¿CÓMO LE FUE A DUQUE CON EL NARCOTRÁFICO Y LA CORRUPCIÓN?

El ex Senador de la República Ernesto Macías Tovar publicó el año pasado el libro “Resiliencia” donde da un balance muy positivo de la Presidencia de su amigo Iván Duque Márquez. Macías trata en varios capítulos los momentos más complejos del gobierno Duque como la pandemia del COVID 19, el arresto de Álvaro Uribe, la migración venezolana, o las fuertes protestas sociales en 2021.  Existe un consenso de que en temas como migración y medio ambiente el gobierno ha tenido logros excepcionales. En este texto, sin embargo, nos enfocamos en su gestión con respecto al narcotráfico y la corrupción.

Si miramos las cifras relacionadas al narcotráfico, el panorama es más que preocupante. La Oficina de Política Nacional para el Control de las Drogas de los Estados Unidos (ONDCP) dio a conocer que entre los años 2018 y 2022 los cultivos ilegales aumentaron en un 11.11%. En 2018 Duque recibió el país con la entonces cifra récord de 208.000 hectáreas, ya En 2021 Colombia la cifra era de 234.000 hectáreas. Estas cifras demuestran que Colombia sigue perdiendo la lucha contra la narco oligarquía la cual sabe aumentar su capacidad para infiltrar las instituciones y la sociedad del país.

Además, el uso del glifosato no se retomó en el gobierno Duque porque un fallo de la Corte Constitucional lo prohibió.

Si hablamos de narcotráfico no podemos fijarnos solo en los cultivos. La producción de las drogas ilícitas es de mayor valor informativo. Según el mismo informe de la ONDCP, la producción de coca también aumentó en los últimos años de 869 toneladas métricas en 2018 a 972 en 2021. Eso nos pone en el triste primer lugar antes de Perú con 785 toneladas y Bolivia con 317 toneladas.

La captura del capo Otoniel del Clan del Golfo fue un golpe duro a la narco oligarquía, pero estos éxitos suelen ser efímeros. Como bien se sabe, cada capo capturado abre oportunidades para un sucesor.

El narcotráfico a menudo va mano en mano con la corrupción, y son estos los dos temas que para muchos representan los problemas más grandes del país. En el índice de la percepción de corrupción, publicado anualmente por Transparency International, se puede ver que Colombia ocupa el puesto 87 de 180 para el año 2021 mientras que en el 2018 ocupó el puesto 99. A primera vista esto indica un mejoramiento de Colombia en este aspecto. Sin embargo, estos rankings se deben analizar con más profundidad porque es posible que otros países empeoraron con la corrupción y cayeron en el ranking mientras que la corrupción en Colombia siguió igual o empeoró menos que en otros países del ranking.

El gobierno Duque no será recordado por los grandes escándalos de corrupción como el caso Odebrecht del gobierno anterior. No obstante, tampoco pudo evitar el “caso MinTic” donde alrededor de 70.000 millones de pesos fueron embolatados en el contrato de Centro Poblados. En este episodio la entonces ministra Karen Abudinen tuvo que renunciar y la oposición aprovechó el momento para posicionar la palabra “abudinear” como sinónimo de corrupción.

Ya saliendo del gobierno se llegó a conocer sobre el posible desfalco de una alta cifra de dineros que fueron destinados para implementar el Acuerdo de Paz. La noticia sigue en desarrollo al momento de escribir el texto.

En resumen, vemos que la corrupción y el narcotráfico no fueron combatidos de manera satisfecha, aunque hay indicadores para concluir que el gobierno Duque fue “menos corrupto” que el anterior. Ahora el gobierno actual tiene el gran reto de cumplir sus promesas de campaña para solucionar estos problemas que impiden el progreso del país.

 

Andreas Mariano Althoff Ospina

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?