LA SIRENITA LILIA, UN LIBRO PARA LEER Y RECOMENDAR

La sirenita Lilia Es el título de un hermoso libro en el que se pueden divisar varias temáticas sociales y sicológicas de particular importancia: el rapto de los niños que habitan en las playas de la Alta Guajira, el dolor que causa la desaparición de un ser querido y el drama de quien es alejado de su entorno, separado de su familia y criado en un entorno diferente al suyo.

La autora es Luz Karime Arends Cerchar explora los intrincados caminos del dolor incrustado en el corazón de una madre desposeída de una de sus más preciosas joyas, desnuda los padecimientos del paciente wayûu cuando es trasladado a otra ciudad en donde no entienden sus costumbres ni su idioma, y plantea las dudas y las preguntas casi siempre sin respuestas que se plantean quienes son adoptados cuando descubren que algunas piezas sueltes de su textura genética y sicológica no engranan con las características de los padres a quienes han considerado siempre como sus verdaderos padres.

El drama de Lilia González Gouriyú, como se llamaba cuando era niña o de María   del Rosario Dueñas, nombre que se le asignó en el hogar en donde la   criaron, es el mismo de una persona que constantemente se cuestiona a sí misma por las marcadas diferencias físicas y emocionales que existen entre ella y quienes le rodean y nos hace recordar la fábula del águila que se crió en medio de las gallinas, con la diferencia de que ella nunca se olvidó de ser águila  y, en cambio, se inició una constante búsqueda para regresar al nido materno de donde nunca debió haber salido.

La desaparición de un ser querido es el preámbulo de la tragedia o la tragedia misma vestida de incertidumbre, duda, dolor, insomnio, desequilibrio emocional, esperanzas casi siempre fallidas y un duelo que nunca termina de elaborarse. Por todo eso pasó la familia de la niña que un día de mediados del siglo XX fue recogida por la tripulación de un barco en la playa cercana a Puuttuna, Alta Guajira, y trasladada a Cartagena en donde fue entregada a una familia que la crió como su propia hija, pero sin interesarse nunca en devolverla a los suyos.

En los alrededores de la playa donde la niña fue vista por última vez empezó a tejerse la leyenda de “la sirenita Lilia”, una bella niña wayûu a quien el mar había invitado a entrar en sus aguas para después convertirla en sirena.

Sin embrago, el libro de Luz Karime Arends, devela la verdadera historia y en unas pocas páginas logra enhebrar un vibrante relato que termina de una manera muy singular.

Por supuesto que no vamos a revelar ese final, que el lector podrá conocer gracias a que el Fondo Mixto para la Promoción de las Artes y la Cultura de La Guajira lo ofrece de manera gratuita en esta dirección:

https://www.fondomixtoguajira.com.co/download/la-sirenita-lilia/

La autora del libro es mi exalumna del SENA Luz Karime Arends Cerchar, una acuciosa trabajadora social, nativa de Uribia, en el seno de una familia wayûu de la comunidad de Taroa, resguardo de la Alta y Media Guajira, quien promete convertirse en una perpicaz investigadora que, de seguro, nos sorprenderá cuando vuelva a contarnos nuevas historias que hoy están sepultadas bajo las arenas del olvido o bien guardadas en el cofre de alguna sirenita misteriosa en las playas de Puuttuna.

 

Alejandro Rutto

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?