ASOMBROSO REPUNTE DE RH

Me sorprende que muchas personas asociadas a la candidatura del Pacto Histórico señalan que se ha venido abajo la candidatura del representante del movimiento político Liga de Gobernantes Anticorrupción, cuando la realidad muestra lo contrario. En las pasadas elecciones el candidato de la izquierda Gustavo Petro fue el más votado en la primera vuelta, con un 40% de los votos, seguido del ingeniero Rodolfo Hernández, con el 28% lo que les aseguró su cupo a disputarse la elección presidencial este 19 de junio; lo asombroso y que contradice a los amigos del PH es que la intención de voto de los colombianos en este momento es más cercana a respaldar a Hernández Suarez, incluso superando a Petro Urrego por varios puntos porcentuales.

Una vez acabadas las arengas “Fico es Uribe” “Duque marioneta” “La culpa de todo la tiene “Fico + Duque + Uribe”  a los estrategas de la orilla recalcitrante se les acabó el discurso para conectar con el pueblo, quien lo único que desea es salir urgente de esta guerra de extremos y allí precisamente conectó perfectamente el señor Rodolfo Hernández con los colombianos, a través de una propuesta con ideas de fácil comprensión condensada en cuatro palabras”: “No robar, no mentir, no traicionar y cero impunidad”, eso es imposible dirán algunos pero como dice el candidato “la corrupción es un cáncer que si no extirpamos, esto no sobrevive”.

En cualquier esquina de las calles colombianas hoy se habla sobre el hombre que por primera vez se decidió quitarle la chequera a los corruptos, a reducir la burocracia y el tamaño del Estado, a disminuir el salario, además de  quitarle carro y celulares entre otros privilegios a los funcionarios del Estado, lo que lo catapultó entre empresariado y clase media. En reiteradas intervenciones, el Ingeniero, ha manifestado que la situación de pobreza se resuelve con la creación de empresa y empleo, acompañado de grandes intervenciones sociales y no con reformas tributarias las cuales son ineficientes para lograr su pretendido mientras que los políticos se sigan robando la plata, es un tema de tanta sensibilidad que tocó las fibras de la mayoría de los votantes de estratos 0, 1 y 2 que ven en él una esperanza.

Ese asombroso repunte es también evidente en La Guajira, Magdalena y el Cesar donde con seguridad va a ganar el Ingeniero, pues el entusiasmo se vive fervientemente en las calles donde las pancartas, afiches, camisetas pagadas por voluntarios que adquieren su kit en cualquier agencia de publicidad, ha sido una bola de nieve que viene creciendo. Por el contrario, la otra orilla está quieta sin estrategias, solo con el desacierto de hablar mal del candidato, pagar publirreportajes en los medios de comunicación y organizando la logística como lo hacían a quienes ellos criticaban. La emoción de Jorge “El Negro “ Díaz primer Rodolfista de la Guajira hace algunos años, es evidente y en Valledupar ni se diga, gracias a la incansable Surelis Pana Torres, quien en primera vuelta vio los resultados a tanto esfuerzo; sin olvidar a los jóvenes del Magdalena que decidieron apoyar lejos de las maquinarias.  

Los líderes del Frente Amplio creado en cada una de las capitales de esos tres departamentos sin propuestas se han dedicado a ridiculizar la edad, a jugar con el dolor de su hija desaparecida y a buscar sin cuartel cualquier episodio personal para tratar de desdibujar la figura de quien seguramente será el Presidente de Colombia desde el 7 de agosto de 2022. Convencidos de esto, los millares de voluntarios de la campaña de Rodolfo Hernández han visto la oportunidad para que en respuesta a las canalladas utilizadas se salga masivamente a explicar a los indecisos, a quienes votaron por otras opciones en primera vuelta y a los abstencionistas las propuestas de gobierno.

Para su conocimiento les dejó parte del preámbulo de la propuesta de gobierno del Candidato Rodolfo Hernández:

Con los corruptos, ¡cero impunidad! Los recursos públicos son sagrados. De la mano de una justicia sólida, efectiva y libre de vicios, tendremos cero tolerancias con quienes promuevan la cultura de la ilegalidad. Lo más importante es saber que todo esto que planteamos se puede hacer con los recursos de que dispone la Nación. El presupuesto público se ha derrochado y se lo han robado por mucho tiempo, es la hora de cuidarlo. El pueblo colombiano necesita una oportunidad. Es innegable la deuda histórica que el Estado tiene con él. Ya es hora de que reciba de vuelta todo lo que le han robado, que se le dignifique desde su propia humanidad.

Es hora de un líder serio que cumpla sus compromisos con Colombia, un presidente que le ponga el pecho al futuro del país. Nuestro programa tiene definidos cinco frentes de acción, 35 ejes temáticos y más  de 100 líneas de trabajo, pensadas y formuladas con plena convicción, disposición, entereza y pulcritud, para devolverle a Colombia la dignidad que por tanto tiempo le ha sido negada. Pero un programa tan completo requiere de un esfuerzo económico mayor y del compromiso de todos los actores involucrados; por eso es imperativo deshacernos de gastos administrativos innecesarios, de burocracia alcahueta, de impuestos “mal puestos”, de tanto derroche en lo público… ¡necesitamos un presupuesto responsable! Por  eso, llegó el momento de firmar un Nuevo Contrato Social con Colombia. Un contrato sagrado, ambicioso y alcanzable, resultado de un trabajo honesto para asegurar la dignidad, la libertad y el respeto por el pueblo: ¡esta es la paz real!

 

Adaulfo Manjarrés Mejía

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?