EL TALENTO GUAJIRO

Otro guajiro, de pura cepa, nos enaltece y nos hace sentir orgullosos de serlo, poniendo en alto el nombre de nuestra península y es objeto de la admiración y el reconocimiento de propios y de extraños a nuestro terruño. Se trata de Camilo Iguarán Campo, quien acaba de asumir el Viceministerio del Deporte, integrando una dupla descollante del deporte colombiano con la Ministra María Isabel Urrutia, la vallecaucana que se coronó de gloria en Sidney alzándose con la primera medalla de oro en los Juegos Olímpicos para Colombia.

Camilo, al igual que nuestro juglar Carlos Huertas, nació en Dibulla frente al mar Caribe, desde donde partió para triunfar, igual que lo hiciera su hermano Arnoldo, más conocido en el mundo del deporte como El guajiro Iguarán, el goleador, el verdugo de los porteros, gloria y figura estelar de la Selección y además ícono del futbol colombiano, cuya fama trascendió los límites de nuestro país.

Este joven talentoso ha hecho de su versatilidad su principal virtud, fincada en el estudio, en la preparación, en la férrea disciplina, siempre con objetivos claros y definidos. Desde su temprana edad se percató que este era el único camino para escapar de la trampa de la pobreza y utilizando la expresión del gran escritor Jorge Zalamea en su poema El gran salto, él saltó sobre sus propias fronteras y limitaciones pues ya no cabía en ellas, para erigirse en una figura enhiesta y apabullante, referente obligado para las actuales y futuras generaciones. Él, con su asiduidad y consagración al deporte predica con el ejemplo y le está diciendo a los jóvenes que no hay empresas imposibles sino hombres incapaces.

Él es una figura ejemplar y ejemplarizante de mi aserto de que el éxito en la vida es un cruce de caminos entre la oportunidad y la preparación. Se nos podrán presentar muchas oportunidades, tocando a nuestras puertas, pero sino estamos preparados ella sigue de largo y nos deja parqueados en la vera del camino. Eso lo comprendió él a su debido tiempo y se dispuso a cultivar su inteligencia y a poner está al servicio de lo que lo cautivaba desde niño, el deporte, que para él más que un juego es la catapulta que ha hecho posible que tantos colombianos de origen humilde como él hayan podido salir del ostracismo, del anonimato, al estrellato, como lo viene haciendo otro guajiro que brilla con luz propia, para sorpresa del mundo entero, en el futbol europeo por su sobresaliente desempeño en la cancha, el driblador, el goleador del Liverpool Lucho Díaz. ¡El único colombiano que figura en el tráiler oficial FIFA 23!

Camilo, además de comunicador social y administrador deportivo, es especialista en gestión pública, con maestría en gobierno, políticas públicas y desarrollo territorial. También estudió relaciones industriales en el SENA y pasó por la Universidad Manuel Fajardo en Cuba para cursar y prepararse en Dirección deportiva. Me comentaba él en una amena charla que compartimos en familia que trabó una gran amistad con el hoy Presidente de la República Gustavo Petro, hasta convertirse en su pana, quien frecuentaba visitarlo en el modesto apartamento en donde vivía y no por simple coincidencia siempre lo encontraba estudiando, quemándose las pestañas. Y a la pregunta de su amigo de qué hacía, su respuesta siempre fue “aquí preparándome para cuando usted sea Presidente”. Sus palabras resultaron premonitorias, ahora el estudioso estudiante es el flamante Viceministro del Deporte.

Camilo alternaba sus estudios, su aplicación a los libros, con sus emprendimientos deportivos como medios para financiárselos, porque si bien contó siempre con el apoyo de sus padres y de sus 3 hermanos sus recursos siempre han sido precarios. Él ha sido un gran gestor, investigador y formador deportivo de varias generaciones durante las últimas tres décadas. Se inició como licenciado el locución, con énfasis en la crónica deportiva, siendo catalogado como el mejor cronista deportivo de La Guajira en 1989.  

Cabe destacar entre sus iniciativas la fundación de la Escuela de Futbol Arnoldo Iguarán, en homenaje a su hermano Arnoldo, la cual cuenta con sendas sedes en La guajira y en Bogotá. Por ella han pasado figuras tan destacadas como Lucho Díaz. Él ha sido entrenador de más de 500 entrenadores deportivos en distintas disciplinas, de profesores de educación física, formador y forjador de dirigentes y monitores deportivos. Además, fungió como Director del primer Diplomado en administración deportiva de Educación superior CUN en el año 2000, en la que fue además conferencista y catedrático. Y cómo no destacar también su paso por el Instituto distrital de recreación y deportes (IDRD), en la actual administración de la Alcaldesa Claudia López, en su calidad de administrador profesional de Escenarios deportivos.

Su brillante desempeño en todas estas tareas le han valido el reconocimiento de sus pares y muchos galardones. En el año 2000 fue seleccionado por ACORD Bogotá y el IDRD como director de la Mejor Escuela de formación deportiva. En el año 2020 la Universidad Distrital, a través de la Facultad de administración deportiva, lo distinguió con la medalla del Éxito empresarial. Se graduó con honores en la Especialización en gestión pública de la UNAD, también en 2020, en plena pandemia. Y, cómo no, en su tierra, que es la misma mía, fue reconocido en 2013 como el Mejor dirigente deportivo por parte de la Fundación PROGUAJIRA.

Amylkar D. Acosta M

[1] Miembro de Número de la ACCE

http://www.amylkaracosta.net 

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?