LA VENEZOLANIZACION DE COLOMBIA

El fracaso de las naciones no es exclusivo de regímenes de extrema izquierda, la ruina y la debacle asolan por igual países donde se ha implantado la extrema derecha. Los extremos caudillistas desmantelan libertades políticas, arrasan con el progreso hasta implotar los países. Paradójicas, pero similares las actitudes y comportamientos de ambos extremos. Coinciden en la exaltación y el culto a la personalidad. Los dos proponen la construcción de una sociedad perfecta o utopía que justifica sacrificios, corrupciones, violaciones de derechos humanos, destrucción de libertades económicas desembocando en auténticas distopias. Colombia viene transitando una senda autoritaria peligrosa, arrebatos dictatoriales que sigilosamente socavan su estructura democrática, merodeamos una hecatombe institucional. La letanía y la litúrgica Castrochavista es un escupitajo hacia arriba. Mecanismo de proyección llaman en Psicología. La perpetuación y obsesión por el poder otro rasgo distintivo.

 Uribe y Chávez tuvieron la fortuna de contar en sus respectivos gobiernos con abundantes recursos provenientes de las bonanzas de los commodities. Trascendido el espejismo inicial, sucediendo con el chavismo allá, ocurriendo con el uribismo aquí, por interpuestas personas, esos regímenes extremistas están socavando social, política y económicamente sus sociedades. Prerrogativas y usufructo del poder por la camarilla cercana al caudillo, el monopolio institucional abona y exacerba la corrupción, anula la trasparencia, propicia una estructura tributaria regresiva, desincentiva la iniciativa individual,  desalienta las motivaciones hacia la competitividad. Los aterradores niveles de corrupción han repercutido en el descenso en términos de competitividad, pasamos del lugar 61 en 2014 al 66 en el 2018. La corrupción desvía recursos y esfuerzos públicos, implica un enorme costo de oportunidad en términos de calidad y atención en salud, educación e infraestructura. La corrupción va aparejada con la debilidad del sistema judicial. La apuesta por la competitividad debe contar con una fuerte institucionalidad, el gobierno hace lo opuesto.

El DANE acaba de reportar que las personas en situación de pobreza aumentaron 661,890, mientras aquellas por debajo de la línea de pobreza extrema aumentaron 728,995. Un consolidado de 17,5 millones de persona en condición de pobreza extrema. El manejo económico y social durante la pandemia ha sido errático, contraproducente, el gobierno descartó el estímulo a la demanda mediante una renta básica directa a los más vulnerables, optó por incentivar la oferta. Fuimos uno de los países de la región que destinó los menores porcentajes del PIB para atender la crisis. Con argumentos peregrinos prefirieron prestarle US 370 millones a AVIANCA, empresa extranjera, con sede en el exterior, la justificación:  proteger e impedir la destrucción de empleos. La empresa acaba de anunciar que va a reducir su planta de personal de 20,000 a 14,000. Trasladaron alrededor de 9 billones de pesos para ser administrados por el poderoso sector financiero, supuestamente orientados a estimular a las micros y pequeñas empresas. Imperiosa ineficacia, debido a lo engorroso de la tramitología, a la incapacidad de los pequeños para cumplir con los requisitos y acceder, esas líneas crediticias terminaron en manos de grandes empresarios. La caída del 8,2% del PIB en Colombia superará al promedio regional que según el FMI será del 8,1%.

Comparaciones puntuales:

  • Caudillismo a ultranza. Chávez allá, Uribe aquí
  • El que dijo Chávez allá, el que dijo Uribe aquí
  • Dependencia estructural del petróleo allá. Destrucción del aparato económico diversificado en pro de la minería aquí.
  • Cooptación de órganos y demás ramas del poder allá. Excepto la Asamblea Legislativa. Cooptación de órganos y demás ramas del poder aquí. Excepto la Corte Suprema.
  • Ausencia de controles allá. Ausencia de controles aquí.
  • Violación de derechos humanos allá. Violación de derechos humanos aquí
  • Fiscal de bolsillo allá. Fiscal de bolsillo aquí
  • Procurador del régimen allá. Procuradora del régimen aquí
  • Control de organismos electorales allá. Control de organismos electorales aquí.
  • Allá gobierna un sancocho de extrema izquierda, aquí gobierna un sancocho de extrema derecha.

Coletilla:  los extremos se tocan, la reflexión no se reduce a la lógica geométrica, en política sirve para ilustrar la destrucción del futuro por los extremos. El chavismo fue el cenit de la política en Venezuela, el Uribismo la cúspide política local. Nunca segundas versiones fueron buenas. Ambas corrientes están dando al traste con sus respectivos países.

 

JOSE LUIS ARREDONDO MEJIA

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?