UN ¡NO! QUE TE CATAPULTA AL ÉXITO

¿Cuántos de los que hoy me leen amanecieron con ganas de rendirse, por los constantes “NO” en medio de la lucha por tus sueños? Es como si fueras ganando el partido de la vida y en el último minuto, te anotan un gol que te hace perder el campeonato.

Conozco muchas historias de personajes que se enfrentaron a muchos “NO” en la vida y que volvieron a empezar una y otra vez, hasta que uno de esos nuevos comienzos trajo el regalo por el que tanto habían luchado. Como la historia de un joven que desde los 12 años empezó a soñar. Él en cinco oportunidades intentó crear compañías de automóviles y las cinco se fueron a la quiebra, sin embargo, en su sexto intento logró el éxito, con la empresa que hasta el día de hoy lleva su nombre; él fue Henry Ford. Por otro lado, un inquieto dibujante una vez intentó trabajar en periódicos y diferentes empresas en las que le manifestaban que no sabía dibujar, hasta que un día confundido y escondido en el garaje de su casa, vio pasar a un ratón, que decidió dibujar y de él nació una famosa caricatura que hoy es leyenda “Mickey Mouse”. Una joven Barranquillera con un tono particular en su voz, fue rechazada en su grupo de coro y en innumerables oportunidades le decían que no sabía cantar, ella hoy es una de las colombianas más exitosa a nivel mundial: “Shakira”.

Michael Jordán, contó que fue rechazado por su equipo de baloncesto, porque le decían que no tenía puntería. En una entrevista manifestó que había fallado 9 mil tiros en su carrera, perdió 300 juegos, en 26 ocasiones le confiaron el tiro ganador y los falló, pero siempre siguió firme en su pasión y hoy es uno de los más grandes deportistas de la historia.

¿Y a ti, que NO en la vida te ha quitado las ganas de seguir? La resignación te roba los sueños y la perseverancia te los devuelve, al rendirnos le estamos entregando nuestras ganas al viento, para que se las lleve lejos de la fe, la motivación y de la esperanza. No le hagas funeral a tus sueños, cuando lo que merecen de ti es una gran celebración de expectativa, por traer con ellos, lo que tanto has querido lograr. En este año, son innumerables los retos a los que nos hemos enfrentado, se nos desordenó la vida, muchos perdimos el norte y nos enfrentamos a nuevas rutinas y retos que trajeron consigo el desespero y la desesperanza, porque los cambios repentinos de la vida a veces suelen dejarnos fríos, perdidos y sin anhelos de avanzar, pero vale la pena inspirarnos en esas personas que volvieron a empezar aun estando en las ruinas, porque creyeron tanto en sus sueños que convencieron a todos aquellos que los creían incapaces.

Todo esto me lleva a enfatizar en una frase que una vez leí: “Es mejor estar preparados para algo que no va a suceder, que suceda algo para lo que no estamos preparados”. Hay sueños en nuestra vida que no deben ser una opción sino un propósito inaplazable, por el cual debemos siempre volver a empezar.

Seamos como los jugadores de futbol, que arriban a la cancha sabiendo que pueden ganar o perder el campeonato, porque no hay garantías de que nos vaya bien en lo que intentemos, pero el solo hecho de intentarlo denota valentía en nuestro espíritu.  El temor a los fracasos nos detiene, pero volver a empezar es nuestra única opción luego de esta pandemia, luego de ese divorcio, luego de esa pérdida del ser querido, luego de esa pérdida de empleo. Volver a empezar es la única garantía de que todos esos “NO” de la vida, no son el final de la vida misma.

Querido lector, si no te tomas enserio tus sueños, nadie va a creer en ellos; recuerda que los NO de Dios y de la vida también son una bendición que remueve tu fe y tu perseverancia para catapultarte al éxito.

 

JAIMELIS FONSECA SIERRA

 

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?