y empecé a depurar cada una de esas cosas mentales que bloqueaban mi crecimiento personal, y que mil veces cohibieron mi felicidad.

Me di cuenta que lo que realmente vale la pena es tener lo básico y para mí lo básico es tener salud, tener a mi familia a mi lado, comida en la mesa y un techo digno, lo demás es necesariamente innecesario, miles de carteras, zapatos y lujos en mi armario sin usar, mil amistades momentáneas que desaparecierony que sólo han quedado las verdaderas.

Hoy, a pesar de que me ha tocado trabajar el doble me siento más feliz que antes porque esta lección que el destino o Dios nos puso en nuestro camino fue para darnos una pausa a esa vida llena de afanes insatisfactorios, porque esta batalla me ha hecho más fuerte, más guerrera y más consciente  de que en la crisis es donde verdaderamente medimos  nuestras capacidades, y lo rescilientes que somos por salir  adelante en medio de la adversidad.

Más que un artículo finalmente mi intención es contarles que esta cuarentena provocó un alto positivo y reconfortante en mi vida,  algo que necesitaba vivir para darme cuenta que debía empezar a ver conmayor valor las cosas simples y genuinas.

 

Liz Cueter

CEO Lizeth Cueter

Diseñadora de moda / Arquitecta

DESCARGAR COLUMNA

Un comentario de “La pandemia: mi salvación!

  1. Manan dice:

    Me alegra leer tu artículo motivador Liz. Yo también comparto tu pensamiento que la cuarentena ha ayudado a miles de millones de personas al nivel mundial con reinventar su salud, su familia, su profesión, sus relaciones, etc. Sumando a eso, este tipo de artículos ayudan mucho más a los que siguen desmotivados. Todo lo que vale la pena hacerlo no es fácil!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?