PETRO IMPARABLE

La reciente encuesta de Invamer demuestra que se avecina un nuevo fenómeno político que sepultara el uribismo que ha dominado los últimos 20 años el poder en Colombia, las cifras son contundentes, Gustavo Petro en intención de voto presidencial llega al 44%, seguido por Sergio Fajardo 15% que bajó 3 puntos y comienza a flaquear, Rodolfo Hernández se desinfla lentamente 13%, “Fico” Gutiérrez y Oscar Iván Zuluaga están empatados en 8% que demuestra la crisis aguda que vive la derecha, pero más allá de los resultados son los porcentajes del Pacto Histórico que lidera las consultas con un 38 % algo que augura una votación muy grande que puede ser cercana a los 6 millones de votos, algo histórico que ni el mismo Álvaro Uribe en su mejor momento sacó cuando fue cabeza de lista, lo que se traduciría en muchos escaños al congreso, entre 20 y 25 lo que le daría licencia para gobernar, sería un mandato claro de un país que agoniza por el hambre, el desempleo, la inseguridad, la inflación y las falta de oportunidades.

Y si a eso le súmanos la alianza que está muy adelantada con el partido Liberal, que estaría en 15 senadores, lo que le podría representar sumar 1,5 millones de votos más, podría ser un triunfo arrollador de Petro en la primera vuelta que iría moldeando las mayorías para tener un congreso con quien trabajar desde el 7 agosto para adelantar las reformas urgentes del país como lo son la salud, la justicia, la política, la pensional y muchos más tramites que serían adelantados en el mejor ambiente, además que será un Congreso bastante renovado porque la alianza Verde podría estar entre 12 y 14 senadores, los sectores cristianos estarían bordeando 8 senadores, más el nuevo liberalismo que podría estar en 5 senadores y la Fuerza ciudadana de Carlos Caicedo alcanzando el umbral con 5 senadores, más una lista feminista que puede estar alcanzando 6 senadores, y sectores tradicionales que mantendrían su votación como el Partido Conservador con 14 senadores y Cambio Radical con 12 senadores lo que le conviene a Didier Lobo que podría estar saliendo con 95.000 votos, arrastrado, pero saliendo, quienes van a bajar muy duro, son el Centro Democrático y la U en 8 senadores, lo que puede dificultar la salida de Alfredo de Luque y José Alfredo Gnecco que deben estar sacando 110.000 votos para salir, a comprar votos estilo gato volador, porque si no se quedan muchachos.

Lo que viene en Colombia es un cambio con una nueva óptica política para el país con Gustavo Petro, dependerá de su liderazgo y del equipo de gobierno que arme, así serán sus resultados, pretender cambiar de un tajo algo que viene mal desde hace más de 20 años será muy difícil, creo que imposible, pero si logra sentar unas bases desde la lucha anticorrupción y si asume la responsabilidad de recuperar la unidad del país, para poder gobernar sin odios y revanchismo, lograra recuperar la esperanza de la gente y eso será clave para navegar por aguas tranquilas, Petro deberá alejar los miedos y fantasmas que rodean a algún sector de la población y generar confianza para concentrarse en las necesidades más urgentes de la gente, el hambre, la violencia y fortalecer el empleo que este gobierno de Duque dejo a un lado.

La invitación es salir a votar, para fortalecer nuestra democracia, a votar por quien quiera, pero a votar y respetar los resultados para que se acabe tanta polarización que tanto daño nos ha hecho. Se va el Uribismo y soplan vientos de cambio.

Jacobo Solano Cerchiaro

DESCARGAR COLUMNA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿ Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?